Cadiz CF

Los jugadores del Cádiz hablan de "mala suerte"

  • Andrés Fleurquin dice que el equipo mereció el empate en Balaídos y Ogbeche hace autocrítica

Comentarios 3

La derrota en Vigo ha escocido en el vestuario del equipo amarillo. Los jugadores del Cádiz piensan que merecieron puntuar en Balaídos, pero una vez consumado el pinchazo, ahora toca pensar en la próxima final contra el Elche que tendrá como escenario el estadio Carranza.

Abraham la daba vueltas a la cabeza después del partido en Vigo, sobre todo porque "tuvimos dos o tres ocasiones muy claras". Pero eso no es todo. Cuando el Cádiz igualó la contienda el rumbo del encuentro cambió hasta el punto de que "el Celta estaba muerto", aseguraba el medio.

El capitán del conjunto amarillo, Andrés Fleurquin, hablaba de "mala suerte". A su entender, el partido "como mínimo fue para empatar y nos vinimos de vacío". El mediocentro uruguayo se mostró sorprendido por la forma de jugar del Celta, "porque ellos siempre tocaban la pelota pero salieron al partido a base de pelotazos y nos metieron un gol prácticamente desde el vestuario".

Fleurquin añadió que los jugadores del Cádiz "reaccionamos bien y pudimos liquidarlos (al Celta) en el segundo tiempo". El capitán se fue de Vigo "con buenas sensaciones por el juego del equipo". Ahora, en su opinión, "hay que seguir trabajando, estamos en la pelea y todavía quedan muchas jornadas".

Ogbeche fue uno de los protagonistas del partido por las dos claras ocasiones que no pudo convertir en gol. El delantero no se escondió y fue autocrítico. "Tengo un poco de culpa", afirmaba mientras no paraba de pensar en esas dos oportunidades. "En la acción del córner no vi cuando llegaba la pelota a mi lado; después lo seguí intentando y el portero hizo un paradón", señalaba el nigeriano, que se machó de Balaídos con un "sabor amargo" porque "el fútbol ha sido injusto con nosotros".

"Estamos con rabia por no haber podido puntuar; tenemos que seguir con la misma actitud y estamos obligados a ganarle al Elche, no nos queda otra", concluyó Ogbeche.

Abraham tuvo la última ocasión del partido en el descuento cuando un disparo suyo desde fuera del área a punto estuvo de entrar en la portería viguesa tras rebotar en un defensa. Se lamentaba de la mala suerte cuando hacía el paralelismo con el primer tanto local que llegó de un tiro lejano y el que hizo él en el tiempo de prolongación: "Ellos la metieron y en la mía la tocó un defensa". El centrocampista catalán no ocultaba su preocupación porque queda una jornada menos, pero se quedaba con el lado positivo. "Hemos hecho un buen juego. Sólo faltó el gol".

Carlos Caballero reconoció que el equipo comenzó el partido "atontado" y "eso nos costó el primer gol del Celta". Sin embargo, en su opinión, "después cogimos el ritmo y ellos no quisieron tocar la pelota, jugaron con balones directos". Con el 1-1 "veía que ganábamos el encuentro, hicimos un buen partido, pero eso no sirve porque hemos perdido". El medio ponía la mente en el próximo duelo: "Hemos de recuperar en casa y salir de ahí (de los puestos de descenso)".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios