Resultado de Unión Viera - Cádiz B El Cádiz B, a un paso del ascenso a Segunda B (0-2)

  • El filial se impone en Las Palmas y El Rosal se prepara para vivir un acontecimiento histórico el próximo fin de semana

Jordi Tur y Braganza buscan el balón con Julio Báez en el suelo. Jordi Tur y Braganza buscan el balón con Julio Báez en el suelo.

Jordi Tur y Braganza buscan el balón con Julio Báez en el suelo. / Eduardo López Castellano

El Cádiz CF B acaricia el ascenso a Segunda B tras vencer con justicia al Unión Viera a domicilio (0-2), en un partido que dominó de principio a fin, superioridad que plasmó en los cinco primeros minutos de la segunda parte al anotar dos tantos y provocar la expulsión del jugador local Kevin Pérez. Por fin el filial que adiestra Juanma Pavón pone pie y medio en la categoría superior, después del disgusto de hace doce meses ante el Ejea.

Tras la decepción sufrida en la primera eliminatoria, de campeones, frente a Osasuna B, y la agónica clasificación conseguida el anterior fin de semana contra el Numancia B, el filial cadista tiene más cerca que nunca el ascenso a Segunda B, sin duda un merecido premio después de dos temporadas consecutivas acabando como líder del complicado Grupo X de Tercera División.

El filial cadista fue el gran dominador desde el comienzo del choque, en una primera mitad de ritmo bajo por la alta temperatura, y con muchas precauciones defensivas en el conjunto local. Las defensas se impusieron sin grandes problemas a los dos ataques, siempre con muchos jugadores por detrás de la línea de la pelota. Las dos escuadras eran conscientes de que esto es un encuentro de 180 minutos y nadie quería arriesgar.

Y menos aún los rojinegros, con ese orgullo de equipo de barrio que ha llegado más lejos que nunca en su andadura. Tal fue así que el habitual delantero centro de los canarios, el gaditano Dani Herrera, fue suplente y los isleños optaron por jugar con un falso ariete como Cristian Barrios.

Los amarillos, siempre mejores, juegan tras el 0-2 con uno más por expulsión de Kevin Pérez

Los visitantes fueron dueños absolutos del balón desde el pitido inicial y su guardameta Cristian, un espectador más del partido. Sin embargo, los de Juanma Pavón, aunque merodearon con cierta frecuencia el área local, solo tuvieron dos opciones de marcar en todo el primer periodo.

La primera fue un disparo con la pierna derecha de Jordi Tur desde la frontal del área que no se fue muy lejos del larguero. La segunda y más clara vino en el minuto 20 como consecuencia de un rechace que salió hacia el área del Unión Viera y que Seth aprovechó para ganar la acción a los centrales, pero su disparo mordido se fue excesivamente cruzado. Salió fuera por poco entre suspiros isleños de alivio.

El Unión Viera asumió su papel de esperar un contraataque o alguna acción a balón parado, pero en ninguna de ambas facetas fue capaz de sorprender a un muy ordenado Cádiz B que llegó al descanso con tablas en el marcador y la sensación de haber sido el único equipo que propuso fútbol sobre el césped sintético del Alfonso Silva.

Nada más comenzar el segundo tiempo el Unión Viera sufrió dos duros golpes, primero un gol en contra -el primero que encajaba en casa en estas eliminatorias de ascenso-, y casi a continuación una expulsión y un segundo tanto. En cinco minutos, nuevo decorado.

Jordi Tur ganó el balón en el centro del campo y vio la entrada por el carril izquierdo de Braganza, cuya galopada la culminó con un gran centro al segundo palo por donde entraba en solitario el capitán amarillo Javi Pérez para rematar de volea a la red con la pierna derecha, a bocajarro en el vértice del área chica. Apenas se habían asentado los dos equipos en el rectángulo tras el asueto y ya se registraba la primera y sabrosa variación de tanteo.

Sin haberse repuesto del mazazo que suponía ese 0-1, el Unión Viera recibió dos más de forma consecutiva. El lateral derecho Kevin Pérez vio su segunda tarjeta amarilla por una falta cerca de la frontal del área, y tras la consiguiente expulsión, el central Moi ejecutó de forma directa el golpe franco que superó la barrera y entró casi por el centro de la portería, sorprendiendo a Álex Guanche. Dos disparos, dos goles, casi un ascenso.

Con la cómoda ventaja adquirida y en superioridad numérica, el conjunto gaditano jugó mucho más suelto y lejos de conformarse con el marcador favorable, siguió apretando arriba para tratar de sentenciar la eliminatoria en la ida.

Por su parte, el Unión Viera, a pesar de contar con un jugador menos, dispuso de una ocasión muy clara con un remate raso de Kevin Mendoza desde nueve metros que se marchó fuera en el minuto 71, después de un remate inicial de tacón del gaditano Dani Herrera.

Fue el único momento de apuro por el que pasó el filial cadista, que pudo marcar un tercer tanto en una falta a la que no llegó por muy poco Saturday. Eran los compases finales, el cansancio comenzaba a hacer mella y había más huecos en las dos zagas, pero el marcador de 0-2 ya no se movería pese al coraje de la escuadra rojinegra.

Al final, los dos goles anotados en territorio isleño dan una clara ventaja al Cádiz B, que se convierte en claro favorito para certificar el ascenso a Segunda B el próximo fin de semana. Los sinsabores de la temporada pasada y la solidez que está mostrando el filial en defensa son los mejores avales después de tres encuentros sin haber visto perforada su meta. Segunda B está ahí mismo. Sólo queda rematar la faena.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios