Limpieza en Cádiz Intervención se ve obligada a autorizar otro año de continuidad al servicio de limpieza

  • Si el pleno no lo aprobara el viernes, la ciudad dejaría de limpiarse a partir del próximo 1 de agosto

Un operario del servicio de limpieza en la capital gaditana. Un operario del servicio de limpieza en la capital gaditana.

Un operario del servicio de limpieza en la capital gaditana. / Germán Mesa

Hace un año por estas fechas, el Pleno del Ayuntamiento acordó la continuidad del servicio de limpieza de la ciudad en las mismas condiciones que se viene haciendo desde 2006 y pese a la imposibilidad de prorrogar el contrato, por un período máximo de un año durante el cual se conminaba al equipo de gobierno a licitar y adjudicar el nuevo contrato. El próximo viernes, el equipo de gobierno llevará al pleno convocado con carácter extraordinario un punto prácticamente idéntico al de julio del pasado año. El nuevo contrato aún no se ha firmado, y la empresa cumple la actual prórroga del servicio el próximo día 31. Ante este escenario, la Intervención municipal se ha visto obligada a resignarse y autorizar esta nueva continuidad que se debatirá pasado mañana.

En el informe del interventor general accidental del Ayuntamiento –al que ha tenido acceso este periódico– se refleja que Intervención no debería informar favorablemente a la propuesta de continuidad teniendo en cuenta los antecedentes, pero añade que “se ve en la obligación de informar con carácter favorable por razones de interés público”, ya que en caso contrario –o si el Pleno no aprueba la propuesta el viernes– la ciudad dejaría de limpiarse el 1 de agosto.

Insiste Intervención, como ha hecho en tantas otras ocasiones durante los últimos meses, en que “debería haberse tramitado, aprobado y adjudicado antes de la finalización del contrato o sus prórrogas un nuevo contrato”, teniendo en cuenta que el que entró en vigor en el año 2006 caducó el 31 de julio de 2016 y que desde esa fecha ha cumplido los dos años de prórroga que como máximo establecía el contrato.

Por tanto, Intervención autoriza la continuidad por otro año más del servicio que presta actualmente Sufi Cointer, estableciendo que esta situación “excepcional” deberá tener “la mínima y absolutamente imprescindible” duración sin exceder de un año –“algo que por otra parte ya se decía con ocasión del anterior acuerdo de continuidad”, remarca el interventor accidental–. Señala también que debe tramitarse y aprobarse “a la mayor inmediatez, sin demoras de ningún tipo y con toda la celeridad que sea posible” el expediente que ya se ha iniciado –y que a la fecha del informe de Intervención estaba pendiente de conocer el recurso presentado por la asociación de empresas de limpieza pública que ha sido admitido por el Tribunal de Contratación Pública–.

Alerta Intervención sobre la cláusula incluida por la actual concesionaria en el consentimiento a seguir prestando el servicio a partir del 1 de agosto, en la que se reserva “la posibilidad de revisar y actualizar” las condiciones actuales. “No deben tomarse medidas que determinen un incremento de costes”, advierte el interventor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios