Cádiz

Coronavirus Cádiz: LA UFP pide el cese del comisario provincial por "poner en riesgo la salud de los policías"

  • El sindicato lamenta que haya "prohibido el uso del material de protección que él denomina como no homologado"

Agentes de policía en la calle Ancha de Cádiz. Agentes de policía en la calle Ancha de Cádiz.

Agentes de policía en la calle Ancha de Cádiz. / Jesús Marín

La Unión Federal de Policía (UFP) ha pedido el cese del Comisario Provincial de Cádiz "por poner en riesgo la salud de policías y ciudadanos", según ha manifestado en un comunicado.

Según señalan, "parece que  el comisario provincial de Cádiz, Antonio Ramírez,  está por encima delJefe Superior de Policía y del Propio Director Adjunto Operativo, al no cumplir la normativa de sus superiores en la provincia de Cádiz". "Instituciones privadas, particulares y los propios sindicatos policiales yespecialmente la UFP, se han preocupado de dotar de medios de protección adecuados que eviten el contagio de COVID-19 de los policías y de los propios ciudadanos (mamparas en las Comisarías, guantes, mascarillas o viseras de protección de uso individual son algunos de los ejemplos)", apuntan. "Pues bien, el Comisario Provincial ha prohibido el uso de lo que él denomina “medios no homologados” como son las viseras de protección y se convierte, al mismo tiempo, en experto en prevención de riesgos laborales al manifestar en un escrito que “salvo autorización expresa de los servicios de prevención de riesgos laborales, cosa que no va a suceder", según la nota de prensa del sindicato.

La UFP asegura que ha evacuado consultas con el Jefe Superior de Policía, "quien ha autorizado en las plantillas de su demarcación policial el uso de estos medios de protección, pero en Cádiz, su responsable, no acata esas órdenes superiores".  Por oto lado lamentan "el incumplimiento de los turnos de servicio establecidos por la Dirección General, que afectan a toda España menos a la provincia de Cádiz".

El comisario, "con esta actitud de desobediencia clara a sus superiores y desprecio absoluto a sus subordinados y ciudadanos a los que debería servir, está poniendo en riesgo la salud y la vida de los policías y de los ciudadanos. No le importa en absoluto la salud de los policías que están en primera línea combatiendo esta pandemia a en la calle, seguramente porque desde un despacho hay menos riesgo de contagio", inciden en su crítica.

"Por este motivo, solicitamos su cese inmediato y la apertura de una investigación que termine con la incoación de un expediente disciplinario por la presunta comisión de una o varias faltas muy graves. Ni lospolicías de Cádiz, ni los ciudadanos de esta provincia, merecen a un incompetente como jefe de Policía".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios