Cádiz

La limpieza en Cádiz: mejor servicio por menos dinero

  • La oferta de Cointer implica que la ciudad pagaría por el servicio menos de lo que abona en la actualidad

  • El Área de Contratación del Ayuntamiento estudia si hay baja temeraria

Un operario de la limpieza en el barrio de Santa María. Un operario de la limpieza en el barrio de Santa María.

Un operario de la limpieza en el barrio de Santa María. / Joaquín Hernández Kiki

Pagar menos por un mejor servicio. Eso es, en resumen, lo que ocurrirá con la limpieza y recogida de basuras de Cádiz si definitivamente sale adelante la propuesta que ha presentado una de las grandes empresas del sector, Cointer, que a día de hoy tiene la oferta técnica mejor valorada -con enorme diferencia respecto a la siguiente clasificada- y la mejor oferta económica para hacerse con el contrato más importante del Ayuntamiento. Por lo tanto, se puede decir que está a un paso de ser la nueva adjudicataria de la limpieza de Cádiz si los técnicos dan por buena la oferta.

Cointer, como adelantó este periódico la pasada semana, ha presentado la mejor oferta económica al nuevo pliego. En concreto, 139,5 millones de euros que sumado el IVA (un 10% en estos contratos) elevaría la factura de la próxima década a los 153,4 millones de euros. Quince millones de euros menos que el precio de licitación del servicio.

Esta cuantía económica tan a la baja tiene otra circunstancia no menos importante, al margen de la bajada de un millón y medio de euros anuales respecto al pliego licitado por el Ayuntamiento. Y es que con el nuevo contrato, si sale adelante la oferta de Cointer, la ciudad pagaría menos por la limpieza de lo que abona en la actualidad.

Actualmente el Ayuntamiento viene abonando una factura mensual de 1.371.608,91 euros a la prestataria del servicio (la UTE Sufi Cointer, en la que precisamente participa la empresa mejor situada para hacerse con el nuevo contrato). Esta cifra se traduce en un canon anual de 16.459.306,92 euros, más de un millón de euros por encima del canon fijado por Cointer (que se situaría en los 15,34 millones al año).

Este escenario es cuanto menos contradictorio, teniendo en cuenta varias variables. En primer lugar, conviene recordar que en el precio que está pagando hoy la ciudad por la limpieza ya no se incluyen las partidas de amortizaciones de maquinaria y otros conceptos de la explotación que estaban calculados para un período de diez años que finalizó el 31 de julio de 2016. De hecho, el precio del actual servicio estaba fijado en 18.197.487 euros hasta que en 2014 se rebajó por el plan de ajustes que llevó a cabo el gobierno del Teófila Martínez hasta los 17.387.216 euros (perdiendo entonces jornadas de trabajo) y a partir de 2016 se ha quedado en los 16,4 millones de euros actuales. Es decir, que Cointer exige menos dinero que el que recibe actualmente a través de la UTE con Valoriza y sumando, entre otros conceptos, la amortización de los nuevos vehículos y maquinaria.

En segundo lugar, hay que señalar también que la oferta de Cointer se sitúa muy por debajo del canon de licitación y por debajo también de la factura actual del servicio pese a las mejoras que el Ayuntamiento ha destacado en varias ocasiones, especialmente el aumento de las jornadas de trabajo (un millar más que las establecidas en la actualidad), a lo que se une las mejoras técnicas que la propia Cointer ha fijado en su oferta, como un notable aumento del baldeo, de la flota de vehículos o incluso de los locales que tendrá en la ciudad.

En este contexto, conviene recordar que representantes de la plantilla de trabajadores ya denunciaron en su día que el pliego licitado por el Ayuntamiento era “una temeridad” por la dificultad de cumplir con ese canon económico las exigencias del servicio que imponía el documento. Situación que se complica aún más con la rebaja económica y el incremento de obligaciones que se ha impuesto Cointer con su oferta.

En tercer lugar, hay que señalar que la oferta de Acciona esta prácticamente idéntica a la de Cointer (153.509.616,73 euros). No obstante, la propuesta técnica de esta otra empresa es más ajustada a los límites fijados por el pliego de condiciones, sin ofertas tantas mejoras como hace Cointer.

En cualquier caso, los técnicos de Contratación del Ayuntamiento tendrán ahora la penúltima palabra. Ellos son los que están estudiando ahora las ofertas presentadas, especialmente la de Cointer como mejor valorada hasta el momento, para emitir un informe que reflejará si se ha producido una baja temeraria o no en las aspiraciones trasladadas por esta empresa de limpieza. La decisión que adopte Contratación será clave para proseguir con la licitación, que encara su recta final con la incertidumbre de si pagar menos por tener un mejor servicio de limpieza no será una temeridad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios