Educación Un gaditano consigue la devolución del dinero de un máster contratado que no cumplía las expectativas

Patrimonio de Cádiz

Santa María necesita 300.000 euros para el regreso de las monjas

  • La rehabilitación de la Casa del Capellán está pendiente de la segunda fase después de que se agotaran los fondos

  • El nuevo columbario procurará ingresos para este fin

La capilla de Santa Beatriz en la iglesia de Santa María, donde se localiza el nuevo columbario.

La capilla de Santa Beatriz en la iglesia de Santa María, donde se localiza el nuevo columbario. / Marcos Piñero

Algo más de un cuarto de millón de euros separan en la actualidad a las monjas concepcionistas de su casa de Santa María. El anhelado regreso de las religiosas al monasterio levantado en el pico más alto de la ciudad sigue estando pendiente de la rehabilitación total de la estancia denominada Casa del Capellán, que se habilitará como convento provisional hasta que en el futuro se consiga la restauración integral del amplio monasterio.

La Asociación de Amigos de Santa María cifra entre 250.000 y 300.000 euros la partida necesaria para finalizar las obras que hace más de medio año quedaron paradas al agotarse los fondos que había disponibles.

La actuación llevada a cabo ha permitido completar la primera fase prevista, en la que se ha consolidado la estructura de esa zona del monasterio y se ha trabajado en los forjados para garantizar la seguridad del edificio. Todo ello con una partida de 163.579 euros.

Ahora, se necesita esa otra partida económica para iniciar y ejecutar la segunda fase prevista, en la que se establecerían las divisiones necesarias para crear un pequeño convento con una decena de celdas con baño, un refectorio, sala de estar, cocina, una capilla, la sala capitular, despacho, biblioteca, el torno, un locutorio, una sala de visitas, la lavandería, un pequeño huerto y un patio. Todo lo necesario para una comunidad de religiosas que permanece 24 horas al día los 365 días del año entre las cuatro paredes del monasterio.

El convento provisional resultante sería de 660 metros cuadrados construidos. Y permitiría el ansiado regreso de las religiosas para recuperar la vida normal y el ritmo habitual que ha tenido siempre Santa María. En un futuro, cuando se logre la recuperación del resto de edificaciones que conforman el monasterio (entre las que se encuentran las únicas construcciones urbanas en pie del Cádiz medieval, que incluso superaron el ataque anglo–holandés de 1596), esa Casa del Capellán se destinará a hospedería abierta al público, dotando así al edificio de nuevos usos y de un disfrute más público que el que ha tenido hasta la actualidad.

“Las monjas están deseando regresar a la que es su casa, pero no tienen otro sistema de financiación para realizar las obras necesarias”, indica al respecto el vicepresidente de la asociación que trabaja en la recuperación del monasterio, Antonio Ramos, que además avisa que si el monasterio se cae “se cae también la iglesia, y con ello la capilla del Nazareno. Todo es un uno”. Por eso, la asociación sigue trabajando en la búsqueda de fondos económicos con los que poder afrontar esa segunda fase de la Casa del Capellán que permita el regreso de las religiosas. De ahí, por ejemplo, que se anuncie que todos los ingresos que se perciban por el depósito de cenizas en el nuevo columbario se destinará al arreglo del monasterio y al mantenimiento de la iglesia.

Y es que la recuperación de la vida religiosa en Santa María está cada vez más cerca... aunque sigue estando lejos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios