Bares y restaurantes | Cádiz

Vecinos de Segunda Aguada exigen que se cumpla la ordenanza de terrazas

  • "No es justo ni razonable que se pretenda una sobreexplotación privada del espacio púbico a costa de nuestro bienestar", dicen

  • "Es inaceptable usar la excusa del empleo en perjuicio de nuestra calidad de vida", añaden

Vecinos de la Curva, durante unas jornadas de peatonalización. Vecinos de la Curva, durante unas jornadas de peatonalización.

Vecinos de la Curva, durante unas jornadas de peatonalización. / Lourdes de Vicente

Ante el debate suscitado en torno a las terrazas, desde la Asociación de Vecinos de Segunda Aguada reclaman “que se tenga en cuenta el bienestar de los vecinos” y, por lo tanto, se manifiestan “en defensa del carácter público de nuestras plazas y calles”.

“No resulta ni justo ni razonable –dicen– que se pretenda una sobreexplotación privada del espacio público, que en muchos casos condenaría a los vecinos a tener que soportar ruidos, así como dificultades para transitar libremente, viéndose afectadas especialmente las personas de avanzada edad, invidentes y personas con movilidad reducida”.

“Es difícilmente explicable que en algunas zonas de la ciudad los vecinos no puedan pasear con normalidad por sus propias calles y plazas, que recordemos han sido construidas con los propios impuestos de nuestros vecinos y que suponen un importante espacio de sociabilización y esparcimiento para nuestros barrios”, añaden.

"Como se ha denunciado, se viene incumpliendo de manera sistemática la ordenanza municipal que después de 18 meses de reuniones y propuestas de entidades vecinales, sociales, sindicatos, partidos políticos y la propia patronal de hostelería, aprobó el Pleno Municipal del Ayuntamiento de Cádiz, con la única abstención del PP ría", recuerdan.

"En ella se tiene en cuenta el decreto de accesibilidad, respetando la distancia mínima entre mesas y se garantiza el paso, cruce, giro o cambio de dirección de todas las personas, independientemente de sus características o modo de desplazamiento, como debería suceder si se cumpliera lo estipulado", añaden.

"Nos resulta inaceptable que se utilice la excusa del empleo para aumentar beneficios en perjuicio de la calidad de vida de los vecinos. Evidentemente, como entidad vecinal, apoyamos a los sectores económicos y apoyamos la actividad empresarial, especialmente el pequeño comercio, si bien sus intereses deben conjugarse con el interés colectivo", explican.

“No se entiende el motivo por el cual nuestros vecinos deben cumplir escrupulosamente con las ordenanzas y decretos, mientras se permite a la hostelería saltarse lo contenido en las distintas normas que regulan lo concerniente a las terrazas”, argumentan. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios