Protesta en la sanidad pública andaluza

Más de 30 médicos secundan la primera jornada de huelga indefinida solo en los centros de salud de Cádiz capital

Concentración de médicos de Atención Primaria en huelga ante el Centro de Salud del Mentidero, en Cádiz

Concentración de médicos de Atención Primaria en huelga ante el Centro de Salud del Mentidero, en Cádiz / Miguel Gómez

La primera jornada de la primera huelga indefinida de la historia a la que han sido convocados los médicos de Atención Primaria en Andalucía se ha desarrollado hoy con un seguimiento irregular en la comunidad autónoma y sin incidencias reseñables. El Sindicato de Médicos y Médicas de Atención Primaria (SMP), convocante del paro, ha cifrado en una horquilla de entre un 20% y un 60% el seguimiento en Cádiz, Málaga, Huelva, Almería, Sevilla, Córdoba y Granada, por ese orden. "Los servicios mínimos son muy altos, entre el 40% y el 100%, y ello dificulta el seguimiento", dicen desde la recién nacida central sindical.

Según un sondeo hecho esta mañana por este periódico a pie de cada uno de los centros de salud, de la capital gaditana los médicos de familia secundaron la convocatoria de huelga de manera irregular, con porcentajes que van desde el cien por cien de la plantilla del centro de salud de Puerta Tierra hasta el cero en los de Loreto y La Merced, pasando por entre el 70% y el 80'% en El Mentidero, el 50% en La Laguna y el 30% en El Olivillo.

La cifra total de facultativos que se sumaron al paro en la ciudad de Cádiz ronda e incluso supera los 30, un dato que contradice a todas luces y pone en evidencia el dato oficial proporcionado por la Consejería de Salud, que cifra en sólo 35 los médicos que hicieron huelga en toda la provincia. De hecho, el primer dato que facilitaron de la provincia de Sevilla fue que sólo había secundado el paro un médico, cifra que rectificaron posteriormente por la de 29, un número que el SMP califica no sólo de ridículo, sino de literalmente falso.

La jornada de huelga se desarrolló sin incidentes, sin que consten quejas ni reclamaciones entre los pacientes. Algunos incluso manifestaron de manera pública su apoyo incondicional a las reivindicaciones de los médicos, tal y como pudo presenciar Diario de Cádiz durante la concentración que los médicos en huelga protagonizaron a mediodía a las puertas del Centro de Salud del Mentidero, en la calle Cervantes, muy cerca del Colegio Oficial de Médicos.

Elena Gilabert, portavoz del Sindicato de Médicos y Médicas de Atención Primaria. Elena Gilabert, portavoz del Sindicato de Médicos y Médicas de Atención Primaria.

Elena Gilabert, portavoz del Sindicato de Médicos y Médicas de Atención Primaria. / Miguel Gómez

"Aquí somos once médicos, de los cuales siete estamos en huelga, aunque el SAS está contabilizando los servicios mínimos que ha establecido como que no están de huelga", explica a este periódico Elena Gilabert, portavoz del sindicato convocante del paro, a quien precisamente la han nombrado para cubrirlos. "En el resto de los centros de salud está habiendo bastante seguimiento, unos al cien por cien, otros al 50% o al 30% y uno, que sepamos, el de Loreto-Puntales, en el que nadie ha hecho huelga, pero habrá que esperar a los datos de la tarde", resumió a mediodía. "En el resto de la provincia también ha habido bastante seguimiento, en el Campo de Gibraltar, en la Sierra y en Jerez", añadió.

Elena Gilabert lleva 22 años trabajando para la sanidad pública. Es médico de familia residente, con la especialidad hecha en el Hospital Universitario de Puerto Real. Empezó en los dispositivos de apoyo, en la UVI móvil, donde estuvo 17 años. Desde 2020 atiende a sus pacientes en el Centro de Salud del Mentidero.

En este centro, cada uno de los médicos atiende a diario a entre 40 y 50 pacientes. "Empezamos con unos 35 programados, pero luego suben con las urgencias, el familiar que no ha pedido cita, las visitas a domicilio y las llamadas telefónicas", aclara Elena. Por eso una de las principales reivindicaciones del SMP es que se establezca un máximo de 20 pacientes diarios por médico y un mínimo de atención de diez minutos por cada uno. "Trabajamos a destajo, con apenas tres minutos por paciente y en ese teimpo es imposible ni siquiera revisar la medicación de un paciente crónico", lamenta esta profesional.

Tres de las facultativas durante la primera jornada de huelga. Tres de las facultativas durante la primera jornada de huelga.

Tres de las facultativas durante la primera jornada de huelga. / Miguel Gómez

Además de las consultas, "durante la jornada laboral también debemos desempeñar otras funciones como las visitas a domicilio programadas y el control de crónicos, además de disponer de tiempo para sesiones clínicas, investigación, formación, para prevención de salud en colegios y asociaciones de vecinos, para acciones de cooperación con los Ayuntamientos con el fin de mejorar los niveles de salud en los barrios, para revisiones de vacunas, control de embarazo, programas antitabaco y planificación familiar. Todo eso se ha perdido y ha redundado, por ejemplo, en un incremento de los abortos y, en general, en una pérdida de calidad asistencial. Y quien pierde siempre es el pobre, el frágil, el vulnerable, el paciente que más nos necesita, el crónico. Pedimos tiempo para ejercer nuestro trabajo como se merecen nuestros pacientes", añade la portavoz de los médicos".

Uno de los carteles reivindicativos que portaban los profesionales sanitarios. Uno de los carteles reivindicativos que portaban los profesionales sanitarios.

Uno de los carteles reivindicativos que portaban los profesionales sanitarios.

"Además reclamamos retribuciones dignas, porque si no las tenemos los compañeros se van a otras comunidades autónomas, y un respeto por parte de las administraciones y por parte de la ciudadanía a nuestra profesión médica", recalca Elena Gilabert. "Esto es un problema estructural a nivel nacional: no hay médicos suficientes porque no hay una retribución adecuada y digna", resalta Elena Gilbert. El salario de un médico está dividido en un sueldo base que paga el Estado y los complementos, que los pagan las comunidades autónomas. "Y la Junta de Andalucía es la que menos paga de todas", aclara la profesional. "Siempre nos están rascando sueldo. Y este año estamos reclamando todos, desde 2017, la productividad, que es de unos 500 a 700 euros anuales, la carrera profesional y la paga extra completa de 2008, que nos quitaron el 10%. El médico de familia de Atención Primaria tiene menos restribución que el del hospital ¿por qué esa diferencia, si ejercemos todos lo mismo? Queremos un sueldo digno equiparado al de los compañeros del hospital y al del resto de las comunidades autónomas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios