Hospital Puerta del Mar| Cádiz Sebastián Quintero: “La clave en Urgencias es que no espere quien no tiene que esperar”

  • El gerente del Puerta del Mar recuerda la total prioridad de los casos valorados como más graves

Puerta del Servicio de Urgencias del Hospital Puerta del Mar, en una imagen de archivo. Puerta del Servicio de Urgencias del Hospital Puerta del Mar, en una imagen de archivo.

Puerta del Servicio de Urgencias del Hospital Puerta del Mar, en una imagen de archivo. / Jesús Marín

Respecto a las quejas de algunos usuarios y de los propios trabajadores por los tiempos de espera en el servicio de Urgencias y de camas, en general, el gerente del Hospital Puerta del Mar, Sebastián Quintero, aseguró que “el hospital está un poco mejor que otros veranos porque hemos cerrado menos camas y los tiempos de espera son menores. Pero puntualmente siempre va haber situaciones concretas, que son eso, puntuales”.

“Estamos un poco mejor que otros veranos. Pero mientras que el personal sanitario siga tomando vacaciones –a las que por supuesto tiene derecho, como cualquier otro personal– no hay profesionales para cubrir al cien por cien todos los puestos”, reconoció Quintero. “Tenemos en marcha es un plan para minimizar las consecuencias y aprovechar ese cierre para hacer obras de mantenimiento cuando disminuye algo la actividad, fundamentalmente quirúrgica, y reforzamos los puntos de especial atención”, explicó el gerente.

“Vengo ahora mismo de Urgencias. Había algunos pacientes en espera de cama, en espera de que se liberen las camas que se liberan por las mañanas. Este hospital afortunadamente no ha estado colapsado en ningún momento. Ha aumentado la demanda de atención en urgencias. Eso nos pasa todos los veranos. Pero dentro del plan de verano nos habíamos comprometido a cerrar camas en función de la necesidades y actualmente tenemos controles que estaba previsto cerrar en agosto, y no se han cerrado. Y no se van a cerrar. Vamos a esperar que terminen las obras en algún otro control para trasladar a esos pacientes y poder hacer obras en esos controles en las que estaban previstas. Vamos a ir adaptándonos a las necesidades”, añadió Quintero.

El gerente del hospital aprovechó para hacer un llamamiento a la ciudadanía respecto al uso y funcionamiento de este servicio: “En Urgencias hay que diferenciar la urgencia de la emergencia. Aunque para todos, cuando tenemos un dolor, es una urgencia, el profesional tiene que valorar al paciente y, ante un aumento brutal de la demanda, hay pacientes que, desgraciadamente, van a tener que esperar. Porque a todos no los podemos atender en el mismo tiempo”.

“La clave está en que el pacientes con un dolor precordial, el lactante con fiebre sin foco, el paciente con un problema de comportamiento, el paciente con una sospecha de ictus, no espere”, matizó Quintero. “Si aumenta mucho la asistencia a Urgencias, desgraciadamente, por más recursos que pongamos, siempre va a haber demoras. La clave está en que no espere quien no tiene que esperar”.

“Desgraciadamente, al aumentar la población en verano habrá pacientes que tendrán que esperar, porque al cien por cien no se pueden cubrir las vacaciones en todo el hospital, pero en Urgencias, prácticamente sí que se está haciendo”, insistió el gerente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios