Salud | Calidad de la asistencia sanitaria en Cádiz

Los datos del SAS sobre el Puerta del Mar contradicen al consejero

  • Los indicadores de calidad de 2014 y 2015 reflejan que el hospital gaditano está por encima de la media andaluza en el número de ciertas complicaciones postoperatorias

Una intervención quirúrgica en uno de los quirófanos del Hospital Universitario Puerta del Mar. Una intervención quirúrgica en uno de los quirófanos del Hospital Universitario Puerta del Mar.

Una intervención quirúrgica en uno de los quirófanos del Hospital Universitario Puerta del Mar. / julio gonzález

El Hospital Puerta del Mar está por encima de la media andaluza en el número de ciertas complicaciones que se producen tras intervenciones quirúrgicas. Entre las que más se desvían de la media se encuentran sepsis postoperatorias (infecciones graves, generalizadas en todo el organismo), muertes en pacientes quirúrgicos con complicaciones graves tratables y dehiscencia (abertura) de herida quirúrgica postoperatoria, según datos extraídos del propio Servicio Andaluz de Salud (SAS). Esto contradiría las declaraciones realizadas el pasado mes de julio por el Consejero de Salud de la Junta, Aquilino Alonso, en el Parlamento Andaluz tras la publicación por este periódico de la existencia de ciertas irregularidades en la Unidad de Gestión Clínica (UGC) de Cirugía General y Aparato Digestivo del hospital gaditano, y las palabras de los propios responsables del hospital que aseguraban que los datos de fallecimientos y complicaciones postoperatorias en el Puerta del Mar estaban por debajo de la media andaluza.

El SAS mide y cuantifica cada año una serie de parámetros que considera importantes para valorar la calidad de la asistencia sanitaria prestada, y los recoge en unos listados oficiales. Se trata de unos indicadores de calidad (IQ) entre los que se encuentran los Indicadores sobre la Seguridad de los Pacientes (PSI), que se basan en los casos de complicaciones potencialmente evitables y en las situaciones iatrogénicas (efectos negativos sobre el estado del paciente) producidas como consecuencia de la asistencia sanitaria, y los Indicadores de Calidad en Pacientes Ingresados (IQI), que analizan la calidad de la asistencia dentro del hospital. Cada uno de estos indicadores tiene asignado un número. Por ejemplo: PSI 4 recoge el número de muertes de pacientes quirúrgicos con complicaciones graves tratables, PSI 13 el número de sepsis postoperatorias, PSI 14 la dehiscencia de herida postoperatoria, IQI 8 la tasa de mortalidad en la resección (extirpación parcial o total) esofágica e IQI 9 la tasa de mortalidad en la resección pancreática.

Según los indicadores de calidad publicados por el SAS a los que ha tenido acceso este periódico, en el año 2014 las infecciones graves postoperatorias en el Hospital Puerta del Mar fueron de 10,44 por cada mil intervenciones, cuando la media andaluza estuvo ese año en 4,68 por cada mil -es decir, en Cádiz fue más del doble de la media-; en el caso de muertes en pacientes quirúrgicos con complicaciones graves tratables, en 2014 fueron 234,38 por cada mil intervenciones, estando la media andaluza en 233,44. En el año 2015, los datos fueron aún peores: la sepsis postoperatoria en el hospital gaditano fue de 10,69 por cada mil, cuando la media andaluza estuvo en 4,40; las muertes en pacientes quirúrgicos con complicaciones graves tratables fueron 300 por cada mil, cuando la media andaluza fue de 220,84, y ese año se dispararon las aberturas de herida quirúrgica postoperatoria, ya que en 2014 estuvieron por debajo de la media y en 2015 pasaron a 11,19 por cada mil, cuando la media fue de 6,84 por cada mil.

La fuente de esos indicadores de calidad es el informe de alta de cada paciente, donde deben identificarse las complicaciones con un número o código. Si en los informes de alta no aparecen esos códigos, las complicaciones no son recogidas en las estadísticas oficiales.

Cabe recordar que en la Comisión de Seguridad del Paciente del Hospital Puerta del Mar del pasado mes de febrero, uno de sus miembros puso de manifiesto la falta de registro de la dehiscencia (abertura) de suturas en cirugía digestiva, algo que corroboró la documentalista del centro con el informe que realizó a petición de la propia Comisión de Seguridad, en una reunión en la que estuvieron presentes el subdirector gerente del hospital y la directora médica. Esto parece dar la razón al estudio realizado por profesionales de la Unidad de Anestesia y Reanimación, que puso de manifiesto a finales del mes de mayo la existencia de un grave problema de veracidad en las estadísticas oficiales de la UGC de Cirugía General y Aparato Digestivo. Los datos publicados por el propio SAS también avalarían la tesis del estudio de los médicos del hospital, al comprobarse que las cifras oficiales están muy por debajo de la realidad que aquellos profesionales habían denunciado a sus superiores y por las que pedían que se realizara una auditoría externa.

Pero no sólo eso. Los datos oficiales del SAS levantan serias dudas sobre las cifras globales aportadas por el propio hospital gaditano.

Por poner un ejemplo, en el informe PSI del año 2015 publicado por el SAS con los resultados oficiales que los centros le comunican, en las páginas 46 y 47 se indica que en el Puerta del Mar hay 17 casos con el código de sepsis postoperatoria de 1.591 intervenciones en todos los servicios quirúrgicos. Sin embargo, en el estudio de la Unidad de Anestesiología de este centro, en 2015 se recogieron 33 pacientes con infecciones graves sólo de Cirugía General y Aparato Digestivo, una cifra muy superior a los 17 casos declarados por el hospital en sus estadísticas oficiales. Si además se suman los casos de otros servicios quirúrgicos, el número puede ser mucho mayor.

En el año anterior, los datos son similares. Se notificaron oficialmente 19 infecciones entre 1.820 intervenciones en todos los servicios quirúrgicos (páginas 48 y 49), mientras que la UGC de Anestesiología encontró 18 casos de sepsis sólo en pacientes que se operaron más de una vez en Cirugía General. Según médicos especialistas consultados por este periódico, es imposible que una sola unidad recoja casi el 95% de los casos en un hospital de estas características, por lo que es de esperar que existan más casos que no fueron recogidos por el centro, ya que son muchos los servicios quirúrgicos implicados.

Comparando el estudio de la Unidad de Anestesiología y Reanimación del Puerta del Mar con los indicadores de calidad publicados por el SAS, se descubre también falta de concordancia en las cifras de mortalidad de la cirugía de páncreas. Mientras que en las páginas 27 y 28 del documento de Indicadores de Calidad en Pacientes Ingresados (IQI) de 2014 no consta muerte alguna en cirugía de resección pancreática en el hospital gaditano y un solo paciente intervenido, en el estudio de los profesionales de Anestesia se recogen dos pacientes operados y uno de ellos fallecido. Según el documento del SAS, la tasa de mortalidad en Andalucía está en el 13,33% y según los datos del Hospital Puerta del Mar, el centro tiene cero mortalidad, cuando los anestesistas han constatado que fue del 50% en 2014. Hay que recordar que en ese año, el estudio sólo cuantifica a los pacientes de la Unidad de Reanimación Postoperatoria (URP) que fueron operados más de una vez, por lo que existe la posibilidad de que pacientes intervenidos sólo una vez sufrieran el mismo desenlace, algo que habría que corroborar.

En el año 2015, en los datos oficiales aparece un solo paciente intervenido de páncreas en el Puerta del Mar que no fallece, mientras que el estudio de los anestesistas recoge tres pacientes operados con una muerte en el postoperatorio. Es decir, según el hospital gaditano, la tasa de mortalidad en cirugía de páncreas en 2015 es cero cuando al menos es del 33%, según han recogido los profesionales. Andalucía tiene una tasa de mortalidad en esta cirugía del 13,16% en 2015, por lo que en este caso, el Hospital Puerta del Mar también se desviaría de la media andaluza.

Todos estos datos hacen pensar que las estadísticas oficiales del hospital de Cádiz no son fiables en su totalidad, como ya comunicaron desde la UGC de Anestesia y Reanimación a la dirección del centro. Los profesionales manifestaron que pueden existir más indicadores o estadísticas que se desvíen de los datos reales y por eso solicitaron que se realizara una auditoría externa, algo que hasta ahora no se ha hecho. Es más, en vez de hacer una investigación profunda sobre lo que está ocurriendo, la Gerencia del Hospital, el jefe de Cirugía General y el propio SAS han denunciado a los profesionales que comunicaron a sus superiores las irregularidades detectadas.

Especialistas consultados por este periódico afirman que "si el gerente no ha investigado en profundidad los hechos que a raíz de los nuevos datos se muestran como alarmantes, estaría incumpliendo su obligación y, haciéndolo intencionadamente, además, puede estar vulnerando la legalidad vigente".

Médicos del hospital creen que el consejero de Salud también debe conocer estas cifras, "pero decidió mentir en el Parlamento, alegando una absoluta normalidad y unos resultados extraordinarios de la UGC de Cirugía General y Aparato Digestivo". Piensan que "puede existir un interés por ocultar esta realidad y obtener beneficios económicos, o de otro tipo, ya que estas cifras penalizan en los objetivos anuales de los centros, además de la repercusión política que tendrían".

Estos mismos profesionales manifiestan que el problema real que existe en el Hospital Puerta del Mar puede ser aún mayor que lo que refleja el estudio de los anestesistas. "De todos modos, al menos 33 casos de sepsis postoperatoria en una sola unidad, teniendo en cuenta las cifras medias de las estadísticas oficiales, es ya de por sí un escándalo".

Concluyen planteando dudas sobre "una política sanitaria basada en unidades de gestión clínica dirigidas por un personal nombrado a dedo que parece que ha promovido 'premiando' el uso de unos registros poco fiables. Se mantienen en sus cargos unos directores de unidad que por un lado muestran cifras clínicas impresionantes aunque no ciertas del todo, y por el otro, aplican unos recortes recogidos en sus objetivos anuales, tanto en material como en personal".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios