Janda

El turismo descubre el interior de La Janda ante los altos precios

  • Localidades del litoral como Conil, Barbate, Zahara y Vejer han rozado casi el cien por cien

La comarca de La Janda cierra los principales meses de verano con una alta ocupación en hoteles y apartamentos turísticos, pero con una variante respecto a años anteriores, y es que la localización de establecimientos en la zona del interior ha supuesto un despunte que se ha notado, con mayor incidencia, en poblaciones como Medina Sidonia y Benalup-Casas Viejas.

En el caso de la localidad asidonense, a sus atractivos monumentales y gastronómicos, se ha unido la reapertura del hotel Al-Medina, un establecimiento que se suma al hotel de Tugasa y a otros tantos hostales y pensiones, lo que conforma una amplia oferta que han sabido aprovechar muchos turistas que utilizan internet para hacer sus reservas. Incluso mucho turismo internacional, como es el alemán -que hasta hace poco solo pasaba por la población-, ha decidido pernoctar.

El conocido como cruce de Castro, en Vejer, sigue siendo uno de los puntos negros

A la oferta que estos municipios del interior de La Janda han organizado para atraer visitantes como las Noches Blancas, sus ferias y muchas otras actividades culturales, recreativas y deportivas, se añaden los precios de sus establecimientos, donde una habitación puede llegar a costar la mitad que en poblaciones del litoral como Conil, Vejer, Barbate o Zahara de los Atunes.

Uno de los problemas con los que se han topado estos turistas alojados en el interior ha sido el acceso a las playas del litoral jandeño, si bien El Palmar ha vuelto a ser uno de los grandes atractivos al habilitarse muchas zonas de aparcamientos que por 2, 3 o 4 euros permitían dejar el vehículo estacionado, algo que también se ha producido en Zahora.

La intersección de la carretera autonómica A-396 Medina Vejer con la Nacional 340 a la altura del kilómetro 37, en el conocido como cruce de Castro, en Vejer, sigue siendo uno de los puntos negros del tráfico en la provincia, que de momento sigue sin resolverse definitivamente. Como en años anteriores, se ha desviado durante unas horas el tráfico procedente de Medina a la rotonda de la autovía, para desde ahí volver en sentido contrario hacia Barbate o Algeciras. Han sido cientos de personas las que han sufrido este problema hasta la sobremesa para acceder a la costa; y hasta la medianoche si se intentaba regresar desde las playas de Zahara, Barbate, Los Caños, Zahora y El Palmar hacia el interior.

A pesar de todos estos inconvenientes, la costa jandeña sigue siendo el punto de referencia de la comarca, desde Roche hasta Zahara de los Atunes, núcleos de población que han rozado el cien por cien de ocupación, no solo en hoteles, hostales, pensiones y apartamentos turísticos, sino también en los campings. Los situados en Zahora, El Palmar y Conil han superado la ocupación del pasado año dadas las buenas instalaciones que poseen y al ser los precios más asequibles.

Esta alta ocupación también ha generado importantes problemas a la hora de estacionar los vehículos particulares, lo que también supone un inconveniente para los propios vecinos de la comarca, que se las tienen que ingeniar para aparcar cerca de su vivienda o barrio. Vejer, por ejemplo, vivió su momento culmen con la organización de la Noche de Velas, a la que acudieron miles de personas que llenaron sus calles y establecimientos. Esto, no obstante, hizo imposible encontrar una plaza de estacionamiento en muchos casos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios