Cádiz

Urbanismo plantea una alternativa para que no fracase el hotel previsto en la estación de Cádiz

Edificio del vestíbulo de Adif sobre el que irá el futuro hotel de Barceló.

Edificio del vestíbulo de Adif sobre el que irá el futuro hotel de Barceló. / Jesús Marín

El Ayuntamiento de Cádiz acudirá el próximo 16 de diciembre a la reunión de la comisión de seguimiento del Plan Plaza de Sevilla, en la que está presente Adif, con una idea bajo el brazo con la que pretende desatascar el proyecto del nuevo hotel a construir sobre el actual edificio del vestíbulo de la estación ferroviaria.

En 2016 el Grupo Barceló cerró un acuerdo con Adif para sacar adelante este proyecto, que se había enquistado al igual que la puesta en uso de la terminal ferroviaria de 1905. El objetivo era levantar un edificio sobre el vestíbulo para 180 habitaciones y con 4 estrellas de categoría.

Solventando los problemas de llegada de las redes de abastecimiento, agua, saneamiento y electricidad, todo hacía prever que las obras no tardarían en comenzar. Igualmente, la Comisión de Patrimonio había dado el visto bueno a la operación, al ubicarse en una zona de entorno BIC, por la cercanía del recinto amurallado.

Sin embargo, el calendario de la cadena hotelera ha chocado con divergencias con el Ayuntamiento, especialmente en lo que se refiere a la altura del nuevo edificio. Mientras que la promotora planteaba bajo más 7 alturas, el Ayuntamiento indicaba que el PGOU limitaba la misma a bajo más 6 alturas.

Fuentes municipales indican que en el primer estudio de detalle que se trasladó al área de Urbanismo se pintaron estas 7 plantas. Tras ser rechazado, junto a otras modificaciones, en junio de este año se remitió otro estudio de detalle en el que persistía esta altura para el nuevo hotel.

Aunque se volvió a valorar negativamente este documento, el Ayuntamiento en esta ocasión no trasladó el informe negativo ni a Adif, como propietario del suelo, ni a la cadena hotelera como promotora de la obra.

Atendiendo a la normativa, el Ayuntamiento tenía tres meses para contestar. El plazo concluyó en septiembre, persistiendo el silencio municipal. A pesar de ello, Adif no ha hecho valer sus derechos ante este silencio administrativo. Esta situación de indefinición municipal ha provocado malestar en el Grupo Barceló, según indican fuentes cercanas a esta empresa con la que no se ha podido contactar en estos días.

En todo caso, este silencio administrativo desde el Ayuntamiento ha ido parejo a la búsqueda de una solución a este conflicto urbanístico, parando de esta forma el traslado del documento negativo a Adif y Barceló.

Así, fuentes municipal indican a este diario que en la reunión de la comisión de seguimiento del Plan Plaza de Sevilla del próximo mes se trasladará una propuesta con la que se pretende alcanzar un acuerdo que, por una parte, garantice el cumplimiento de lo previsto en el PGOU evitando una edificabilidad excesiva y, por otra, que incluya los planes de desarrollo para el nuevo hotel previsto por Barceló.

El documento supone mantener las 6 plantas de altura. La séptima, que pide el grupo hotelero, estaba destinada según el proyecto hotelero a salas para conferencias y congresos y sobre la misma iría la piscina que, con vistas a la Bahía y a la ciudad (pues contando la altura del vestíbulo sería un edificio de 11 alturas), el Ayuntamiento no la cuenta como planta.

Las salas de reuniones que se eliminan con la supresión de la planta extra se reubicarían en otras dependencias del edificio, sin que éste tenga que aumentar de volumetría (el PGOU indica que están permitidos 11.950 metros cuadrados de suelo útil) ni se reduzcan las habitaciones previstas en el diseño de Barceló.

Todo ello se pondrá sobre la mesa en dos semanas. Fuentes del Ayuntamiento destacan la importancia que para el proyecto hotelero de la ciudad tiene este nuevo complejo, destacando que es un "valor añadido" en el desarrollo del Plan Plaza de Sevilla y en el propio desarrollo turístico.

En este sentido se recuerda que el PGOU ya incluye este suelo como hotelero, por lo que no entra en conflicto con la nueva norma municipal que sobre el sector aprobó el gobierno local hace unos meses.

Más allá del hotel de Barceló, está pendiente también el inicio de las obras del Mercado Gastronómico. Una vez que han terminado los trabajos para el abastecimiento de luz y electricidad, la promotora tiene que cerrar algunas cuestiones con Adif para reabrir el proceso de captación de clientes. Adif ya ha iniciado, por su parte, los trabajos para la construcción de un aparcamiento en superficie en la parcela de su propiedad que da a la avenida de Astilleros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios