Patrimonio de cádiz

El legado de Cayetano del Toro

  • La familia del político y médico gaditano organiza una serie de actos para recordar su figura, fallecida hace cerca de un siglo

n nutrido grupo de trabajadores paró el cortejo fúnebre cuando iba por la calle Prim, tranquilizó a los caballos que tiraban de la carroza y sacó a pulso el féretro que portaba los restos de Cayetano del Toro y Quartillers, fallecido el 2 de enero de 1915. Los trabajadores, seguidos por una muchedumbre, llevaron el féretro hasta el salón de plenos del Ayuntamiento de Cádiz, donde se veló el cuerpo hasta su traslado al cementerio católico de la ciudad, en el barrio de San José de extramuros.

Es este un resumen de la extensa crónica publicada por Diario de Cádiz con el relato del entierro de uno de sus conciudadanos más insignes. Médico por devoción y político por su afán de servir al pueblo, a punto de cumplirse el centenario de su fallecimiento, su familia, sus tataranietos, han comenzado a recuperar su legado. El legado físico: libros, escritos, partituras, piezas de coleccionistas procedentes de todo el mundo; y el legado humano: la atención a los necesitados, la apuesta por una ciudad más habitable, la búsqueda de una sociedad más culta. La creación de la Asociación Amigos de Cayetano del Toro es el primer paso para la recuperación de esta figura dentro de un proyecto que se alargará durante los próximos años.

“La idea de impulsar esta Asociación surge cuando desde la actual generación de la familia vemos que hay que evitar la pérdida de tantos recuerdos y anécdotas, que van más allá de la propia familia y que son ejemplos de toda una época de la vida de Cádiz”, destaca Lylian del Toro, presidenta de la asociación, que resalta el trabajo de recopilación ya iniciado por su primo, Ignacio Gallastegui del Toro, y por su marido, Ángel Guisado, que están trabajando en una biografía del médico y político que debe de estar concluida en 2015.

El trabajo de recuperación del legado se ha centrado en una primera fase en el inventariado de todo lo que se mantiene en la familia de la época de Cayetano del Toro. Sobresale su inmensa biblioteca, que cuenta con ejemplares únicos especialmente de temas médicos e incluso un libro sobre los rituales masónicos; igualmente se dispone de una amplia colección de medallas, entre ellas las de alcalde de la ciudad (cargo que ocupó Del Toro durante varios años de fructífero trabajo), piezas relacionadas con el centenario de la Constitución de 1812 (él fue el promotor del Museo Iconográfico), a la vez que se guardan decenas de partituras musicales, fotografías, espadas (un sable del ejército de tierra de 1870 y una espada de la tropa indígena de Filipinas de finales del siglo XIX, entre otras), jarrones y numerosos regalos recibidos durante su labor sanitaria. Se perdió, en una de las tantas mudanzas realizadas en su época, un elefante disecado que presidía uno de los patios familiares.

En esta recopilación, también se están buscando piezas y libros que han sido adquiridos por otros particulares. Diversas instituciones de la ciudad, como el propio Museo de las Cortes, cuenta con material  legado por el propio Cayetano del Toro.

En una segunda fase, igualmente iniciada ya, el trabajo se abre al conjunto de la sociedad. Por lo pronto, y con el apoyo del colegio San Felipe Neri, se ha organizado y celebrado con éxito la obra de teatro La comedia de los truenos, basada en una obra de José del Toro, hermano de Cayetano. La música, estrenada en Cádiz gracias a esta representación, elegida fue escrita, hace dos siglos, por P. Libón y L. Guenée, dos gaditanos de origen francés cuyas partituras originales guarda la familia.

También se va a firmar en unos días un convenio con el Ateneo de Cádiz, que el mismo Del Toro llegó a presidir, con el objetivo de difundir su figura y los valores de la Constitución. A la vez, la Asociación quiere ponerse en contacto con el Ayuntamiento y la Diputación para ofrecerles su colaboración en proyectos relacionados con la propia ciudad. “Queremos vender el espíritu de superación que marcó la época de Cayetano del Toro y en estos momentos de tanta crisis, hacer ver que se puede salir adelante con el esfuerzo de todos”. Junto al libro en el que ya trabajan su marido y su primo, Lylian del Toro nos descarta la posibilidad de organizar, para 2015, una exposición con buena parte de este legado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios