Cádiz CF El motivo por el que el Cádiz lo tendrá muy complicado en el Nuevo Los Cármenes

  • El Granada es el equipo menos goleado de la categoría y ha dejado su portería a cero en casi la mitad de las jornadas disputadas

Un momento de tensión en el Cádiz-Granada de la primera vuelta (0-0). Un momento de tensión en el Cádiz-Granada de la primera vuelta (0-0).

Un momento de tensión en el Cádiz-Granada de la primera vuelta (0-0). / Jesús Marín

Complicadísima tarea la que se le presenta por delante al Cádiz este domingo en el Nuevo Los Cármenes. La visita al Granada representa un auténtico examen final por lo que se refiere a las posibilidades de clasificación para la fase de ascenso a Primera División. Una victoria supondría un puñetazo en la mesa de tal calibre que prácticamente nadie dudaría de que el play-off se tendría al alcance de la mano. Un empate permitiría asegurar una semana más la permanencia entre los seis mejores de LaLiga 1|2|3. Pero una derrota conllevaría asumir el riesgo de que los perseguidores, Deportivo y Oviedo, puedan dar caza a los amarillos y sacarlos de la zona noble.

Por si no fuera de suficiente entidad lo que hay en juego para los pupilos de Álvaro Cervera, resulta que el conjunto local llega al encuentro con la posibilidad de sellar el salto a la máxima categoría del fútbol español. En caso de vencer subirá hagan lo que hagan sus rivales directos. El estadio de la capital nazarí registrará con toda certeza la mejor entrada de la temporada. Un hervidero con la afición rojiblanca volcada ante el más que posible regreso a la élite. También los seguidores cadistas se han movilizado para acompañar a los suyos.

Y sobre el césped, dos contendientes con virtudes que tratarán de explotar y defectos que deberán minimizar para ver cumplido su objetivo. En el caso del Granada, sin duda su característica más notable es su fiabilidad defensiva, como demuestra el hecho de que aparezca como el menos goleado de Segunda, con 25 tantos, cuatro menos que el Málaga, el segundo mejor en esta faceta, y ocho menos que el Cádiz, que también destaca por su sistema de contención. En su feudo, la escuadra granadina sólo encaja más que el líder y ya ascendido Osasuna, con 10 y 7, respectivamente, por 14 de los gaditanos. Y a domicilio, con 15, nadie ha recogido el balón menos veces del fondo de la portería.

Sin embargo, el registro que más llama la atención es el del número de partidos en los que ha mantenido su marco a cero, en 19 jornadas, casi la mitad de las que se llevan disputadas. En este sentido también merece mención aparte que sólo cinco adversarios han sido capaces de hacerle más de una diana al Granada: el Deportivo, que le ganó en Riazor por 2-1; el Cordoba, que cayó en el Nuevo Los Cármenes por 4-2; Las Palmas, que igualó en su campo con un 2-2; el Sporting, que asaltó el estadio granadino con un 1-2, y el Numancia, que se impuso en Los Pajaritos por 2-1.

Ahora le toca el turno al Cádiz, que se enfrenta al desafío de poner fin a una racha de cuatro jornadas sin vencer, aunque también sin perder, y lo hace frente a un contrincante poderoso, crecido por el ilusionante reto de subir a Primera este mismo fin de semana. Un equipo con el que en el Ramón de Carranza firmó tablas a cero, un marcador que, a decir verdad, podría ser bueno para los dos en el choque de la segunda vuelta.

 

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios