Ayuntamiento de Cádiz | Limpieza La actual UTE de limpieza aspira a hacerse con el nuevo contrato por separado

  • El proceso de licitación tumbado por el Tribunal de Contratación se saldó con el único interés de las dos firmas que en la actualidad prestan juntas el servicio en la ciudad, Valoriza y Cointer

Un camión de Sufi-Cointer limpiando en el paseo de Santa Bárbara. Un camión de Sufi-Cointer limpiando en el paseo de Santa Bárbara.

Un camión de Sufi-Cointer limpiando en el paseo de Santa Bárbara. / Joaquín Hernández 'Kiki'

Las dos empresas que desde 2006 han ido de la mano para prestar el servicio de limpieza y recogida de basuras en la ciudad han decidido emprender cada una su camino en solitario. Por ahora, son las dos únicas firmas del sector que han mostrado interés en hacerse con el nuevo contrato de limpieza. Eso es lo que se desprende una vez finalizado el proceso de licitación que ha tumbado el Tribunal de Contratación Pública, obligando a repetir todo el procedimiento sin que el Ayuntamiento pueda aplicar el carácter de urgencia.

El pasado 31 de mayo finalizó el plazo de licitación del proceso que ha quedado sin efecto. Y sólo dos empresas fueron las que formalizaron su interés por hacerse con el contrato que sale por 152.681.818,20 euros. Curiosamente, se trata de las dos firmas que hace trece años formaron una UTE para hacerse con los servicios de la ciudad. Valoriza Servicios Medioambientales (que absorbió al grupo Sufi hace unos años) y Cointer Concesiones (perteneciente al grupo Azvi) son las únicas empresas que concurrieron al fallido proceso iniciado por el Ayuntamiento el pasado mes de mayo.

De hecho, una de las dos empresas –Cointer Concesiones– llegó a personarse contra el recurso interpuesto por la asociación de empresas de limpieza pública (Aselip), pero el Tribunal lo desestimó porque las alegaciones se presentaron en otro órgano distinto (el Tribunal de Recursos Contractuales de la Junta de Andalucía) y llegó a la Diputación fuera del plazo fijado en el proceso.

No se conocen los detalles de la oferta realizada por cada una de estas dos grandes firmas del sector de la limpieza, que en ambos casos cuentan con el aval de conocer perfectamente cómo es la ciudad de Cádiz y cómo se ha comportado el servicio que ellas mismas vienen prestando desde el 1 de agosto 2006 y que siguen haciéndolo en la actualidad.

El grupo Valoriza tiene a su cargo en la actualidad el servicio de limpieza y recogida de residuos de numerosas ciudades españolas, como Albacete, Toledo, Melilla, Leganés, Ibiza, Guadalajarao Santa Cruz de Tenerife. Cointer Concesiones, por su parte, suele estar presente en algunas ciudades por medio de la conformación de uniones temporales de empresas, como ya hizo en 2006 en Cádiz junto a Sufi.

Llama la atención del resultado de esta licitación el hecho de que otras empresas no hayan concurrido a un concurso a priori tan atractivo como el de la limpieza de la ciudad, con esos más de quince millones de euros de canon anual. Puede ser que el contrato realmente no interese al resto de compañías; o bien que los reducidos plazos fruto del procedimiento por la vía de urgencia haya impedido a otras empresas concurrir. En este segundo caso, tendrán ahora una segunda oportunidad tras la decisión del Tribunal de Contratación Pública de que el procedimiento se inicie de nuevo y con los plazos habituales en este tipo de licitaciones. 

En cualquier caso, lo cierto es que el sector de la limpieza pública no es muy abundante en firmas, sino que suelen ser un grupo de una decena las que concurran en todas las ciudades, debido el alto volumen de negocio, de maquinaria y de cantidades económicas que se manejan en estos contratos. De hecho, la asociación Aselip está integrada por nueve de las principales empresas nacionales (FCC, Urbaser, Cespa, OHL, Acciona, Sadisa y Agricultores de la Vega de Valencia, además de las dos que operan actualmente en Cádiz).

Cuenta, por tanto, el Ayuntamiento, con una primera idea del interés que arrastra el nuevo contrato en el sector, con la tranquilidad además de que el Tribunal de Contratación Pública avala el pliego de condiciones. Cabe esperar que se inicie el nuevo y definitivo procedimiento, de carácter ordinario en esta ocasión, para ver finalmente cuántas empresas luchan por hacerse con los más de 152 millones de euros que la ciudad desembolsará en la limpieza la próxima década.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios