El desarrollo portuario de Cádiz

El nuevo muelle de contenedores estará en marcha a final de 2020

  • La Autoridad Portuaria ultima su urbanización a la vez que ya hay empresas interesadas en la gestión de la futura terminal de contenedores

  • Considera esencial el tren a la Cabezuela

Los participantes en el debate celebrado en Diario de Cádiz Los participantes en el debate celebrado en Diario de Cádiz

Los participantes en el debate celebrado en Diario de Cádiz / Lourdes de Vicente

La urbanización de la primera fase del muelle de contenedores estará terminada a finales de 2020. A la vez estará listo el acceso a esta infraestructura y concluido el pilotaje de la tercera vía para las grandes grúas. La finalización de este ambicioso proyecto irá pareja al inicio del proceso administrativo para ejecutar las siguientes fases de la nueva terminal de contenedores incluyendo el concurso para su gestión y, también, el estudio medioambiental esencial para el dragado marítimo.

Todo este conjunto de actuaciones forman parte del plan de actuación ya emprendido por la Autoridad Portuaria y se une, igualmente, al desarrollo del Bajo de la Cabezuela, que en unas semanas tendrá ya la fecha de licitación para su comunicación ferroviaria, tras cerca de dos décadas de espera.

Con la tarea bien cumplida, y un cronograma por delante que recordaba al inmenso plano de Cádiz que tenía en su despacho como alcaldesa, Teófila Martínez, presidenta de la Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz, APBC, informó ayer de todos estos planes a representantes de las principales empresas del sector marítimo gaditano.

Todos participaron en un debate celebrado este miércoles en la sede de Diario de Cádiz. En el mismo estuvieron, junto a Martínez, Emilio Medina (Cadiship), Francisco Naranjo y Diana Domecq (Concasa), Susana Uya (Suardíaz), Rafael Fernández (Bayport), Bernardino Copano (Bernardino Abad), Jaime MacPherson (MacPherson Marine Surveyors), Manuel Rosell (Agencia Marítima Rosell), José Antonio Portillo (Agencia Marítima Portillo), José Luis Gómez de González (Gaggero) y Jesús Otero (Europea Expediciones), actuando como moderador del encuentro el director de Diario de Cádiz, David Fernández. Tanto la nueva terminal, como el tren a la Cabezuela y el dragado de la canal centraron gran parte del debate.

La presidenta de la APBC, que apenas lleva unas semanas en este puesto, dejó claro que su prioridad inicial ha sido salvar los obstáculos que se han ido encontrado en la gestión de diversos proyectos portuarios y solventar errores pasados. En este sentido destacó que en su momento no se tramitó el proceso de dragado de la canal, esencial para permitir la llegada de grandes buques, reclamado por todos los sectores portuarios presentes en el encuentro, algo que ahora está en vías de solución. Eso sí, optó por no dar fechas debido al complicado proceso administrativo que implica.

En unos días se aprobará el proyecto de pavimentación de la terminal mientras que se espera que en unos meses esté listo el plan de conclusión del túnel que dará acceso al nuevo muelle.

Martínez evidenció la relevancia de esta terminal. Por lo pronto su desarrollo mejorará la capacidad del puerto. No se elimina este tráfico, histórico en la ciudad de Cádiz, sino que se potencia aunque en un espacio con menor incidencia en la trama urbana. Hay que tener en cuenta que la primera fase permitirá una ocupación de 400.000 contenedores mientras que se llegará a los dos millones cuanto todo el proceso esté listo. Sin una fecha fija, la terminal definitiva podría estar lista sobre el 2022.

La presidenta indicó que había empresas, dos o tres, interesadas en la futura gestión de la segunda fase de la terminal, mostrándose muy optimista sobre su evolución en el mercado. "Yo soy ambiciosa y no me gusta competir por las migajas", indicó.

Si la nueva terminal es una pata esencial en el fortalecimiento de la actividad portuaria en Cádiz, la otra es el Bajo de la Cabezuela.

"Para todo puerto es fundamental contar con el tren" y en eso se está trabajando. No ha sido un proyecto sencillo, pues del mismo se viene hablando desde hace veinte años, aunque Martínez ya está apretando a Adif para su ejecución inmediata.

Todo ello irá acompañado con inversiones destinadas a mejorar la adecuación del Bajo de la Cabezuela, cuya precariedad lamentó. A la vez adelantó que se estaba trabajando con la Junta para conseguir que el suelo de Delphi se utilice para incrementar el suelo de almacenamiento portuario.

El muelle de la Zona Franca y la apuesta por las instalaciones en El Puerto de Santa María completan una oferta que Martínez situó entre las más relevantes de Europa, al estar en el entorno de una plan Off-Shore, suelo industrial y un astillero de referencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios