Ayuntamiento de Cádiz

La contratación del nuevo pliego de limpieza vuelve a quedar paralizada

  • El Tribunal de Recursos Contractuales de la Diputación suspende el procedimiento tras el recurso de Acciona

Un camión de Sufi Cointer en labores de limpieza en el paseo de Santa Bárbara Un camión de Sufi Cointer en labores de limpieza en el paseo de Santa Bárbara

Un camión de Sufi Cointer en labores de limpieza en el paseo de Santa Bárbara / Joaquín Hernández 'Kiki'

Nuevo revés, el enésimo, para el procedimiento de contratación del nuevo servicio de limpieza viaria y recogida de residuos de la ciudad, que no deja de tropezar y de eternizarse. Casi dos meses después desde que el Pleno acordara de manera definitiva formalizar el contrato con la empresa Cointer, ha sido el Tribunal de Recursos Contractuales de la Diputación Provincial el que ha ordenado “la suspensión automática del procedimiento”, todo ello en base a lo que establece la Ley de Contratos del Sector Público.

La decisión de este tribunal administrativo responde al recurso que una de las empresas licitantes, Acciona, ha presentado. Según establece el procedimiento, no es hasta después de aprobar el pleno la formalización del contrato con la adjudicataria –lo que en el Ayuntamiento ocurrió en noviembre del pasado año– cuando se abre la vía del recurso, que en primera instancia debe formalizarse ante este órgano de la Diputación. Cosa que ha hecho Acciona, motivando una nueva paralización de este ya de por sí accidentado procedimiento. La otra empresa concurrente, Valoriza, se ha desmarcado del proceso y no ha formalizado recurso alguno.

Conviene señalar que este tipo de recursos implica la suspensión de los procedimientos de forma automática, sin entrar al fondo, hasta que el tribunal recabe la información que en estos momentos ha de aportarle el Ayuntamiento y decida sobre el asunto. También hay que reseñar que suele ser habitual que las compañías del sector agoten todas las posibilidades legales allá donde presentan oferta, teniendo en cuenta lo mucho que hay en juego (suele ser el principal contrato que suscriben los ayuntamientos, en este caso por importe de 15,3 millones de euros anuales que ha ofertado Cointer) y, en este caso, que la propia mesa de contratación, de entrada, ya reclamó alguna aclaración, lo que no deja de generar alguna duda.

Además, Acciona ya había mostrado con claridad su rechazo a la decisión de la mesa de contratación, ratificada posteriormente por el Pleno del Ayuntamiento, de adjudicar el contrato a Cointer. Y es que esta empresa, segunda en la clasificación de esta licitación, está convencida de que la oferta es temeraria, en una dura pugna más de las que mantienen ambas firmas por los servicios de limpieza de la ciudad y que ya se ha repetido en otros procesos de contratación.

Esta es la segunda vez que este Tribunal de Contratación de la Diputación interfiere en el procedimiento del nuevo contrato de limpieza. En la ocasión anterior, tumbó la licitación aprobada por el Ayuntamiento al considerar que el carácter de urgencia y el recorte de los plazos administrativos no correspondían a un proceso de estas características, con ese importe económico tan elevado y un amplio volumen de documentación y trabajo. Esto motivó que el procedimiento diera marcha atrás y volviera a empezar de cero, otorgando los plazos habituales de presentación de ofertas, reclamaciones y entrega de documentación, que han demorado la contratación del servicio hasta ahora.

En el punto actual, el Ayuntamiento ve imposibilitado firmar el contrato con Cointer y, por tanto, comenzar la nueva empresa a prestar el servicio y a adquirir los vehículos y la maquinaria ofertada. Aspectos más que necesarios para una ciudad que adolece de un servicio de limpieza obsoleto en el tiempo y con una maquinaria que acumula ya catorce años de vida, una edad más que longeva para vehículos de este tipo que además están en funcionamiento los 365 días del año.

Así las cosas, el futuro de la limpieza viaria de la ciudad queda ahora pendiente de lo que resuelva este tribunal de la Diputación, de cuya decisión dependerá si se firma el contrato con Cointer o si hay que dar nuevamente marcha atrás y retomar el procedimiento administrativo de adjudicación en algún punto concreto que se creía ya superado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios