A partir del próximo viernes 20 de enero

Huelga indefinida: Los médicos de Atención Primaria piden 20 pacientes al día y 10 minutos para cada uno

  • El sindicato convocante del paro que afectará a miles de ciudadanos negocia servicios mínimos con el SAS, sin acuerdo hasta el momento. De sus reivindicaciones ni siquiera se está hablando

  • Los facultativos piden, además, seguridad ante las agresiones y que se equiparen sus salarios con los de otras comunidades. En Andalucía cobran mil euros menos al mes que en el País Vasco o Cataluña

Una de las recientes manifestaciones en defensa de la Atención Primaria, en Madrid.

Una de las recientes manifestaciones en defensa de la Atención Primaria, en Madrid. / Fernando Villar/ EFE

Si conseguir una cita con el médico en un centro de salud es desde hace tiempo una odisea, a partir del próximo viernes 20 de enero se convertirá en una misión imposible no se sabe por cuanto tiempo. A no ser que el Servicio Andaluz de Salud (SAS) comience a negociar, como es su obligación, las reivindicaciones de los facultativos de Atención Primaria, un colectivo que dice sentirse literalmente "maltratado" desde hace años por la administración sanitaria autonómica.

A dos días de que arranque la huelga indefinida convocada por el Sindicato de Médicos y Médicas de Atención Primaria (SMP), que previsiblemente empeorará todavía más la insostenible situación de colapso del sistema sanitario público andaluz, de lo único que se está hablando hasta ahora con los responsables del SAS es de los servicios mínimos que se establecerán. Ayer mantuvieron una primera reunión que culminó sin un acuerdo global, aunque sí en algunos puntos, por lo que retomarán a mediodía de hoy las conversaciones. Ayer todavía tenían pendiente de consensuar lo fundamental, que es la agenda de los profesionales que asumirán esos servicios mínimos. Es decir, quiénes de entre quienes no secunden el paro harán qué y en qué cantidad.

Pero lo realmente preocupante, para el colectivo y para decenas de miles de ciudadanos desesperados por una cita médica que necesitan ya, es que a día de hoy no hay abierta ni la más mínima línea de negociación sobre las principales reivindicaciones de los facultativos, confirmó ayer a este periódico Fernando Ramírez, vicepresidente de la central sindical convocante. Por eso resulta ineludible recordar qué es lo que piden exactamente los médicos de cabecera andaluces a la administración que gestiona el Gobierno del Partido Popular, con Moreno Bonilla al frente.

La principal de las reivindicaciones es poner límite a la insostenible agenda de citas a las que el SAS obliga a a atender diariamente a los médicos de los centros de salud. Conviene recordar que un distrito sanitario de la provincia de Cádiz se encontraría entre los diez de mayor presión asistencial del país en medicina de familia y otros dos estarían en el ranking de los más saturados en pediatría. Así consta en un informe realizado sobre la situación de la Atención Primaria en España por la organización sin ánimo de lucro Civio, especializada "en vigilar a los poderes públicos", como ella misma se define, y formada por personal sanitario y periodistas de todo el país.

Tal y como ya publicó este periódico, el Área de Salud de Jerez-Costa Noroeste tendría una presión asistencial media de 38,36 pacientes al día, el cuarto de Andalucía, pero al que le siguen también con el mismo número la zona de Campo Gibraltar Este (38,24) y Sierra de Cádiz (38,12).  Las otras dos grandes áreas sanitarias de la provincia se quedarían en una cifra que tampoco baja mucho más, como son los 36 pacientes al día para Bahía de Cádiz-la Janda y Campo Gibraltar Oeste. Estas cifras, además, se habrían visto aumentadas desde 2020, ya que por entonces ninguna de estas áreas administrativas en las que se divide el SAS superaba los 34 pacientes de media, con lo que la carga de trabajo ha empeorado en todos los casos. “Nos dicen que tenemos que atender a 30 y al final de la jornada terminamos atendiendo a 45 o 50 personas, con un tiempo miserable para dedicarle a cada paciente. No son condiciones para ejercer la Medicina”, sostienen desde la central sindical.

Ante esta situación lo que reclaman los médicos de Atención Primaria es que se establezca un máximo de 20 pacientes al día por médico y un tiempo mínimo de diez minutos de consulta por cada uno de ellos. "Ver a veinte pacientes al día no quiere decir que sea la único que hagamos de ocho a tres de la tarde", explica Fernando Ramírez. "Además necesitamos tener hueco para los programas que tenemos que llevar a cabo en los centros de salud, donde se hace ecografías, programas de embarazo, de planificación familiar, con las unidades de Salud Mental, las citologías, los avisos domiciliarios, que muchas veces los tenemos que atender fuera de jornada; necesitamos tiempo para las sesiones clínicas, como tienen todos los hospitales, para formación, para las tutorías de los médicos internos residentes (MIR). Porque  la labor de un médico no es solo atender a pacientes..."

Otra de las reivindicaciones del colectivo es su equiparación salarial a los médicos de otras comunidades autónomas que ejercen las mismas funciones. Un facultativo de un centro de salud andaluz cobra una media de entre 1.800 y 2.000 euros, mientras que en Cataluña y el País Vasco perciben en torno a 2.800. Nada menos que mil euros más al mes. Además, en comparación con otros empleados públicos también están en desventaja en conceptos como la antigüedad, ya que no cobran sexenios además de los trienios como los profesores. "Se nos están exigiendo requisitos y objetivos imposibles de cumplir de manera que esto está generando una gran fuga de profesionales a la sanidad privada y a otros países de Europa", asegura Fernando Ramírez.

A las anteriores se añade una tercera reclamación fundamental: la garantía de su seguridad e integridad física en el desempeño de su trabajo. "La mayoría de las agresiones se producen en los centros de salud, a compañeras, por cierto ¿por qué no hay seguridad en ellos cuando sí que la hay, y debe ser así, en los hospitales?", se pregunta el vicepresidente del SMP.

Continuadora de la labor colectivo "¡Basta Ya!", la recién nacida central sindical cuenta ya con el apoyo de UGT y el Sindicato de Técnicos de Enfermería (SAE) y el posicionamiento "muy cercano" de CCOO de cara a la huelga indefinida que arrancará el próximo viernes 20 de enero, informa Fernando Ramírez.   

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios