Contenido patrocinado

Hay una batidora para cada necesidad en la cocina

Usar una batidora hará que las mezclas queden uniformes y suaves, lo cual difícilmente se consigue haciéndolo a mano. Usar una batidora hará que las mezclas queden uniformes y suaves, lo cual difícilmente se consigue haciéndolo a mano.

Usar una batidora hará que las mezclas queden uniformes y suaves, lo cual difícilmente se consigue haciéndolo a mano.

La funcionalidad de una cocina nunca más volvió a ser la misma tras la creación de la batidora que irrumpió para facilitar las labores. Existen varios tipos con diversas aplicaciones, seleccionar la adecuada dependerá el uso que se le dará que puede ser doméstico o profesional. Es vital conocer las opciones del mercado antes de adquirir la apropiada

La batidora es un artefacto fundamental en cualquier cocina, y más aún es aliada para quien se precie de ser buen cocinero. Creada en 1908 por Herbert Johnston, la primera, caracterizada por su gran tamaño, fue vendida por KitchenAid. Ya en 1919 en el hogar se podía contar con una batidora con base más pequeña y, por tanto, más cómoda al uso.

Usar una batidora hará que las mezclas queden uniformes y suaves, lo cual difícilmente se consigue haciéndolo a mano. Además son cómodas y fáciles de usar y limpiar.

Diversos tipos según las necesidades

Hoy en día los modelos y funcionalidad han evolucionado, por lo que las hay de varios tipos según las necesidades, pero todas van a coincidir en que aportan ventajas como simplificar las tareas y un ahorro de tiempo y esfuerzo.

Para determinar cuál de estos artefactos mejor se adapta a los requerimientos y tiene más rendimiento lo ideal es acudir a una comparativa de las mejores hecha por conocedores en la materia que sirva de orientación. Suelen aparecer como las más demandadas en estos portales las batidoras de vaso, que tienen este nombre porque el proceso lo realizan dentro de un vaso incorporado a la estructura en la están asentadas las cuchillas. Son las más usadas en el hogar para todo tipo de postres, ya que tienen variedad de funciones para distintos tipos de mezclas.

También están las batidoras de mano, las cuales no cuentan con pedestal para apoyo. Son portátiles y por lo tanto fáciles de guardar. Todo el movimiento debe efectuarse con la mano y con esto lograr la mezcla uniforme. La cantidad de mezcla que suele hacerse con ésta no es de gran volumen.

Para mezclas grandes y pesadas existen las batidoras profesionales, estas son las de más potencia del mercado, ideales cuando se trata de una empresa.

Están además las amasadoras con varillas en forma de espiral, las cuales se ubican al final para mezclar y montar, las picadoras que trituran alimentos aunque no completamente, etc.

En lo que respecta a las marcas y  modelos, algunas batidoras de vaso que han destacado por sus funciones son la Philips HR2195 y la Bosch SilentMixx. Entre las batidoras de mano más populares se pueden mencionar la Braun Patisserie y la Bosch MaxoMixx.

Consejos para mejores preparaciones

Definitivamente tener una batidora permitirá que podamos hacer preparaciones maravillosas que serán del deleite de todos. Para tener información detallada de todas las marcas y modelos una recomendación es el portal https://comprarlasmejores.com/batidoras/, en el que se puede encontrar la que cada quien necesita y así poder preparar un sinfín de recetas deliciosas siguiendo consejos y trucos, algunos de ellos te los contaremos a continuación.

Y es que realmente existe una infinidad de trucos y consejos para lograr recetas increíbles con el uso de la batidora. Una de las preparaciones básicas en la que el uso de este artefacto es vital son los merengues, que son base para muchos postres. En lo que respecta a la batidora, es fundamental usar las varillas de repostería tradicional y nunca las aspas de la batidora ya que estas últimas no levantarán las claras.

Otro dato para un merengue perfecto es que al batir se haga un movimiento uniforme y envolvente, de tal manera que la mezcla tenga aire y adquiera el volumen y la consistencia adecuados.

Para pasteles perfectos también hay algunos trucos cuando se usa la batidora. Uno es que al iniciar se debe colocar la batidora a una velocidad baja e ir aumentando progresivamente hasta llegar a la deseada. La idea es que los ingredientes se mezclen bien, a la par se evitan salpicaduras.

Una sugerencia que repiten mucho los expertos es que nunca se debe raspar el bol mientras la batidora esté en marcha, de hecho se aconseja hacerlo un máximo de dos veces al detener el artefacto.

Las batidoras estándar tienen velocidades con respecto al trabajo que se vaya a hacer con la mezcla o masa. La más baja es la de revolver para unir los ingredientes que necesitan una integración previa como la harina y la leche. Las funciones medias tienen que ver con batir y dar cuerpo a las masas, mientras que las más rápidas son para montar y es lo que se hace con las cremas como merengues y natas.