Coronavirus | Un gaditano en Inglaterra "Me genera incertidumbre viajar a Cádiz por si se endurecen las medidas”

  • El gaditano Félix Sánchez del Río, que vive en el condado de Essex, en Inglaterra, tiene billete para venir a España el día 28 y, aunque su condición de nacional le permite viajar, muestra sus dudas

El gaditano, residente en Inglaterra, Félix del Río con sus tres hijos. El gaditano, residente en Inglaterra, Félix del Río con sus tres hijos.

El gaditano, residente en Inglaterra, Félix del Río con sus tres hijos.

Con billete Stansted-Sevilla para el 28 de diciembre, al gaditano Félix Sánchez del Río, vecino del condado de Essex (Inglaterra) desde hace 17 años, le asaltan las dudas sobre su decisión de pasar unos días en su ciudad natal para celebrar el fin de año con sus familiares, tras detectarse esta “nueva cepa o variante” del Coronavirus que ha venido a malograr el año 2020 en todo el mundo. “Al ser ciudadano español, aunque esté viviendo aquí, puedo tomar un avión y volver a casa pero me genera incertidumbre viajar a Cádiz por si se endurecen las medidas y me pongan muchos problemas o, directamente, no pueda volver en un tiempo”, reflexiona este profesor de español que para “minimizar” los riesgos de una familia y otra, este año iba a volar solo, con lo que deja a su mujer y a sus tres hijos en Felsted, el pueblo donde viven.

“Realmente, la prohibición de volar es sólo de cara a los turistas británicos pero con pasaporte español parece que no hay problemas, al menos, yo he recibido una notificación del Gobierno donde se me informa que podría viajar”, explica el profesor de instituto que reconoce que para él “no es una tragedia” quedarse “atrapado” en Cádiz a nivel económico pues se queda en casa de sus padres, pero sí a nivel sentimental porque “dejo a mis hijos y a mi mujer aquí en casa, además de que no sé cómo podría afectar al trabajo... Vamos, como decimos nosotros, estoy con las carnes abiertas”, confiesa.

Pero tanto si decide regresar como si opta por quedarse en este pueblo del sureste de Inglaterra, será una Navidad diferente. “Habitualmente cuando bajo a Cádiz, que relativamente lo hago con frecuencia, lo hago con mi mujeres y mis hijos pero este año, para no exponer ni a mis padres ni exponerlos a ellos sólo pensaba volar yo básicamente para el Año Nuevo y volverme enseguida haciendo de tripas de corazón porque normalmente venimos los cinco y estamos allí hasta Reyes”, explica Sánchez Del Río que pudo venir a Cádiz pasado el confinamiento, en el mes de julio, durante dos semanas y también solo. “Los niños tenían miedo de meterse en el avión con la gente y, por lo mismo, siempre intentando minimizar riesgos y exponerlo a todos lo menos posible porque mis padres tienen un pisito pequeño allí enfrente de Guillén Moreno... Y nada, fui yo, fui a la playa y eso, pero no era lo mismo, nada es lo mismo con esto... Son tiempos extraños y difíciles”, se lamenta el gaditano.

El gaditano Félix del Río, en el estudio de su casa, en Felsted. El gaditano Félix del Río, en el estudio de su casa, en Felsted.

El gaditano Félix del Río, en el estudio de su casa, en Felsted.

De hecho, todavía recuerda “casi como si fuera mentira” la última vez que estuvo en Cádiz “cuando todo era normal”. Fue en febrero, en el viaje que casi todos los años organiza con sus alumnos en una experiencia de intercambio con la colaboración de una academia de inglés de Bahía Blanca. “Después iba a bajar en Semana Santa pero ya fue cuando se supo del Coronavirus en España y llegó el confinamiento y todo aquello... Pero recuerdo esos 10 días de febrero con mucho cariño...”

Y es que la nueva normalidad lo ha cambiado todo. También en Reino Unido donde acaban de salir “hace apenas un mes” de un confinamiento para, de nuevo, verse envueltos en nuevas medidas por culpa de esta variante de la Covid. Medidas que, como en España, se han implantado de forma diferente en las distintas partes del territorio. “Diferentes entre los cuatro países –Inglaterra, Gales, Escocia e Irlanda del norte– que forman el Reino Unido y entre las distintas provincias o condados de Inglaterra también”, precisa sobre “un sistema de niveles, de cuatro niveles” que marcan las restricciones.

“En Felsted estamos en alerta 2 por lo que se permite que las tiendas estén abiertas y los pubs y restaurantes hasta las diez de la noche. Más o menos hacemos vida normal con las ya consabidas mascarillas y distancia social. Pero, sin embargo, estamos rodeados por provincias en alerta 4 donde todo es más difícil, las tiendas cerradas, la movilidad restringida... Y son lugares que nosotros tenemos a 20 minutos pero ni podemos ir ni pueden ellos salir”, detalla el gaditano que destaca alguna polémica reciente en el país como la vuelta atrás del primer Ministro en su decisión de relajar las medidas en Navidad. “Se iba a poder viajar entre territorios y la gente ya tenía las maletas hechas cuando el día 20, con la aparición de la nueva cepa, se retractó y dijo que no”.

Eso sí, Sánchez Del Río celebra “la suerte relativa” que ha tenido con que el aeropuerto de Stansted “también esté en zona de alerta 2” con lo que puede llegar allí sin mucho problema, “si finalmente” decide regresar a Cádiz el día 28 de diciembre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios