UCA| Investidura del nuevo rector Francisco Piniella promete trabajar contra la “sangría de capital humano” de la Universidad de Cádiz

  • El nuevo rector reclama medios para acabar con la precariedad y asume el reto de poner al estudiante “en el centro de las decisiones”

Francisco Piniella muestra el bastón de mando de la UCA, mientras le aplaude su predecesor, Eduardo González Mazo. Francisco Piniella muestra el bastón de mando de la UCA, mientras le aplaude su predecesor, Eduardo González Mazo.

Francisco Piniella muestra el bastón de mando de la UCA, mientras le aplaude su predecesor, Eduardo González Mazo. / Fito Carreto

El catedrático de Ciencias Náuticas Francisco Piniella Corbacho fue investido ayer rector de la Universidad de Cádiz en un acto celebrado en el Aula Magna de la Facultad de Filosofía y Letras en el que asumió públicamente la responsabilidad de “llevar la nave de la UCA a un puerto seguro en la Europa de los pueblos, no la de los mercaderes”.

Con la solemnidad y la ceremonia que corresponden, el rector saliente, Eduardo González Mazo entregó los atributos de su cargo a su sucesor, que pronunció un discurso de investidura en la misma línea que el de su toma de posesión la semana pasada en el Palacio de San Telmo en Sevilla: un discurso de marcado signo social, reivindicativo de mejoras en personal y en financiación y comprometido con el objetivo de una universidad más transparente, más eficiente, más inclusiva, más innovadora y más conectada con la sociedad. Allí estaba el consejero de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad, Rogelio Delgado, para recoger el mensaje.

“Hoy nos toca a mi equipo y a mí la responsabilidad de afrontar el reto de gestionar una nave que puso su quilla hace cuarenta años, a la que se le han ido haciendo transformaciones a medida que iba creciendo, a la que se le han ido añadiendo diferentes cubiertas, hasta cuatro campus diferentes”, dijo el capitán-rector Piniella.

"Ahora nos toca llevar la nave de la UCA a un puerto seguro en la Europa de los pueblos"

"Un barco con 22.000 pasajeros que quieren que los llevemos a un puerto seguro, destinado a navegar por Europa, la Europa de los pueblos, no la de los mercaderes, con el éxito obtenido recientemente de ser coordinadora de la Universidad Europea de los Mares”, matizó.

Y esa singladura que está destinada a cubrir la universidad gaditana con Piniella en el puente de mando tiene trazada la ruta y las escalas que ya estableciese durante su campaña electoral en forma de decálogo. “Nuestros estudiantes estarán en el centro de nuestras decisiones: sin ellos no hay universidad”, afirmó. Y agregó:“Lo vamos hacer contando con ellos, atendiendo a sus demandas, escuchándolos, haciéndolos participes de nuestras políticas a través de los cauces establecidos para que las decisiones tengan en cuenta sus necesidades y planteamientos”.

“Tenemos que apostar por un funcionamiento impecable, riguroso y de máxima calidad –añadió Piniella–, mejorando los canales de información y los sistemas de control, como resorte principal de la transparencia y la rendición de cuentas [...] Creemos –señaló- en la participación e implicación de todos en un proyecto común, en el diálogo y la interlocución como herramientas para ir avanzando”.

"Formamos a ingenieros que se los sortean en Alemania; ahora debemos retenerlos”

Aquel joven estudiante del barrio obrero de San Severiano se sumergió enseguida en el contenido social de su programa. “La educación superior es necesaria para el bienestar de la ciudadanía”, dijo, porque “contribuye a mejorar la empleabilidad y la renta y, en consecuencia, el nivel de progresión social”.

Por eso lamentó que en la universidad española “formemos a ingenieros que se los sortean en Alemania, enfermeros que son indispensables en países europeos por su magnífica formación. Nos quitan de las manos a nuestros matemáticos, a nuestros jóvenes doctores”.

"Hemos demostrado nuestra capacidad de formar excelentes profesionales e investigadores, y ahora tenemos que demostrar que somos capaces de retener la sangría de capital humano que estamos perdiendo”, concluyó.

"Hay que dignificar al interino, al profesor asociado, al personal de servicios y administración”

Y no tardó en llamar la atención, ante el consejero, sobre la precariedad laboral que se padece, no sólo en la UCA: “Tenemos en nuestras universidades andaluzas una altísima precariedad laboral con figuras de contratación en el Personal Docente e Investigador, como ocurre con el profesorado sustituto interino, que ocupa en muchas ocasiones situaciones de estructuralidad y que ni si quiera se le retribuyen los complementos como doctor, ni se les ha permitido participar en la convocatoria de complementos autonómicos”.

“Necesitamos dignificar igualmente a los profesores asociados que vienen a darnos lo mejor de su contacto con la empresa, con la industria. En el Personal de Administración y Servicios se dan condiciones de interinidad de años y años. Creemos que es momento de pedir que se realicen las reformas necesarias que faciliten la promoción y la estabilización de nuestro personal como ocurre en otras comunidades autónomas con los profesores ayudantes doctores”, remató el nuevo rector.

"Necesitamos la financiación adecuada que nos permita consolidar nuestro crecimiento”

Piniella expuso que “la Universidad no puede, no debe, volver al déficit. Empezamos a aparecer en los rankings mundiales, compitiendo con universidades mucho mejor financiadas, y esto se está consiguiendo gracias al esfuerzo de la comunidad universitaria, pero la calidad de los servicios públicos no puede estar cimentada en el voluntarismo y la profesionalidad de manera exclusiva. Se necesita la financiación adecuada que nos permita consolidar el crecimiento”.

La Universidad de Cádiz se va a ver obligada, si no se cambian los presupuestos en el Parlamento, a reducir su capítulo de personal. Y todo ello, cuando la Universidad lleva medio año de ejercicio presupuestario”, insistió el rector. Francisco Piniella también aprovechó para recordar que en Cádiz, “el proyecto de anillo universitario requiere del apoyo de la Junta de Andalucía para que se haga realidad con la rehabilitación del edificio de Valcárcel y la nueva Facultad de Ciencias de la Educación, que se encuentra ahora mismo en un estado lamentable en el campus de Puerto Real. Y en este campus vamos a seguir invirtiendo para mejorar y potenciar sus excelentes infraestructuras académicas, científicas y de servicios.

"El anillo universitario de Cádiz requiere del apoyo de la Junta para que se haga realidad”

Tuvo una especial mención para el Campus de Excelencia Internacional del Mar (CEI-Mar), “ que debe ser considerado como un referente internacional en docencia e investigación en las temáticas marinas, incluidas en las Ciencias, las Ingenierías y las Humanidades”. Y apostó por “ampliar el concepto de transferencia de modo que uno de los focos de atención sea el conocimiento generado en las ramas social y humanística y no es sólo ciencia y tecnología”.

Entre las autoridades presentes se encontraban el teniente de alcalde Demetrio Quirós; la concejala de Cultura, Lola Cazalilla;la rectora de la Universidad de Huelva, María Antonia Peña; el subdelegado del Gobierno, José Pacheco; la presidenta de la Autoridad Portuaria, Teófila Martínez y el presidente de la Confederación de Empresarios de la Provincia de Cádiz, Javier Rojas, además del resto de miembros del Consejo Social de la UCA.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios