El resultado del Cádiz B-Unión Viera Los chicos de oro del Cádiz CF alcanzan la gloria tras ganar 2-0

  • El filial amarillo vence de nuevo al Unión Viera y certifica su histórico ascenso a Segunda B.

El equipo y la grada, celebrando el segundo gol del Cádiz B El equipo y la grada, celebrando el segundo gol del Cádiz B

El equipo y la grada, celebrando el segundo gol del Cádiz B / Julio González

El Cádiz B hace historia. El filial ha logrado el primer ascenso de sus 46 años de vida a Segunda División B. Gloria para un equipo y unos jugadores que quedarán para siempre en las páginas de oro de un club que, como tal, vive uno de sus momentos más grandes con sus dos primeros equipos en las tres principales categorías del fútbol español. El Cádiz B es de Segunda B y ya sabe que se verá las caras con equipos como Córdoba, Recreativo de Huelva, Real Murcia, Cartagena, Melilla o los gaditanos San Fernando, Balona, Atlético Sanluqueño y Algeciras. Un lujazo para el filial, que tiene en la categoría de bronce el cielo que para su primer equipo ha sido el infierno durante demasiado tiempo.

La ventaja que traía el conjunto de Juanma Pavón del primer asalto en Las Palmas (0-2) ha sido un lastre importante para un Unión Viera que ha tenido que jugar controlando esa ansiedad. Unas prisas lógicas por tratar de hacer un gol rápido que le diera vida a la eliminatoria que por momento se han traducido en entradas a destiempo y protestas fruto de la impotencia.

El partido ha comenzado con las dudas del Unión Viera en labores defensivas, siendo más palpables en su joven portero, el juvenil Álex Ravelo. Javi Navarro, de los más activos, ha traído en jaque al rival por la banda izquierda y en diez minutos el Cádiz B ha tenido un remate que se va alto de Javi Pérez, un centro-chut de Javi Navarro al que Seth Vega no ha llegado por poco y un gol anulado a Javi Navarro al estar Seth delante del portero, tapándole estando en un apretado fuera de juego.

El acoso amarillo ha sido total porque el cuadro de Las Palmas apenas ha podido acercarse al área de un Cristian Arco que ha tenido por delante una insuperable línea de cuatro. De esta manera ha llegado lo esperado, el gol local. Javi Pérez ha sacado una falta al área, Saturday ha dejado con el pecho a Javi Navarro y éste ha resuelto con elegancia utilizando el interior del pie derecho.

La renta de tres goles se ha convertido en una carga enorme para un Unión Viera que llegaba de antemano con un marcador muy adverso. Además, cuando se ha alcanzado el minuto 33 se produce el primer acercamiento del cuadro visitante en un chut de Choco que se ha escapado a la izquierda de Cristian Arco. Dos minutos después la ha tenido Xiraxi, de falta directa al borde del área, pero la barrera ha resultado insuperable. Y en otra seguida Joel ha cabeceado alto con todo a favor. Los mejores minutos del conjunto grancanario en el primer periodo no se han traducido en el marcador.

La primera parte se ha ido con llegadas cadista, como los lanzamientos de Javi Navarro, que ha salvado el portero, y de Jordi Tur fuera, y otro gol anulado a los amarillos por una clara falta sobre Álex Ravelo al ir arriba a blocar un balón y haber sido derribado en el salto por Saturday. Un arreón final antes del descanso que confirmaba la clara superioridad cadista en los 45 minutos iniciales.

El guión ha variado poco en el segundo periodo, al menos en los primeros compases debido a la mayor calidad del filial sobre este adversario, un aspecto que ya quedó de manifiesto en el partido de ida. Las excelentes condiciones de Javi Navarro han salido a relucir 'bailando' a su par y a otros adversarios. La sensación es que estaba más cerca el 2-0 que el empate, un segundo tanto que ha estado en botas de Hinojosa en dos ocasiones; primero en un chut que se ha perdido a la izquierda de Álex Ravelo, y luego en un remate cercano que ha sacado de nuevo el meta.

Al Unión Viera se le ha ido agotando el tiempo en la misma medida que se ha acercado la gloria de un Cádiz B que cada vez se ha sentido más seguro y cómodo, siendo destacada la exhibición de Javi Navarro, que ha brillado por encima de un rendimiento del colectivo que hoy ha sido muy alto.

Con la segunda mitad llegando a su ecuador, los entrenadores han empezado a mover el banquillo para refrescar las alineaciones. Ovación grande cuando Seth Vega ha dejado su lugar a Chapela porque el canario, ex jugador de Unión Viera, es uno de los líderes de este histórico filial amarillo.

La sentencia al encuentro y a la eliminatoria se ha producido en el 70’, cuando un ataque por el centro a cargo de Jordi Tur la ha terminado enviando al fondo de la red un Javi Pérez que lo ha celebrado por todo lo alto, sabedor de lo que significaba. Sobraba lo que quedaba o tocaba disfrutarlo, según el color de la camiseta; para el Viera ha sido un calvario esperar el 90’, mientras que a los cadistas les ha permitido vivir y saborear cada momento único.

Y realmente ha sobrado porque Joel ha soltado una patada a Jordi Tur que ha provocado su expulsión y que los ánimos se hayan calentado en el césped y en la banda con el director deportivo cadista, Óscar Arias, encarándose con el entrenador visitante tras faltar al respeto a algunos jugadores de la escuadra visitante. Una imagen lamentable.

Lo mejor ha llegado con el final y la consecución de un ascenso histórico y muy merecido por un Cádiz B que este año ha alcanzado la gloria que la campaña pasada se le fue de las manos. El filial llega a lo máximo con el primer equipo en Segunda A y firma un logro que será siempre muy recordado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios