La población en Cádiz Kichi: “ Hay que lograr un nuevo modelo que no nos condene a que la gente venga solo a hacer turismo”

  • El alcalde lamenta las limitaciones que tiene en temas como la vivienda y el empleo, esenciales para evitar el éxodo

El alcalde, José María González. El alcalde, José María González.

El alcalde, José María González. / Julio González

En 2009 el Ayuntamiento, gobernado entonces por el PP, mosqueado por los datos anuales del padrón municipal, siempre a la baja, decidió elaborar su propio censo. No se fiaba de los datos del INE, el Instituto Nacional de Estadística, un organismo dependiente de la administración central gobernada entonces, también, por los conservadores.

El estudio, lento de ejecutar y costoso en su financiación, concluyó que la población de Cádiz se elevaba a 143.175 vecinos, bastante más de los 127.632 oficiales.

La queja municipal no sirvió entonces para nada. Ni entonces ni en todos los años siguientes. El padrón del INE es el oficial y no hay posibilidad de cambio. Más aún, 2021 es año de elaboración del nuevo Censo de Población y Viviendas, que se actualiza cada década en todo el país. Habrá que ver si hay cambios al alza o a la baja.

En todo caso, las cifras duelen y son complicadas, por no decir imposibles, de revertir. Cifras que preocuparon al gobierno socialista de Carlos Díaz en sus últimos años, que preocuparon al gobierno popular de Teófila Martínez y que ahora preocupan al gobierno de izquierdas de José María González.

José María González/ Alcalde de Cádiz

El alcalde, en conversación con Diario de Cádiz, constata que la marcha de vecinos de la ciudad se debe, principalmente, por la falta de empleo y la dificultad de acceso a la vivienda.

"Las competencias municipales para dar solución a ambos problemas son muy limitadas e insuficientes, y lo que podemos hacer como Ayuntamiento es tener un modelo de ciudad que intente traer a la gente joven para formarse, vivir aquí y que no emigre".

"Lo más importante es que haya oportunidades de empleo de calidad (estable, digno y sostenido en el tiempo). Lo primero es un Plan de Industrialización para la Bahía de Cádiz. La gente joven de la ciudad no puede vivir sólo de sectores volátiles y estacionales como el turismo o la hostelería. Necesita empleo estable, que venga de la apuesta por energías renovables y transición ecológica hasta un nuevo modelo productivo que dote a la Bahía de Cádiz de empleo sostenible y sostenido. Y para ello, por ejemplo, Europa ha liberado ahora fondos como son los del Next Generation. Hay que perseguir y lograr un nuevo modelo que no nos condene a ser un espacio donde la gente venga solamente a hacer turismo, a ser el chiringuito de Europa en una oferta que sólo genera empleo precario", afirma el alcalde.

En cuanto a la vivienda, un problema histórico de la ciudad, José María González tiene claro que "lo básico y primordial sería regular los precios de la vivienda, que es un bien básico, pero eso le compete directamente al Gobierno".

Como Ayuntamiento "vemos la necesidad de que haya precios comedidos, accesibles en la ciudad. Actualmente eso no ocurre, y sin vivienda la gente se marcha a otras ciudades".

Con la escasa capacidad de gestión que puede tener un ayuntamiento, ¿qué se hace desde el Ayuntamiento de Cádiz. "Con nuestros recursos, intentamos por ejemplo pinchar algunas burbujas como la de los apartamentos turísticos. La proliferación de esta oferta encarece la vivienda en distintas zonas y barrios, especulando con la rentabilidad de tener un techo y eso conlleva, en paralelo, que suban los precios de las viviendas residenciales". Ante esa realidad, la gente decide irse a municipios cercanos porque aquí en la ciudad no pueden permitirse pagar una vivienda al precio que se ofrece.

Otra pata es el fomento del alquiler social, "con viviendas que escapen fuera de esa dinámica de encarecimiento del mercado y que ponga en el centro el interés social de esa acción".

Para reforzar la atracción de los jóvenes, además de estos programas, destaca el alcalde que su equipo tiene diversos planes. "Uno de ellos, que pensamos que es fundamental, es que se cree un cinturón universitario frente al mar, comprendiendo por ejemplo que Valcárcel se convierta en Facultad de Educación para que venga un núcleo importante de gente joven a formarse a la ciudad, que aprovechen las oportunidades que se generen en la zona y que se queden a vivir", aunque en este caso se está chocando con los impedimentos que está poniendo la Junta de Andalucía a la hora de favorecer esta apuesta universitaria.

Lorena Garratón/ Concejala de Juventud

Lorena Garratón, concejala de Juventud, incide también en el empleo y en la vivienda como dos pilares esenciales para mantener a los jóvenes en Cádiz. "No nos cansaremos de repetir que necesitamos empleo. Pero no queremos cualquier empleo para nuestra juventud, sino un empleo estable, digno, sostenido en el tiempo y que venga de la mano de una apuesta por las energías renovables, de la transición ecológica hacia un nuevo modelo productivo. En ese sentido, llevamos mucho tiempo pidiendo un Plan de Industrialización de la Bahía de Cádiz. La gente joven no puede vivir solamente de sectores económicos estacionales y precarios como la hostelería o el turismo. Un modelo, creado por el PP y el PSOE que nos condena a servir a Europa desde la precariedad. Las New Generation son un buen punto de partida y, precisamente por ello, hemos planteado proyectos que van en ese camino".

"Necesitamos también una regulación del alquiler y de la vivienda. Que la vivienda no tenga precios desorbitados que nos hipotequen de por vida o que nos dejen llegar a fin de mes. Si no tienen donde vivir, la gente joven se va de la ciudad. Tan sencillo como eso. Pero para revertir ese problema necesitamos que el Estado regularice los precios, el mercado de la vivienda, porque es un bien básico".

Como es lógico, la edil coincide con el alcalde a la hora de contestar sobre el papel del Ayuntamiento. Incide en la eliminación de burbujas inmobiliarias que, afirma "hace que la juventud se vaya a las ciudades cercanas, a la periferia de Cádiz, porque aquí no pueden permitirse vivir. También estamos fomentando el alquiler social para este colectivo con muy escasos ingresos y que está fuera del mercado de las inmobiliarias, que ponga en el centro el interés social", destaca la edil gaditana.

Carlos Paradas/ Concejal de Fomento

Por su parte, el teniente de alcalde de Fomento, Carlos Paradas, destaca que "es evidente que las condiciones de empleabilidad de un territorio hacen que se quede más o menos gente en él. En Cádiz hay mucha gente que se forma y tiene que salir fuera a encontrar un empleo porque en la ciudad y en la Bahía de Cádiz no encuentran oportunidades ajustadas a su formación".

"¿Es que la gente de Cádiz tiene menos oportunidades de formación o están menos capacitados?", se pregunta el concejal. Y responde: “En absoluto, de hecho muchos de ciudadanos de nuestra zona encuentran empleos en otras regiones y provincias. Lo que ocurre es que para que puedan quedarse muchos de ellos hace falta una reforma estructural a nivel de gran industria, que es la que genera la riqueza en el territorio”, advierte en su charla con este diario.

"Con los fondos de reindustrialización en el marco europeo tenemos la oportunidad para organizar las dos grandes industrias. Recordemos que tendremos a la industria aeroespacial y a la naval pendientes, con una gran trayectoria y un gran prestigio, pendientes de que con esos fondos se haga un plan de generación de empleo a nivel nacional con una apuesta eficiente y eficaz", concluye el edil.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios