Cádiz CF

Conan Ledesma, el día que se dio a conocer en San Mamés

  • El portero argentino debutó en la cuarta jornada de Liga frente al equipo bilbaíno

Máxima concentración en el calentamiento de Conan Ledesma antes de un partido. Máxima concentración en el calentamiento de Conan Ledesma antes de un partido.

Máxima concentración en el calentamiento de Conan Ledesma antes de un partido.

El 1 de octubre del año pasado, Jeremías Conan Ledesma realizaba su debut oficial como portero del Cádiz CF. Fue en el encuentro en el Nuevo San Mamés, contra el Athletic Club de Bilbao. El argentino fue llegar y besar el santo porque su equipo consiguió una victoria (0-1) de un mérito enorme después de estar con dos jugadores menos en los últimos 30 minutos por las expulsiones de Carlos Akapo y Álvaro Negredo.

Desde entonces, Ledesma ha sido fijo entre palos salvo para los compromisos de Copa del Rey, en los que David Gil ha sido actor principal. Después de que el propio Gil abriera la Liga como titular ante el Osasuna (0-2), Alberto Cifuentes pudo, por fin, debutar en la máxima categoría asumiendo la titularidad en Huesca (0-2) y en el Ramón de Carranza contra el Sevilla (1-3), cuando sin saberlo se despidió de su profesión y de su sentimiento como jugador cadista que tanto le ha marcado en los últimos años.

Con Cifuentes retirado, Ledesma ha sido el elegido por Álvaro Cervera y en aquel Athletic-Cádiz CF gozó de su primera titularidad. Un escenario de los que desprenden mayor esencia en la Liga de las Estrellas, un rival con mucho peso histórico y su estreno por primera vez lejos de la Liga argentina. Aquel día empezó a cambiar la vida deportiva del portero titular del conjunto amarillo hasta acumular toda la primera vuelta y lo que se lleva de la segunda como 'dueño' del arco.

En San Mamés fueron Akapo, Juan Cala, Fali y Pacha Espino los que vivieron la primera experiencia de tener detrás a Conan, algo que en el Cádiz CF tiene un peso importante por lo que supone entenderse una línea y otra ante el empuje del contrario.

En aquella cuarta jornada, la Liga española empezó a conocer a un tal Ledesma que, con 27 años, se había lanzado a cruzar el 'charco' para vivir el sueño europeo que tantos paisanos repiten desde que existe el fútbol. El guardameta cadista dejó toda una vida deportiva en Rosario Central, aunque la ocasión merecía la pena. Fue una de las incorporaciones más desconocidas, lo que siempre genera un alto índice de incertidumbre.

Frente al Athletic de Bilbao y a partir de ese encuentro, Ledesma ha ido demostrando sus virtudes y sus carencias, su atrevimiento a salir -con mayor o menor acierto-, su reacción en remates bajos y algún despiste en lanzamientos lejanos. Tiene madera de buen cancerbero pero existen las lógicas limitaciones por las cuales juega en un modesto como el Cádiz CF y no en un equipo más poderoso de Primera.

Conan Ledesma sabe que un portero está para que el equipo gane puntos, sobre todo cuando la labor defensiva de todo un bloque es buena y hace méritos para conseguirlo. Tiene una injusta máxima responsabilidad como último hombre, pero el argentino 'baila' bien con esa presión.

De San Mamés al Ramón de Carranza, un total de 19 jornadas como el 'rey de reyes' de la portería del Cádiz CF, donde este lunes, como siempre, se aguarda a su mejor versión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios