Represaliados en el cementerio de San José En busca de Alfonso López Quera

  • Comienzan las tareas de exhumación de los restos del represaliado en el cementerio de San José que durarán “unas dos o tres semanas”

La arqueóloga voluntaria Rocío Martínez Muñoz trabaja en la sepultura donde se cree que se encuentran los restos de Alfonso López Quera. La arqueóloga voluntaria Rocío Martínez Muñoz trabaja en la sepultura donde se cree que se encuentran los restos de Alfonso López Quera.

La arqueóloga voluntaria Rocío Martínez Muñoz trabaja en la sepultura donde se cree que se encuentran los restos de Alfonso López Quera. / Jesús Marín

Comentarios 1

Alfonso López Quera no pertenecía a ningún sindicato, ni partido político, ni tenía un puesto de responsabilidad en el gobierno de la República. Alfonso López Quera era practicante, de Salamanca, trabajó en Huelva y llegó a Cádiz en 1928. Era masón. En 1936, el mismo año en que lo asesinaron las autoridades militares golpistas, entró a trabajar en la Beneficencia Municipal. Estrenó empleo en febrero, fue suspendido de él y de su sueldo en julio, cesado a principios de agosto, el día 28 de ese mismo mes lo detuvieron y dos días después, en un lugar indeterminado, lo mataron. Sus restos ¿reposan? desde entonces en el patio 3 del cementerio de San José. Sus hijos, hoy octogenarios, quieren recuperarlos. Ayer comenzó su búsqueda.

Cubos de arena, cepillo, más cubos de arena. Patio 3, línea San Mateo, fila 2, tumba 9, lugar segundo contando desde el fondo, desde los tres metros que puede tener de máxima profundidad la sepultura en la que se afanan el arqueólogo municipal, José María Gener, un operario de Cemabasa y los profesionales voluntarios de la Plataforma para la Recuperación de la Memoria Histórica de Cádiz. Ahí, en ese justo lugar, parece que se encuentra el féretro que custodia los huesos del represaliado Alfonso López Quera.

El concejal Martín Vila y algunos profesionales voluntarios que trabajan en la sepultura donde pueden estar los restos de Alfonso López Quera. El concejal Martín Vila y algunos profesionales voluntarios que trabajan en la sepultura donde pueden estar los restos de Alfonso López Quera.

El concejal Martín Vila y algunos profesionales voluntarios que trabajan en la sepultura donde pueden estar los restos de Alfonso López Quera. / Jesús Marín

O, al menos, eso indica un nuevo estudio de la Plataforma, con el visto bueno del arqueólogo municipal, amparados en las últimas experiencias que han tenido en las sepulturas verticales del cementerio. “En la primera fase de búsqueda de restos de represaliados en las sepulturas en vertical observamos que en algunos casos se habían vaciado posteriormente por lo que se paraba de excavar en esos niveles donde aparecía ya ese vaciado por lo que sólo se exhumaron a 8 represaliados. Pero con las tareas en los casos de bebés robados los técnicos se dieron cuenta que había sepulturas donde se reproducía esa misma tipología, parecía que se habían vaciado, y así era, pero si se seguía profundizando se encontraba la continuación de la línea de enterramiento”, explica el concejal de Memoria Democrática, Martín Vila, que recuerda que bajo los féretros de los bebés en este mismo patio, el 3, y en esta misma línea, San Mateo, se encontraron los restos de dos represaliados que se creían exhumados en esas intervenciones posteriores.

“Efectivamente –apoya Gener– existe un porcentaje relativamente alto de que los restos de Alfonso López Quera estén en esta sepultura a pesar de que, como otras muchas, fue vaciada en parte para aprovecharla en los años 60, pero al estar en el número 2, en los niveles más profundos, y por lo que hemos visto ya en la sepultura anterior, cabe la posibilidad de que hayan sido conservados en su lugar”.

El arqueólogo municipal se muestra esperanzado y dispuesto en unos trabajos “relativamente sencillos comparados con otros que hemos realizado ya en el cementerio”, valora, y que calcula que le llevaran “unas dos semanas, o tres, como mucho”.

"Existe un porcentaje relativamente alto de que los restos estén en esta sepultura”

Desde luego, el primer día de trabajo preliminar ha sido de lo más fructífero. Algo más de un metro y medio de tierra, con la consecuente localización de un féretro, ha sido retirado en esta primera jornada dirigida por Gener y con la participación de la arqueóloga Rocío Martínez Muñoz, Adrián Outon, Elena García Gil, Pilar Cubiella y el antropólogo forense Enrique Estévez, todos ellos voluntarios de la Plataforma de Memoria. “Después, toda vez, que localicemos los restos, se unirá el antropólogo forense de la Junta, Juan Manuel Guijo, que es quien hace la certificación”, apunta Gener que al igual que Vila destacan la labor de la Plataforma para la Recuperación de la Memoria Histórica de Cádiz en el impulso de estas exhumaciones.

José Luis Gutiérrez Molina, miembro de la Plataforma y uno de los hacedores del estudio documental, recuerda que además del caso de López Quera se barajan “unos 40 casos en iguales circunstancias”, restos de represaliados que se creían “levantados anteriormente” pero que pueden estar conservados en las cotas más profundas. “Si esta exhumación culmina con resultado positivo es un acicate para el resto de casos, eso sí, es importante que las familias, como ha hecho la de López Quera, hagan la petición”, anima.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios