Tribunales

Un empleado denuncia una cesión ilegal de trabajadores en Eléctrica

  • Argumenta que pese a estar contratado por otra firma, el que ejercía de “verdadero empresario” era la compañía semipública

Sede central de Eléctrica de Cádiz.

Sede central de Eléctrica de Cádiz. / DC

Eléctrica de Cádiz se enfrenta a una causa por una cesión ilegal de trabajadores tras la denuncia del empleado de una concesionaria. Este es un tema que va a tener una doble vía en el ámbito judicial. Así, para el 1 de septiembre está previsto que se celebre el juicio por su despido y para el mes de abril ya tendrá lugar el de la presunta cesión ilegal, aunque ambos, al final, están conectado.

Según lo que aparece en las demandas que ha presentado el afectado, fue contratado por la empresa Servinform e 9 de diciembre de 2015 como auxiliar administrativo y con una modalidad de contrato por obra o servicio, en este caso para las tareas de comprobación de precios de facturación de Endesa. Su puesto de trabajo se sitúa en Sevilla, pero algo más de un año después, el 16 de enero de 2017, se le trasladó a Cádiz “sin ningún tipo de formalidad de carácter de movilidad geográfica o similar” comenzando a prestar sus servicios en la sede central de Eléctrica de Cádiz.

Está contratado por Servinform pero asegura que realmente presta sus servicios para la Comercializadora Eléctrica de Cádiz SAU, y no sólo porque está en su sede.

Así, establece en la demanda que las órdenes de trabajo le son dadas por los responsables de la empresa de capital mixto público privado.

Entre otras muchas funciones, el demandante es el responsable en la contratación de los suministros no ubicados en la capital gaditana, así como la recepción de facturación de los mismos.

En la denuncia que tendrá que verse en los juzgados se asegura que no está en una oficina trasera sino que tanto él como otros compañeros realizan una actividad que es de cara al cliente, “comercializando energía, que es la propia finalidad de la Comercializadora Eléctrica de Cádiz”.

Esta persona tiene el mismo horario de trabajo que el del resto de trabajadores de la central de Eléctrica de Cádiz, al igual que los permisos y las vacaciones los decide la empresa semimunicipal. Incluso, los días que también disfrutan los empleados de Eléctrica y que no están en el convenio de Servinform, terminan también disfrutándolos estos.

Asimismo, el material de trabajo que utilizan es propiedad de las empresa cesionaria en el mismo edificio y con los mismos servicios que los demás trabajadores de la empresa municipal.

Según lo que aparece en la demanda, se señala que “concurren abrumadoramente todos los factores característicos de la cesión ilegal de trabajadores”, porque se considera que pese a que sido contratado por la empresa cedente (Servinform), “presto mis servicios bajo el ámbito de dirección y organización de la empresa cesionaria (Eléctrica), que es el verdadero empresario”. El afectado reclama pasar a tener la condición de fijo, tal y como establece el artículo 43 del Estatuto de los Trabajadores, y de esta manera elegir entre la cesionaria o el cedente.

Esta demanda se presentó en el mes de septiembre del pasado año, pero en el de diciembre se le notifica mediante carta su despido por causas objetivas. Lo que se argumenta es que se ha acabado el contrato de Eléctrica de Cádiz con Servinform. Los servicios que venía prestando esta los asume otra empresa, lo que a su juicio debería implicar la subrogación del personal porque “la actividad se funda predominantemente en la mano de obra”.

En todo caso considera que si no podía continuar en Eléctrica de Cádiz, debería haberse reincorporado a la sede de la empresa Servinform en Sevilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios