Cádiz

El hotel de la Tribuna del Carranza, pendiente de un ‘milagro’ de Correos

  • El plazo de presentación de ofertas para explotar ese equipamiento finalizó el miércoles sin que haya llegado ningún documento al Ayuntamiento

  • Será el tercer concurso desierto

Imagen del exterior de la tribuna del Estadio Ramón de Carranza Imagen del exterior de la tribuna del Estadio Ramón de Carranza

Imagen del exterior de la tribuna del Estadio Ramón de Carranza / Julio González

Comentarios 4

Ni a la tercera ocasión se va a dar por vencida la Tribuna del Estadio Carranza. El empeño del Ayuntamiento de habilitar en esa zona un hotel de al menos tres estrellas va a volver a darse de bruces con la puerta del desinterés inversor. A falta de que se confirme en los próximos días, el tercer concurso convocado para la enajenación de la Tribuna va a volver a quedar desierto. Solo un milagro en forma de oferta que llegara al Ayuntamiento a través de Correos salvaría la constatación de que un hotel dentro de este estadio de fútbol y en la Plaza de Madrid no es un negocio atractivo para el sector.

Según ha podido saber este periódico, una vez finalizado el plazo de presentación de ofertas al concurso convocado por el Ayuntamiento –el pasado miércoles, día 2– no se ha recibido ningún documento en las dependencias municipales; ni en las oficinas de Contratación, área que tramita este proceso, ni en el Registro General de Entrada del Consistorio, ni en ningún otro medio o departamento. Así las cosas, la única esperanza es que en los próximos días (ya han pasado tres desde que expiró el plazo) llegue por correo alguna oferta, ya que el pliego de condiciones permitía presentar la documentación a través de Correos. No obstante, ante esta posibilidad las fuentes consultadas son muy escépticas, ya que señalan que un concurso de estas características y con ese montante económico –la enajenación sale a concurso por 9,8 millones de euros– no suele recibir ofertas mediante correo ordinario, sino que los inversores interesados acuden directamente al Ayuntamiento a formalizar su propuesta de negocio.

Si se confirma este escenario, el Ayuntamiento estaría ante el tercer intento fallido de contar con un equipamiento hotelero en el estadio Ramón de Carranza. Una fórmula que lleva intentando desde el año 2013 y que hasta la fecha, casi seis años después, no ha recibido ninguna oferta formal, aunque tanto el alcalde, José María González, como el concejal de Hacienda, David Navarro, han reiterado en diversas ocasiones el interés despertado en muchos inversores por estas instalaciones.

De hecho, el pasado mes de noviembre Navarro insistía en que había establecido contacto “con numerosos grupos inversores a los que he enseñado estas instalaciones”, confiando en que en esta ocasión el concurso despertaría interés en el sector hotelero.

En este sentido, conviene recordar que en este tercer intento de enajenación el Ayuntamiento modificó de manera considerable las condiciones, permitiendo que hasta un 49% de los más de 17.000 metros cuadrados que forman parte del equipamiento pudiera tener otros usos que no fuera el hotelero, cuestión que sí se reservaba para al menos el otro 51% del edificio. Con esta apertura de posibilidades, se pensaba en la implantación en la Tribuna del Carranza de tiendas, restaurantes y otro tipo de negocios además del hotel, que a su vez se sumarían al gimnasio que se va a ubicar en la primera planta y que ya está ultimando su apertura.

El espacio destinado a hotel y otros usos comerciales suma un total de 17.218,04 metros cuadrados que van de la planta tercera a la séptima de la Tribuna del Estadio Carranza

La realidad, no obstante, es que este cambio de condiciones tampoco ha supuesto un atractivo para los inversores, que al igual que hicieron en el año 2013 y en los distintos intentos desde que se aprobara el segundo pliego en diciembre de 2015 no han presentado oferta alguna por este equipamiento.

Esta situación tiene una repercusión directa sobre el presupuesto municipal: el Ayuntamiento perderá la opción de invertir 9,8 millones de euros con cargo al año 2018 (cuando se aprobó el actual presupuesto) y, por ahora, en el presente ejercicio (teniendo en cuenta que el documento económico fue prorrogado de manera automática el pasado 1 de enero, según establece la ley). Este ingreso de 9,8 millones de euros no aparecía en este presupuesto como seguro, al contrario de lo que sucedió con el documento de 2016 que a la postre sería tumbado por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía; lo cual da cierta tranquilidad a las cuentas municipales. Pero al margen de ello, se pierde esa posibilidad inversora de casi diez millones de euros que vendrían muy bien a una ciudad que en los últimos años ha adolecido de inversiones notables.

El edificio que se esconde tras la cristalera de la Tribuna del Carranza cuenta exactamente con 17.218,04 metros cuadrados que se completan con otros 266,16 metros cuadrados de zonas comunes y que engloba las plantas tercera a séptima, aunque también hay otras superficies y equipamientos en el resto de plantas con varios usos establecidos (como una superficie de 541,57 metros cuadrados destinados a comedor en la planta baja de Tribuna; o 325,98 metros cuadrados también para comedor en la primera). Además, cuenta el edificio con dos terrazas de 182,85 metros cuadrados cada una que se pensaban para uso hostelero o de ocio, a lo que se suman otras dos terrazas de uso común en la octava planta. Todo ello, de momento, seguirá sin uso ninguno ante la falta de interés inversor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios