La previa

Año nuevo, año de reválida

  • El Cádiz se estrena en 2015 ante el Arroyo con la obligación de ganar y dejar un grato sabor de boca tras la derrota en Villanueva. El sustituto de Airam es el gran dilema de Claudio.

El último encuentro de la primera vuelta será hoy todo un examen para el Cádiz, que regresa a la Liga después de la derrota frente al Villanovense con la obligación de arrancar el 2015 con buen pie. El tropiezo en tierras extremeñas dejó al equipo de Claudio Barragán con la lupa encima y las dudas de siempre en cuanto a la necesidad de reforzar el equipo. El debate estará abierto hasta el próximo día 31.

La última jornada de 2014 se fue con un liderato que se esfumaba por la incapacidad del equipo cadista de vencer al Villanovense cuando el UCAM de Murcia no había pasado del empate en el campo del Almería B. Una derrota, la cadista, que además, permitió que Real Jaén, Balona, Betis B, Granada B y el propio Villanovense se acercaran por detrás en la clasificación. Para terminar hoy líder, los amarillos tendrán que ganar su partido y que los murcianos pierdan ante El Palo.

La actualidad cadista viene marcada por la baja de Airam Cabrera, una de sus patas más sólidas, que debe parar por la expulsión sufrida en la última jornada. El club presentó alegaciones a una de las cartulina pero no alcanzó su propósito y el canario tendrá que ver a sus compañeros desde la grada. Pensar en el sustituto abre una abanico de posibilidades que sitúa a Juan Villar y a Fran Machado como las principales alternativas. Si el onubense fuera el elegido habría que buscar un recambio en la banda derecha que bien podría ser Kike Márquez, lo que abriría la banda contraria a Migue García. Pero si el técnico se decanta por Fran Machado, no habría más cambios porque el ex del Jaén fue suplente ante el Villanovense, con lo que ahora ocuparía la plaza de Airam.

El resto del equipo no debe sufrir variaciones porque Óscar Rubio todavía no está bien físicamente, lo que quiere decir que Mantecón repetirá una semana más como lateral derecho. No obstante, Claudio dispone de sus tres centrales, Servando, Josete y Arregi, y tendrá que descartar a uno. Entre la Liga y la cita de Copa del Rey en diciembre estuvo alternando a Josete y Arregi, quedando fijo Servando. Hoy tendrá que tomar una decisión a tener muy en cuenta. En la última jornada de 2014 el sacrificado fue Arregi.

La plantilla ha preparado a conciencia el duelo de hoy, con seis sesiones de trabajo en las que los jugadores apenas han dado síntomas de venir de una semana de vacaciones. La intensidad ha sido máxima y Claudio lo tendrá muy complicado para descartar a jugadores para la convocatoria.

Los primeros puntos del año salen hoy a juego con un encuentro que tiene mucho de trampa por la diferencia que, a priori, existe entre el potencial de uno y otro equipo. Llega el Arroyo, experto en hacer sangre en Carranza no hace tanto. Nada tiene que ver aquel Arroyo con el actual, ahora más modesto aún y con el milagroso objetivo de conseguir la permanencia en Segunda B.

En cuanto a la actualidad del rival, la falta de efectivos es la mayor condena que está sufriendo y que provoca que sea meritorio que se encuentre fuera de la zona de descenso. Para empezar, esta mañana su entrenador, Francisco Grao Pato, no podrá sentarse en el banquillo porque está sancionado, al igual que el delantero Chacopino. Pero, además, las lesiones tienen al equipo bajo mínimos ya que están en la enfermería Bayón, Santi Polo, Chori y Capó. La situación del cuadro arroyano es tal que Carlos viaja estando seriamente tocado.

En las filas del conjunto extremeño juegan dos jugadores con pasado cadista. Se trata de Pedro Barrancos (26 años), que pasó con más pena que gloria en la campaña 2011-12, y Antonio Gasca (22 años), un roteño formado en la cantera cadista que militó tres años en el Cádiz B. Antes de fichar por el Arroyo, pasó por el San Fernando CD.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios