Educación Los días festivos y los lectivos en el puente de diciembre

Cádiz

Un psicólogo embarcará en el 'Elcano' ante el largo confinamiento de su dotación

  • La tripulación, que participa en una vuelta al mundo de 11 meses, no puede bajar del buque en las escalas por las estrictas medidas por el coronavirus 

  • La ministra de Defensa se compromete a mejorar los medios para las comunicaciones con sus familiares

Un marinero en uno de los pasillos del 'Juan Sebastián de Elcano'.

Un marinero en uno de los pasillos del 'Juan Sebastián de Elcano'. / Fito Carreto

La dotación de Juan Sebastián del Elcano lleva tres meses sin apenas haber podido bajar del barco a estirar las piernas. Las estrictas medidas para que el buque escuela de la Armada, que realiza su undécima vuelta al mundo, esté libre de coronavirus lo impiden. Por el momento, se ha conseguido que no haya ningún caso de covid pero la preocupación por los "efectos colaterales" de este largo confinamiento que les espera, ya que este crucero tiene una duración de once meses, ha llevado a la Armada a intentar mantener lo más arriba posible el ánimo de toda su tripulación con algunas novedades.

Así, un psicólogo embarcará próximamente en el Elcano, cuando también los hagan los guardiamarinas, que inician su instrucción el 5 de diciembre. Estos primeros meses de la vuelta al mundo, que celebra el V Centenario de la primera circunnavegación a la tierra de Magallanes y Elcano, sólo ha estado a bordo la dotación pero con la llegada de los futuros oficiales de la Armada se sumarán 235 personas en un barco de 100 metros de eslora a partir de principios de diciembre.

Lo confirmó la teniente coronel Isabel Martínez, responsable del equipo médico del buque escuela, en una conferencia con la ministra de Defensa, Margarita Robles, esta semana. El comandante del Elcano, Santiago de Colsa, así como varios representantes de la tripulación, mantuvieron una conversación con Robles, donde le explicaron cómo se está desarrollando el viaje y le expusieron además sus inquietudes, sobre todo afectadas por la pandemia.

"Que no se pueda desembarcar y que en las escalas no se puedan reencontrar con familiares como sí ha sido posible en otras ocasiones", apuntaron los participantes, preocupa, a lo que se une el espacio reducido para la convivencia, que en cualquier otro crucero se ha podido llevar con las distintas escalas en las ciudades que se visitaban. "Es una realidad difícil y complicada", reconocía su comandante, que ponían en valor el "compromiso, respeto y responsabilidad" de su equipo ante esta situación. "En la mar podemos cumplir normalmente con nuestro cometido pero hay que tener mucho rigor en los puertos".

Hasta el momento, el equipo de Elcano ha podido desembarcar, gracias a la Armada de Chile, en unas en una isla chilena en unas instalaciones destinadas exclusivamente a los marinos españoles donde jugaron entre ellos un partido de fútbol, "lo que tuvo una magnífica acogida". En el futuro, esperan, con la ayuda de otras armadas, tener la oportunidad de repetirlo siempre que sean instalaciones recreativas o deportivas donde sólo estén ellos.

El equipo médico, apuntó su responsable, además de vigilar ante la posible aparición de un caso, está muy atento a las "consecuencias colaterales" que puede provocar la pandemia, especialmente las psicológicas que puedan causar tantos meses aislados y sin posibilidad de dispersión, como estrés, depresión o disminución de la motivación, de ahí la subida a bordo de un psicólogo.

La responsable del servicio explicó además a la ministra que aunque la mayoría de la dotación es joven y sana cuentan un grupo de población de riesgo, con mayores de 50 años y algún hipertenso. El protocolo impuesto por la pandemia, y que incluyó una cuarentena previa a la salida de Cádiz, presta especial atención a los momentos en los que se tiene contacto con personal ajeno al buque en las escalas, para asuntos logísticos o de avituallamiento.

La ministra de Defensa, que felicitó a todos por su ejemplar labor, se comprometió en la conversación con el buque a mejorar todo lo que sea posible las posibilidades técnicas para las comunicaciones con los familiares del Juan Sebatián de Elcano. "Es una obligación", dijo, en apoyo a su entrega durante este viaje atípico pero que conmemora un hito tan importante como la primera vuelta al mundo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios