Terrazas | Cádiz

Calle Viva se suma al frente pro control de terrazas y contra la turistificación

  • El colectivo también exige al Gobierno local que obligue a cumplir la nueva ordenanza

Un tramo de la calle de La Palma, en el bario de La Viña. Un tramo de la calle de La Palma, en el bario de La Viña.

Un tramo de la calle de La Palma, en el bario de La Viña. / Joaquín Hernández Kiki

El colectivo Calle Viva, nacido en noviembre del año pasado como núcleo de resistencia al problema creciente de turistificación que se está generando en Cádiz, respalda las reivindicaciones de los siete colectivos que el lunes exigieron al equipo de Gobierno control sobre los excesos en la ocupación del espacio público con terrazas de bares y restaurantes, sobre las molestias que provocan los usuarios de algunas de ellas y sobre la proliferación de apartamentos turísticos y sus consecuencias.

El escrito lo suscriben la federación de asociaciones Vecinos de Cádiz-5 de abril, Facua, Agaden, la asociación de vecinos Los Tres Arcos, la Asamblea Ciclista, el colectivo de peatones La Zancada y la Asociación Gaditana de personas Discapacitadas (Agadi). La mayoría de estas entidades participaron en la elaboración de la nueva ordenanza de terrazas, en vigor desde el pasado mes de julio. Entienden que ni la Concejalía de Vía Pública ni la Policía Local están exigiendo su cumplimiento.

“Coincidimos en general con las tres reivindicaciones de estos siete colectivos. De hecho nos han llegado algunas quejas vecinales de de ruidos, muchas protestas por la masiva ocupación de plazas y calles, de espacios púbicos, con mesas y sillas de bares y restaurantes, pero sobre todo, denuncias sobre cómo está afectando a los vecinos la proliferación sin control de apartamentos turísticos en los últimos meses”, declaró ayer a este periódico Daniel Franco, portavoz de Calle Viva. El colectivo tiene abierto un debate sobre estos asuntos y otros muchos que afectan a la calidad de vida de los vecinos y tienen previsto difundir en breve un comunicado.

“Estamos viendo que no se acaba de poner coto a los apartamentos turísticos, que están expulsando a los gaditanos de sus casas por el encarecimiento de los alquileres. Y estamos comprobando que no se está cumpliendo ni se está haciendo cumplir la nueva ordenanza reguladora de las terrazas”, insiste el portavoz del colectivo.

“Lo que ha pasado con la farola de San Agustín es un episodio que resume muy bien lo que está pasando en Cádiz con nuestras plazas. Basta que se abran dos establecimientos para que acaparen todo el espacio público para convertirlo en privativo, hasta el punto de modificar ese espacio en su propio beneficio. No se está cumpliendo con la regla de los dos tercios en plazas y espacios singulares”. Con la regla de los tercios, Daniel Franco se refiere a que la nueva ordenanza limita a un tercio el espacio que pueden ocupar las terrazas.

Desde el Ayuntamiento afirman que están aplicando la ordenanza de terrazas en vigor y siendo “flexibles” con los establecimientos que ya disponen de autorización y han solicitado su adaptación a la nueva norma e “inflexibles” con los nuevos que pretenden montar por primera vez veladores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios