La crisis del turismo tras el coronavirus Los hoteles de Cádiz capital apuestan poco por un septiembre plagado de dudas

El Spa Plaza de Cádiz, de cuatro estrellas, ha llevado a rajatabla su protocolo anti covid para evitar contagios, algo que el público ha sabido agradecer. El Spa Plaza de Cádiz, de cuatro estrellas, ha llevado a rajatabla su protocolo anti covid para evitar contagios, algo que el público ha sabido agradecer.

El Spa Plaza de Cádiz, de cuatro estrellas, ha llevado a rajatabla su protocolo anti covid para evitar contagios, algo que el público ha sabido agradecer. / Lourdes de Vicente (Cádiz)

Se temía lo peor, pero al final no ha sido para tanto. Los hoteles de la capital pensaban que este verano iba a ser un auténtico desastre, pero las cifras demuestran que era un mal año para hacer previsiones.

Ha sido un verano plagado de incertidumbres en un año plagado de incertidumbres. Muchas dudas, muchas reservas de última hora, muchas cancelaciones y, al final, los más valientes son los que han sabido disfrutar de una temporadita de verano alejados de sus casas. Muchos optaron por aislarse en la sierra en una casita con piscina pero otros siguieron apostando por los hoteles y por las comodidades que ello conlleva, aprovechando la tranquilidad que da la ya popular “cancelación gratuita” que han ofrecido la totalidad de los establecimientos hoteleros si no han querido ver sus habitaciones vacías sin turistas.

Pero al final, el histórico verano de la pandemia ha dejado tras de sí porcentajes de ocupación que han sorprendido a todos, sobre todo a los responsables de los principales hoteles de la capital.

Sin ir más lejos, el Spa Cádiz Plaza, un cuatro estrellas ubicado a muy pocos metros de la playa, tuvo en julio, de media, el hotel medio lleno, concretamente al 49%, según indicaba a este medio su directora, Noelia Martínez.

Este hotel familiar fue el primer cuatro estrellas que se atrevió a abrir tras el confinamiento. Lo hizo plagado de dudas y miedos pero hay que pagar una hipoteca y dar empleo a muchas familias y no hubo más remedio que “lanzarnos a la piscina sin agua” y abrir las puertas del Spa Cádiz Plaza.

Ahora Noelia Martínez ya sonríe pero le costó muchas horas mirando en el ordenador el índice de ocupación de las camas de su coqueto hotel. Pero parece que al final las cifras también le sonrieron y llenó la mitad del hotel. En agosto logró cubrir el 70% de su capacidad. “Para mí un 70% ha sido para tocar las palmas, con la expectativa que teníamos de julio para agosto, que creíamos que sólo llegaríamos al 30%”, señala Noelia Martínez.

En cuanto al mes de septiembre, Noelia tampoco quiere jugársela, aunque el ordenador le delata que sólo tiene comprometido para este mes el 25,24% de sus camas. Aún así la directora del Spa Cádiz Plaza sabe y confía en que septiembre puede dar un giro de 180 grados si se logra frenar la incertidumbre que rodea el inicio escolar. Noelia Martínez recuerda que este mes es un mes más bien de parejitas que optan por dejar a los niños con los abuelos para disfrutar de unos días solos. Este perfil de cliente está perdido, según Martínez, este año, ya que el empiezo de las clases y las cifras del rebrote del coronavirus no permiten a nadie hacer planes.

Pero la directora de este hotel no se resiste y anuncia que hará lo posible por crecerse ante la adversidad e incluso reinventarse si hiciera falta reorientando su hotel con tal de verlo lleno de clientes.

Del resto de hoteles de cuatro estrellas de Cádiz capital, este Diario ha obtenido las cifras del Parador Atlántico que parece haber visto la crisis de la pandemia tan sólo de lejos a juzgar por sus cifras de ocupación. De hecho, en julio acabó con el 84,7% de sus habitaciones ocupadas, y agosto casi llegó al lleno, con una ocupación del 93,3%, sólo 4 puntos por debajo del año pasado.

El hotel Puertatierra llenó el 35% de sus habitaciones en julio, y en agosto el 40%, y espera llegar en septiembre al 30%.

El Barceló, por su parte, tuvo un mes de julio con un 45% vendido y un sorprendente agosto con el 84%. Por contra, el mes de septiembre tiene ahora mismo el hotel reservado al 40%. Su directora en Cádiz, Ana Casanova, teme que no lleguen más allá, “pero habrá que esperar unos días porque el domingo que viene es cuando empiezan ya a decaer las reservas”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios