Fútbol | Fase de ascenso a Segunda B

Nuevo reto para el Cádiz B en los campos de Soria

  • El filial amarillo comienza el asalto a la categoría de bronce por el camino largo ante el Numancia B

  • Saturday y Cubero, que han viajado, son las dudas para el encuentro de ida

Juanma Pavón da instrucciones en el banquillo de El Rosal durante el partido de ida de la eliminatoria de campones ante Osasuna B. Juanma Pavón da instrucciones en el banquillo de El Rosal durante el partido de ida de la eliminatoria de campones ante Osasuna B.

Juanma Pavón da instrucciones en el banquillo de El Rosal durante el partido de ida de la eliminatoria de campones ante Osasuna B. / Fito Carreto

Lo sucedido en la eliminatoria de campeones durante los dos últimos fines de semana contra el Osasuna B es ya historia en el Cádiz B, que busca en la España profunda un argumento para convencerse de que el salto de categoría es aún posible. Le corresponde al filial amarillo el camino largo pero el único posible tras la decepción en el cruce entre primeros clasificados.

Por los Campos de Soria, como versaba Antonio Machado, camina la ilusión renovada de un Cádiz B que desde ayer vela armas en suelo soriano, llevando a cabo en esta provincia el último entrenamiento.

Los jóvenes cadistas buscan un buen resultado para decidir en la vuelta la segunda eliminatoria

La decepción que supuso la derrota encajada en la ida (0-1) frente a los jóvenes del conjunto navarro y el definitivo chasco que también representó el revés en la vuelta (3-1), a pesar ir por delante en el marcador hasta pasada la hora de partido, debe quedar en el olvido. No hay vuelta y los amarillos harían bien en centrarse en el nuevo desafío que tienen por delante, otro filial para una segunda eliminatoria que sólo resultará definitiva para el que la pierda. Al que la supere aún le aguardará en el horizonte un último cruce.

La actualidad deportiva cadista viene marcada por el estado físico de Saturday y Cubero, pareja titular de centrales cuando la grave lesión de Miguel García a principio de temporada obligó a Moi a emigrar al lateral derecho. Con Iván Robles en ese puesto y Moi en su hábitat natural, queda por ubicar a un acompañante a este último. Sergio González es el mejor situado si Satu y Cube no ofrecen las garantías que exige una cita como la de este domingo. Los dos viajaron el pasado viernes formando parte de la expedición, pero hay que recordar que Cubero se retiró lesionado en Tajonar y que Saturday ni siquiera jugó.

El resto del once debería ser el habitual apelando a lo claro que lo tiene Juanma Pavón en este sentido en cuanto a mantener los jugadores y el estilo que tan buen resultado han dado esta temporada. Quizás quede por ver el tema de los extremos, que en la segunda parte en Tajonar fueron un pasillo cómodo para los ‘yogurines’ del Osasuna B.

En cuanto al Numancia B, que en la primera eliminatoria apeó al Laredo, su entrenador, Álex Huerta, ha preferido depositar la presión en el adversario, cuando la realidad es que a estas alturas del curso no hay favorito claro. Así, “asegura que “el Cádiz B es el favorito porque es el campeón de un grupo poderoso como el de Andalucía y filial de un conjunto profesional fuerte”. “A pesar de esto y con todos los respetos para el Cádiz B, queremos una eliminatoria abierta y vamos a ser ambiciosos”. Huerta no adelanta que vaya a realizar cambios sustanciales, pero advierte que “estamos reduciendo las horas de trabajo para adaptar la carga a esta fase de la temporada”.

Del Numancia B, cabe destacar la aportación del centrocampista isleño Álvaro Belizón ‘Beli’, con pasado en el San Fernando CD, y el olfato goleador de Ferrer, que lleva 14 dianas. Todo ello dentro de un bloque con más edad de lo esperado para ser un filial al contar con nueve jugadores por encima de los 22 años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios