Limpieza en Cádiz

Los trabajadores de Sufi Cointer denuncian pésimas condiciones de trabajo

  • En la sede de San Dimas han clausurado los urinarios

  • Aseguran que en el local de Huerta del Obispo han cortado el suministro de agua

Urinarios clausurados en el centro de trabajo que Sufi Cointer tiene en la calle San Dimas Urinarios clausurados en el centro de trabajo que Sufi Cointer tiene en la calle San Dimas

Urinarios clausurados en el centro de trabajo que Sufi Cointer tiene en la calle San Dimas

El Pleno municipal aprobará en la mañana de hoy una nueva continuidad del actual servicio de limpieza, por el plazo máximo de un año, mientras el Ayuntamiento ultima el concurso público que nuevamente tiene que sacar a licitación para renovar el contrato caducado hace ahora tres años. La continuidad del servicio implica, por un lado, que se vaya a seguir limpiando la ciudad con maquinaria que –en palabras del propio Ayuntamiento– “no presenta el aspecto ni ofrece las prestaciones técnicas y medioambientales necesarias para la correcta ejecución del servicio”; y por otro lado, que los trabajadores sigan sufriendo unas pésimas condiciones en el desarrollo de su labor.

En este sentido, han trascendido las denuncias de varios trabajadores sobre el estado precario que presentan en la actualidad las distintas instalaciones que la empresa mantiene en la ciudad para el almacenamiento del material y maquinaria menor (carros de barrido y pequeñas máquinas de baldeo, principalmente). En concreto, los trabajadores denuncian el estado del cuartel que Sufi Cointer tiene en el barrio del Mentidero, en la calle San Dimas, donde los inodoros están inutilizados y donde se reproducen goteras de considerable calibre cada vez que llueve, entre otros desperfectos en suelo, paredes o taquillas. Además, la denuncia de los trabajadores alcanza también el cuartel de la empresa en la calle Huerta del Obispo, donde aseguran que recientemente la empresa Aguas de Cádiz ha retirado los contadores de agua, por lo que no pueden disponer de este bien básico para el aseo o para la preparación de los materiales de cara al trabajo que deben realizar.

Estas denuncias se unen a las críticas que la oposición ya lanzaba esta semana, tras conocerse por este periódico la decisión del Tribunal de Contratación Pública de suspender el proceso de licitación y obligar al Ayuntamiento a iniciar un nuevo procedimiento en régimen ordinario y no por la vía de urgencia. Los grupos de la oposición lamentaban que el servicio de limpieza vaya a seguir durante los próximos meses prestándose en condiciones poco óptimas y con maquinaria obsoleta.

Por parte de la plantilla de trabajadores, lo que se pide en este caso es una solución lo más pronta posible para mejorar las condiciones en las que vienen prestando en lo referente a las instalaciones con las que la actual prestataria cuenta en la ciudad y que necesitan una mejora y, en algunos casos, la reinstalación incluso del suministro de agua.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios