Cádiz

El sector de los pisos turísticos de Cádiz augura un “desplome grande” en septiembre

  • Rechazan la alarma por turistificación que esgrime el equipo de gobierno y piden diálogo y participación para regular la actividad en el futuro

Dos turistas transitan por el Paseo Marítimo con sus maletas. Dos turistas transitan por el Paseo Marítimo con sus maletas.

Dos turistas transitan por el Paseo Marítimo con sus maletas. / Julio González

Diálogo y participación son dos de las palabras más utilizadas por el equipo de gobierno en su gestión. Y sin embargo lo uno y lo otro parece estar ausente en casi todos los escenarios, como denuncian los grupos de la oposición y los colectivos y agentes de la ciudad. Así ocurre, por ejemplo, con la turistificación a la que Adelante Cádiz quiso en vano poner coto el martes con una propuesta que dejó fuera a los partidos de la oposición y al sector turístico e inmobiliario y que terminó siendo rechazada por la oposición.

La Asociación de Viviendas Turísticas de Andalucía (Avva) ha insistido en que la situación de Cádiz sigue estando muy alejada de esa alarma y urgencia que mantiene el equipo de gobierno. Tanto, que auguran un “desplome grande” de los pisos turísticos a partir de septiembre, cuando finalice la temporada veraniega que es el punto fuerte en la ciudad. “Una vez pase el verano muchas de esas viviendas se van a destinar a otro fin”, avanza el delegado de la asociación en Cádiz, Luis López, que al respecto remarca que en este tipo de negocios el mercado termina haciendo de elemento regulador. Si hay un exceso de viviendas con fines turísticos, no habrá demanda suficiente para todas y muchas terminarán destinándose al alquiler de larga duración u otras actividades. Por tanto, según esta posición, no sería necesaria ninguna regulación por parte del Ayuntamiento.

Además, el sector de los pisos turísticos advierte que el escenario actual es desconocido, por un lado, y muy distinto al que existía antes de que hiciera acto de presencia la epidemia del coronavirus. “El escenario pre-Covid ya no existe, y ahora tenemos que ver qué escenario se está construyendo ahora”, explica Luis López, que defiende que hasta que no se establezca ese nuevo escenario que se desarrollará después del verano no se sabrá a ciencia cierta “cuál es la situación y si hay algo que regular y hasta qué punto”. Ya hace varias semanas, Avva indicó que para conocer el mercado de pisos turísticos tras la epidemia del coronavirus había que esperar al menos un año, que es el tiempo previsto por los negocios hoteleros para recuperar la normalidad.

Por tanto, desde Avva insisten en rechazar la alerta de turistificación que traslada el equipo de gobierno. “No vemos una alerta inmediata de hoy en día. No hay necesidad urgente de establecer medidas”, asegura su delegado en Cádiz. Además, estos empresarios remarcan las consecuencias que este debate está generando en el sector, lo que puede afectar a futuras inversiones que pudieran estar planteándose para la ciudad debido a la inestabilidad y a la sensación de que el turismo se convertirá en un enemigo para Cádiz “cuando hoy en día es la principal actividad económica que tiene la ciudad”.

De hecho, en relación a esto último, Luis López señala también la contradicción de querer implantar los límites que pretende el equipo de gobierno de manera paralela a la elaboración de un plan estratégico de turismo que ha salido a licitación. “Ese documento que se elabore dirá qué tipo de ciudad de queremos, y en base a eso se sabrá si hay que adoptar medidas o regulaciones”, apunta.

Pese a todo lo anterior, aseguran desde Avva estar “muy abiertos al diálogo” sobre una regulación de la actividad de las viviendas turísticas. “Queremos participar en el proceso de regulación, pero que se haga de forma no precipitada y en base a lo que dicta la ley. Tiene que haber un equilibrio en todo, también en la cuestión del turismo, pero desde el diálogo; hace falta diálogo entre todos los partidos y con todas las partes que se puedan ver afectadas, y nosotros somos parte afectada y queremos participar en ese proceso”, explica Luis López. De hecho, Avva lleva casi un año esperando mantener una reunión con el concejal de Urbanismo, Martín Vila, que finalmente se producirá el próximo 4 de agosto. “Esperemos que la reunión sirva para iniciar ese diálogo entre todas las partes”, desea López, que comparte la opinión de que se evite que haya una saturación turística en el futuro, “pero hay que verlo entre todos”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios