DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Cádiz

El hotel de Tiempo Libre tendrá más habitaciones y retrasa su apertura hasta 2022

  • Las últimas modificaciones al proyecto eleva la capacidad hasta las 290 estancias

  • El coronavirus y la incertidumbre del sector lleva a fijar en enero de 2022 la nueva fecha del hotel

Infografía del proyecto que Hoteles Q quiere desarrollar en Tiempo Libre Infografía del proyecto que Hoteles Q quiere desarrollar en Tiempo Libre

Infografía del proyecto que Hoteles Q quiere desarrollar en Tiempo Libre

Más habitaciones y más plazo de obras y de preparación para la apertura. Estas son las últimas novedades de un proyecto que está empezando a rodar para convertir la antigua residencia de Tiempo Libre, cerrada en pleno Paseo Marítimo desde 2007, en un hotel de cuatro estrellas. La firma Q Hoteles, que se hizo con la titularidad del edificio en subasta pública a finales del pasado año, ha modificado algunos detalles del proyecto en el que venía trabajando; y fruto de esto es la ampliación en más de una veintena de las habitaciones que tendrá el hotel.

En concreto, fuentes de la firma hotelera han confirmado que serán finalmente 290 y no 268 las habitaciones que podrá ofertar Tiempo Libre cuando abra sus puertas. La mayoría de estas estancias conservarán la distribución que tiene el edificio original, que no será demolido; y a ellas se sumarán las que se localizan en la edificación que crecerá hasta las trece plantas de altura y cuya autorización está pendiente del estudio de detalle, que tiene que aprobar el Ayuntamiento.

Esta ampliación del número de habitaciones se suma a otros detalles conocidos estos últimos días, cuando se dio a conocer la primera de las recreaciones del hotel que contempla el Grupo Q para la capital. Entre otros, la intención de abrir una nueva calle que conecte Muñoz Arenillas con el Paseo Marítimo, ‘aislando’ el hotel en una manzana completa; la piscina skyline al filo de la primera planta del edificio de nueva construcción que tiene que levantarse tras haber derribado el que existía; la amplitud del acerado en torno al hotel; o el blanco predominante de su fachada, con el añadido de terrazas a todas las habitaciones.

Todo ello ha obligado también a retrasar el planteamiento inicial de abrir el nuevo hotel en la primavera del próximo año. La fecha dada desde un primer momento era de por sí apurada, teniendo en cuenta los trámites, licencias y obras necesarias; pero más allá de eso, las últimas modificaciones al proyecto y la ralentización que ha sufrido la obra a consecuencia de la epidemia del coronavirus han motivado cierto retraso.

Además, desde la empresa hotelera se reconoce que en el momento actual existe una gran incertidumbre respecto a la deriva que tendrá el negocio del alojamiento y cómo se comportará a lo largo de 2021. Por eso, se ha entendido más razonable retrasar la apertura a 2022, entendiendo que entonces el mercado habrá recuperado la normalidad, a la vez que se da más plazo para que la obra culmine.

Por tanto, la nueva fecha que se marca Q Hoteles para poner en marcha Tiempo Libre (a la espera de que se decida el nombre de este hotel del Paseo Marítimo) es enero de 2022.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios