Tráfico Las cámaras que multarán en Cádiz por entrar en el centro de la ciudad sin cumplir los requisitos

Cádiz

La segunda revolución del Paseo Marítimo de Cádiz

El Paseo Marítimo ha ampliado su oferta hostelera en las últimas semanas. El Paseo Marítimo ha ampliado su oferta hostelera en las últimas semanas.

El Paseo Marítimo ha ampliado su oferta hostelera en las últimas semanas. / Ramón Núñez

Escrito por

J. A. H.

Cuatro décadas después de la transformación más profunda sufrida por el Paseo Marítimo de Cádiz, con la eliminación de las casetas de madera y mampostería y la construcción de un paseo relumbrante, que en su primera fase obtuvo el Premio Nacional de Arquitectura por su diseño, esta vía experimenta ahora una segunda gran revolución cuyo desarrollo se alargará aún en el tiempo.

Esta revolución urbana, directamente relacionada con la apuesta de las ciudades más modernas por la mejora de la movilidad y por conseguir una mayor calidad de vida de sus vecinos y visitantes, se inició hace ya unos meses cuando el Ayuntamiento emprendió la peatonalización parcial del tramo entre el Hotel Playa y Cortadura, aprovechando la construcción del carril bici y eliminando los tramos de acceso complicado para los peatones en el paseo; así como la ampliación del acerado en el tramo entre el hotel y la Puerta de Tierra, donde además se está en proceso de cambio de la balaustrada.

Esta operación se culminará a medio plazo, cuando el Ayuntamiento emprenda una renovación del acerado, y del mobiliario urbano, para lo que ya plantea una inversión inicial de 3 millones de euros. Hay que tener en cuenta que más allá de las obras de mantenimiento y del cambio de las farolas realizado hace dos décadas, el firme del Paseo se ha ido deteriorando desde su primitiva instalación. Además, la construcción del carril bici ha dejado tres modelos diferentes de solería, algo poco estético.

A la vez que se produce este cambio estético tan necesario, el Paseo Marítimo se encuentra inmerso en una revolución muy particular: la renovación y ampliación de su oferta hostelera que, junto a la playa, es parte esencial de esta zona de la ciudad.

Cuando se inició la construcción del carril bici y la peatonalización parcial del Paseo, algunos colectivos presagiaron el fin de la hostelería para la zona y la caída del turismo en la ciudad, por los problemas de aparcamientos unidos a estas obras. Los datos indican todo lo contrario: las cifras de visitantes alcanzan cifras récord mientras que los bares y restaurantes han aprovechado esta obra municipal para renovar, en buena parte, unas terrazas que ponen el cartel de complejo los días de calor.

Pero donde se ha producido un cambio más radical es en el tramo del Paseo entre Isecotel y el Hotel Playa, siempre considerado como la milla de oro de esta arteria urbana, donde se han abierto nuevos locales con grandes terrazas y un diseño atrayente en buena parte de las mismas.

Todo ello completado con el bum que ha supuesto la apertura de la planta de ocio del nuevo hotel Cádiz Bahía, que ha transformado la precaria planta baja de la antigua residencia de Tiempo Libre en una zona de hostelería que apunta a ser una de las más dinámicas del Paseo Marítimo gaditano, a lo que ayuda la amplitud de sus terrazas y estar en un entorno donde se levantan cuatro grandes hoteles.

Ya han abierto sus puertas la mayoría de los locales: 100 Montaditos, la Mafia, Gioelia Cremería, Carl´s JR y Subuya Urba Sushi Bar, además de un supermercado de la cadena Superdiplo.

El local de Foster´s Hollywood está a punto de inaugurarse. El local de Foster´s Hollywood está a punto de inaugurarse.

El local de Foster´s Hollywood está a punto de inaugurarse. / Ramón Núñez

En cuestión de días abrirá Foster´s Hollywood (que retorna a la ciudad tras cerrar su local en San Juan de Dios) y a finales de mayo abrirá el nuevo local de los empresarios gaditanos José Luis Orellana y Pedro Cordón: una freiduría y cervecería, que espera continuar la estela de éxito marcada con los dos primeros establecimientos de estos emprendedores, La Taberna de Don José y la cafetería Diecinueve Coffee and Bakery. El nuevo local con señas de identidad de la tierra se ubica en la esquina con la Glorieta Ana Orantes y llevará el nombre de La Gamberra.

También está pendiente de apertura Oasis Bar, un local de copas.

Frente a esta proliferación de nuevos locales, también se trabaja en algunos establecimientos que se encontraban cerrados en otros tramos cercanos del Paseo, como el 100 Montaditos de la esquina de Fernández Ballesteros con el Paseo o el local de ropa en los bajos de Isecotel a la vez que se renueva el restaurante del Hotel Cádiz Paseo del Mar, lo que indica la relevancia de toda esta zona y el interés comercial por la misma.

En esta transformación física del Paseo Marítimo está pendiente la integración del solar del antiguo cementerio en su entorno. Si se mantienen los plazos marcados por el Ayuntamiento, el camposanto estará totalmente desalojado en el último tramo de 2024, cuando podrá iniciarse su urbanización.

El proyecto supone abrir una gran zona verde, que se pretende muy arbolada, con equipamientos en sus laterales tanto para uso vecinal como para complemento del cercano IES Drago.

Aunque en este nuevo parque con vistas directas a la playa no se podrán construir equipamientos hosteleros, sí se podrá aprovechar para este uso los innumerables locales comerciales que dan a la calle Cruz Roja, paralela al Paseo, revitalizando una zona que, comercialmente, apenas ha tenido relevancia en su historia.

Este tramo conecta con la trasera de Asdrúbal que da al Paseo, también con el cartel de completo en cuanto a la presencia de restaurantes, a partir de la cual y hasta la muralla desciende notablemente este tipo de establecimientos ante la proliferación de otros tipos de locales, de viviendas de planta baja y del muro del patio del colegio de las Esclavas, lo que reduce el potencial turístico en el entorno de la playa de Santa María del Mar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios