Cádiz CF Sin dos muros de contención

  • Cervera afrontará por segunda vez esta temporada un partido con las bajas de Fali y Garrido, fundamentales para el engranaje y buen funcionamiento del sistema defensivo

Fali Giménez y Jon Ander Garrido combinan el balón durante una sesión de entrenamiento en El Rosal. Fali Giménez y Jon Ander Garrido combinan el balón durante una sesión de entrenamiento en El Rosal.

Fali Giménez y Jon Ander Garrido combinan el balón durante una sesión de entrenamiento en El Rosal. / Jesús Marín

El Cádiz afrontará este viernes la visita al Lugo con la ausencia de dos jugadores fijos en el once de Álvaro Cervera, dos futbolistas con mucho peso en el engranaje defensivo del equipo gaditano, diríase que fundamentales en las labores de contención.

En efecto, Fali Giménez y Jon Ander Garrido no podrán intervenir en el desplazamiento a tierras gallegas, el central por sanción federativa, al tener que cumplir un partido de castigo por acumulación de cartulinas amarillas, y el pivote por una microrrotura de fibras que le mantiene en el dique seco desde el enfrentamiento de El Molinón con el Sporting de Gijón. Una vez confirmada su lesión, desde el club no trascendió ningún plazo de recuperación, pero por lo visto en dolencias similares, resultaría poco menos que una sorpresa que regresara antes de dos semanas.

La situación, complicada no sólo por lo que representan en los esquemas sino por lo que transmiten más allá de la seguridad, encuentra cierto alivio en el regreso del centrocampista roteño José Mari, que se perdió el derbi andaluz del pasado sábado con el Almería por sanción, y en la disponibilidad para el eje de la retaguardia tanto del argentino Marcos Mauro, una garantía siempre que ha actuado, como del suizo Jean Pierre Rhyner.

Así y todo, la imposibilidad de alinear a Fali y Garrido, a ambos al mismo tiempo, a buen seguro tuerce el gesto del técnico, consciente de lo que aportan el valenciano y el vasco cuando se trata de alejar el peligro, de achicar balones llegado el caso, de mantener el esférico a distancia de las inmediaciones de Alberto Cifuentes, en suma.

En este sentido, cabe recordar que la única vez en la que no pudieron jugar ninguno de los dos, en el choque de la jornada 23 frente al Mirandés en el Ramón de Carranza, pasó lo que pasó. El Cádiz vencía por 3-1 en el minuto 90 y en la prolongación el conjunto burgalés marcó dos goles...

Ambos coincidieron como ausencias en el inexplicable empate cedido con el Mirandés

Juegue quien juegue en el Anxo Carro, el titular de la Tacita de Plata se queda sin dos baluartes en su intento de consolidar la situación de privilegio con la que concluyó la jornada 30 el pasado fin de semana, tras el triunfo sobre el Almería (2-1). El empate del Zaragoza en Santander ante el Racing (2-2), del Huesca en su feudo con el Extremadura (2-2) y del Girona en Anduva (1-1) permite al líder aventajar en tres puntos al segundo clasificado, los maños; en ocho al tercero, los almerienses, y al cuarto, los oscenses, y en nueve al quinto, los catalanes, que a día de hoy se presentan como los principales rivales en la lucha por el ascenso directo a Primera División.

Aunque las citadas bajas no afectan lo más mínimo al dibujo, el carácter de Fali, su contundencia, cómo contagia a los compañeros, y la disciplina táctica y capacidad para abarcar espacios de Garrido, amén de su experiencia, se antojan difícil de sustituir, por más que los integrantes de la plantilla llamados a ocupar su puesto se hallen sobradamente capacitados para realizar la función.

De hecho, Mauro ha cumplido siempre con nota y, tras completar un magnífico papel la anterior campaña, en la presente Liga sólo los problemas físicos, y también el aterrizaje de Juan Cala, le han impedido asumir más protagonismo. Por su parte, Edu Ramos ofrece un excelente rendimiento cada vez que salta al campo y si no lo hace en más ocasiones como titular sólo es por el nivel de los que tiene por delante. Como en alguna ocasión ha dicho el propio Cervera, sería titular en cualquier equipo de la categoría.

En principio, uno y otro están llamados a suplir a los dos ausentes, dos hombres cuyos números hablan por sí solos de su importancia en este Cádiz. Garrido ha disputado hasta la fecha 24 partidos, 22 de ellos como titular, totalizando 1.794 minutos sobre el césped (el octavo que más de la plantilla) en los que ha anotado un tanto y ha visto siete tarjetas. Fali, por su lado, ha disputado 23 encuentros, 22 como titular, con 1.956 minutos (sexto que más de la plantilla) en los que ha marcado un gol y le han mostrado 10 cartulinas.

Registros de titularísimos, de jugadores muy importantes cuya baja hay que superar sí o sí. No hay otra para afrontar la visita al Lugo con confianza, con serenidad pero también con ambición. Los gallegos, que pelean por la permanencia, atraviesan un buen momento. Pero los cadistas aspiran este curso a lo máximo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios