La vuelta de la familia Moral al comercio de Cádiz Casi 100 años de cara al público

  • Confecciones Moral cerró sus puertas sin poder cumplir su primer siglo de vida en el centro de Cádiz

Confecciones Moral ocupó durante casi un siglo la esquina de las calles San Francisco y Columela.

Confecciones Moral ocupó durante casi un siglo la esquina de las calles San Francisco y Columela. / D.C. (Cádiz)

Fue el 1 de octubre de 2010 el día que se materializó otro gran golpe para el comercio tradicional gaditano con el cierre de Confecciones Moral después de casi cien años ocupando la emblemática esquina de las calles Columela y San Francisco.

Los dos Moral que tuvieron que vivir esta apocalipsis fueron Pepe León (padre de Álvaro) y Benito, que por la crisis del sector se vieron abocados a firmar un acuerdo de alquiler con una multinacional dedicada. A la bisuería, accesorios y complementos para chicas.

El propio José León Moral, uno de los dos propietarios del negocio ya comentó a este periódico que el cierre no se debía a un mero “capricho” sino que se producía porque “no le vemos futuro. Teníamos claro que esta esquina no se la íbamos a dejar a cualquiera”, así que tardaron en buscar al inquilino idóneo, pero una vez que lo encontraron no lo dudaron y tiraron para adelante con el cierre de una parte de la historia del comercio tradicional de Cádiz que ahora, en estos días, Álvaro se está encargando de intentar, de manera modesta, resucitar.

La familia Moral llegó a tener ocupadas con negocios textiles tres de las cuatro esquinas de la confluencia de la San Francisco con Columela y Corneta Soto Guerrero.

Con ese cierre, la emblemática firma se quedaba sólo, en aquel entonces, con una tienda de ropa de caballeros. A su vez, los Moral también contaban en ese triángulo una tienda de ropa femenina que hacía esquina con Corneta Soto que, en poco tiempo, se convirtió en una de las oficinas de Bankinter.

Histórico era el momento en el que los escaparates de Confecciones Moral lucían las copas del Trofeo Carranza, frente a la que muchos gaditanos y no tan gaditanos se hicieron sus fotos.

Cabe recordar que la tercera generación Moral fue la que tuvo que vivir en primera persona el cierre de lo que en 1915 abriera Benito Moral Valle, abuelo de Pepe León y Benito, y bisabuelo del emprendedor Álvaro.

Benito Moral Valle fue el padre de Vicente del Moral, que fue quien le dio al establecimiento el estilo que mantuvo hasta su cierre en octubre de 2010, y que ostentó el cargo de teniente de Alcalde de Playas y Deportes con José León de Carranza, Jerónimo Almagro y Emilio Beltrami.

Se da la circunstancia de que Confecciones Moral recibió en 2005 la Medalla del Trimilenario de la Ciudad de Cádiz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios