Cádiz

El Ayuntamiento asume el error en la licitación del contrato de limpieza

  • José Ramón Páez reconoce que no debió hacerse por la vía de urgencia, aunque culpa a la oposición por su insistencia

  • El concejal destaca que el Tribunal de Contratación Pública haya avalado los pliegos

Un camión de Sufi Cointer en labores de limpieza en el paseo de Santa Bárbara. Un camión de Sufi Cointer en labores de limpieza en el paseo de Santa Bárbara.

Un camión de Sufi Cointer en labores de limpieza en el paseo de Santa Bárbara. / Joaquín Hernández 'Kiki'

El equipo de gobierno del Ayuntamiento ha reconocido que cometió un error a la hora de licitar el nuevo contrato de limpieza viaria y recogida de residuos sólidos de la ciudad por la vía de urgencia. El concejal de Hacienda, José Ramón Páez, ha asumido este miércoles el error en la tramitación, después de que el Tribunal de Contratación Pública de la Diputación Provincial haya tumbado el proceso iniciado el pasado mes de mayo, tal y como ha adelantado este periódico.

El nuevo contrato de limpieza, que debía estar activo desde el 1 de agosto de 2016 y que ha venido retrasando su tramitación desde entonces, salió el 17 de mayo a licitación por vía de urgencia, otorgando un plazo de apenas quince días (el mínimo que establece la ley) para la presentación de ofertas. Ante la denuncia de la asociación estatal de empresas de limpieza pública (Aselip), el Tribunal de Contratación Pública determinó que no existía justificación para ese proceso por la vía de urgencia, al atribuir exclusivamente al Ayuntamiento la demora de tres años en la licitación del nuevo contrato. Y por tanto, resolvía que el proceso debe volver a su punto de origen y tramitarse por la vía ordinaria. “Un error que asumimos y que cometimos ante la petición de una oposición que nos apeló y nos exigió que se llevaran a cabo los trámites con la mayor urgencia posible”, ha reconocido Páez, señalando a la oposición como culpable, de alguna manera, de ese error del anterior equipo de gobierno.

Con esta respuesta municipal, se da por cerrada la puerta a un posible recurso ante la sala de lo Contencioso–Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, para lo cual el Ayuntamiento tenía ahora dos meses de plazo. De esta manera, el proceso regresará al punto en el que quedó el 12 de abril, cuando el Ayuntamiento aprobó los pliegos y el proceso de licitación. Más de tres meses que caen en saco roto en un ya eterno camino hacia la consecución de un nuevo contrato de limpieza.

No obstante, desde el Ayuntamiento se quita al hierro a este asunto, destacando el hecho de que los pliegos redactados por los técnicos han quedado respaldados por el Tribunal de Contratación Pública, lo que asegura su viabilidad y corrección.

En este sentido, conviene recordar que Aselip también presentó recurso contra el pliego de condiciones, al entender que el precio de licitación era inasumible por cuanto la plantilla que debe subrogar la empresa que resulte adjudicataria (de 344 trabajadores) no puede hacer frente a las 57.000 jornadas efectivas de trabajo anuales que obliga el pliego. Por ello consideraba que el presupuesto es “claramente insuficiente para cubrir los costes salariales necesarios para la correcta prestación de los servicios”, llegando a valorar Aselip en casi dos millones de euros más la partida necesaria en el presupuesto de licitación (de 152.681.818,20 euros) para que el contrato sea asumible por cualquier empresa. No obstante, el Tribunal de Contratación Pública no atendió este recurso, considerando que los cálculos económicos están bien ejecutados por parte de los técnicos.

“Los servicios jurídicos de Diputación respaldan el contenido del pliego y los costes salariales, por lo que nos aseguramos un aumento en las jornadas y los trabajadores”, ha destacado José Ramón Páez en referencia a una de las mejoras que introducirá la limpieza de la ciudad con el nuevo contrato. Este aval del pliego por parte del Tribunal de Contratación Pública es para el equipo de gobierno la otra cara de la moneda ante el nuevo revés sufrido en el proceso de adjudicación del nuevo contrato.

“El pliego ya se encuentra avalado tanto por los servicios jurídicos de Diputación como los propios técnicos de la casa. El documento cuenta con todos los avales técnicos por lo que este dictamen lo que nos obliga es a retrotraernos al momento de aprobación del expediente por procedimiento ordinario”, ha resumido el concejal de Hacienda, quien además ha aclarado que hasta que no se adjudique el nuevo contrato “la continuidad del servicio está totalmente garantizada”. Para ello, el pleno del viernes aprobará otra continuidad de un año, “una medida que ya estaba contemplada antes de tener conocimiento de la resolución de la Diputación”, aseguró Páez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios