Polémica Elías Ahuja, el gaditano que da nombre al colegio mayor de Madrid con expulsados por gritos machistas

Vivienda | Cádiz

Derechos Humanos exige una moratoria urgente en zonas saturadas de pisos turísticos

  • La Apdha insta al Ayuntamiento a que deje de otorgar licencias en San Juan de dios, San Francisco, Plaza de Mina, San Antonio, Catedral y La Viña

  • El colectivo llama a la elaboración y aprobación, ya, de una ordenanza que las regule previo debate público

Una pintada señalando una vivienda turística en una calle del centro histórico.

Una pintada señalando una vivienda turística en una calle del centro histórico. / Lourdes de Vicente

Cinco meses después de que el Ayuntamiento presentase un prolijo estudio sobre las viviendas turísticas en Cádiz, La Asociación pro Derechos Humanos de Andalucía (Apdha) se ha visto obligada a exigir una moratoria urgente al otorgamiento de licencias a este tipo de alojamientos en zonas que se señalaban en el documento como ya saturadas y donde no dejan de proliferar.

Entre estas zonas figuran San Juan de Dios, San Francisco, San Antonio, Catedral y todo el barrio de La Viña. Esta moratoria se aplicaría en tanto se debate, se elabora y se aprueba una ordenanza municipal que regule una actividad que ha disparado los precios de los alquileres residenciales y de la adquisición de vivienda, a la vez que ha reducido las disponibles a un mínimo histórico, expulsando a los vecinos más vulnerables a otras poblaciones de la Bahía.

"Hace ya más de un año que desde la Apdha presentamos alegaciones al Plan Municipal de Vivienda y Suelo mostrando nuestra preocupación por el creciente fenómeno de la turistificación en Cádiz", recuerda Eladio García Castro, portavoz de Vivienda del colectivo. "El estudio técnico de análisis y diagnóstico, un documento exhaustivo y muy completo, fue entregado al Ayuntamiento el 17 de septiembre del año pasado y fue presentado a la opinión pública seis días después. Desde entonces no sabemos que se haya hecho nada más, cuando ya se debería estar trabajando en la redacción de una ordenanza", explica el activista de la Apdha. "Entendemos que el tema es delicado y que suscita intereses contrapuestos, de manera que se hace más necesario que nunca un debate público razonado", añade.

La Apdha recuerda que el coste de una cama de hotel es aproximadamente el doble del de una cama en vivienda turística y sin embargo lo que un inquilino puede pagar de alquiler en un mes, lo saca en una semana una vivienda turística. Que los vuelos low-cost han ensanchado enormemente las capas de la población que pueden desplazarse a cualquier lugar del mundo a unos precios muy asequibles. Y que las plataformas internacionales que operan en internet, como Airbnb, HomeAway y otras, pueden hacer llegar hasta el último rincón del globo las ofertas de esas viviendas.

En este contexto, el colectivo resalta que muchos propietarios están retirando sus viviendas del mercado de alquiler y dedicándolas al turismo. Y que también los poderosos fondos de inversión internacionales invierten en una actividad tan rentable sin importarles las consecuencias que acarreen.

"Esto no es un fenómeno exclusivo de grandes ciudades como Barcelona. Cádiz es especialmente vulnerable. Es la ciudad con menos pisos a la venta por debajo de 150.000 euros, solo por detrás de Barcelona, Madrid, Bilbao, Palma de Mallorca y San Sebastián. Y la de Andalucía con más de 100.000 habitantes con los alquileres más caros, solo superada por Málaga, Sevilla y Marbella. Corremos ya el riesgo de que cuando esté redactada la ordenanza ya no se pueda hacer nada", advierte Eladio García.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios