40 aniversario de la UCA

La Junta insiste en su no al traslado de Educación a Valcárcel, en Cádiz

  • El consejero deja claro, ante la indignación del alcalde, que no contempla el proyecto: “Los fondos europeos son sólo para investigación”

El consejero y el alcalde se saludan friamente, después de su encontronazo en torno a Educación en Valcárcel. El consejero y el alcalde se saludan friamente, después de su encontronazo en torno a Educación en Valcárcel.

El consejero y el alcalde se saludan friamente, después de su encontronazo en torno a Educación en Valcárcel. / Julio González

La Junta de Andalucía no va apoyar y mucho menos financiar el traslado de la Facultad de Ciencias de la Educación a Cádiz, pese al mal estado de su sede en Puerto Real y pese a la insistente demanda del rector de la Universidad de Cádiz y del frente abierto por el alcalde de la capital gaditana, José María González, del que también forma parte la Diputación.

El consejero de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad de la Junta, Rogelio Velasco, dejó claro ayer en el acto de celebración del 40 aniversario de la institución académica gaditana que la administración andaluza no contempla en absoluto esa demanda. Es más, dice no tener ni siquiera constancia de ella. Al menos por parte del Ayuntamiento de Cádiz.

Rogelio Velasco lo manifestó antes de intervenir en el aniversario, en respuesta a las preguntas de los periodistas, delante del propio alcalde de Cádiz, José María González, que se mostró indignado; de la presidenta de Diputación, Irene García –que no daba crédito a lo que estaba escuchando, según comentó tras el acto a este medio–; del delegado del Gobierno de España, Lucrecio Fernández, y del propio rector, Francisco Piniella.

La presidenta de la Diputación confesó no dar crédito a lo que estaba escuchando

Como anfitrión de la celebración de la efeméride el rector decidió adoptar una actitud más que diplomática con el fin de no empañar tan señalado día. No sin antes haber vuelto a defender con ímpetu el traslado en una reciente reunión de rectores andaluces.

Para sostener ese no rotundo al proyecto que hasta ahora no se había escuchado tan claramente, Rogelio Velasco disparó con una andanada de argumentos que indignaron al regidor de la capital gaditana, que le respondió ante los periodistas y a punto estuvo de abandonar el acto cuando volvió a esgrimir algunos de ellos durante el discurso oficial. De hecho el alcalde llegó a salir de la sala, pero después de una llamada , regresó.

El rector decidió no entrar ayer en la polémica para no empañar la celebración

El consejero de quien depende en última instancia la operación aseguró: primero, que no ha recibido comunicación oficial alguna de la demanda por parte del Ayuntamiento de Cádiz, ni siquiera una petición de reunión para abordar el asunto. “Ya que veo que su delegada no ejerce de correa de transmisión, ahora mismo se la estoy pidiendo, consejero”, respondió rápidamente el alcalde.

Segundo, que después de una exhaustiva investigación documental y de hemeroteca no ha encontrado ningún compromiso expreso del anterior Ejecutivo andaluz con el traslado de Educación a Valcárcel. Y mucho menos de la intención de financiar las obras.

Tercero, que la Unión Europea prohíbe taxativamente el uso de sus fondos para financiar la construcción de aularios, ya que están destinados única y exclusivamente a la investigación.

Cuarto, que los remanentes con los que el rector Piniella pretendía afrontar la operación son un asunto aparte y tampoco están para eso. Y quinto –ya desde el escenario y formando parte de su discurso oficial– sostuvo el consejero que en el siglo XXI, “las universidades y sus facultades no son instituciones que nazcan desde la financiación pública para revitalizar áreas urbanas o para la dinamización de la economía. La Universidad es el foro para el debate, el conocimiento y la investigación”. E insistió: “Así lo establece la Unión Europea, que sólo permite a esta consejería destinar fondos europeos a infraestructuras de investigación, no a construir nuevas aulas”.

Por último, el consejero explicó que, a partir de esas premisas, “el plan plurianual de infraestructuras permitirá planificar aquellas actuaciones prioritarias y adecuadas a las necesidades de las instituciones académicas. Y será cada una de ellas las que tendrán que asumir este tipo de decisiones”. O sea, que si la UCA ve prioritario y quiere Educación en Valcárcel, tendrá que costearlo con sus propios fondos. En definitiva, un imposible.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios