David Navarro. Concejal Patrimonio Histórico

“Patrimonio era antes un área olvidada, para nosotros es una apuesta clara”

  • El concejal considera esencial tener claro qué hacer de forma global en el frente de las murallas, evitando proyectos parciales 

  • Hace falta apoyo financiero de otras administraciones

David Navarro, esta semana junto a las bóvedas de San Roque David Navarro, esta semana junto a las bóvedas de San Roque

David Navarro, esta semana junto a las bóvedas de San Roque / Fito Carreto

Comentarios 4

La charla con David Navarro se realiza a pie de muralla. Antes hemos recorrido las bóvedas de San Roque que están cerradas al público, como casi todas. Lo mismo pasa con las de Santa Elena donde funcionaba el laboratorio médico de la Junta; o en otras en San Carlos. Lo hacemos a pie de una muralla que comienza a dar síntomas de deterioro y que llena sus naves de usos diversos. Desde pequeños museos hasta oficinas municipales, peñas carnavalescas y flamencas y otras entidades de uso privado.

Navarro está al frente de la Delegación de Patrimonio Histórico. Por primera vez en cuarenta años de ayuntamientos democráticos, y a pesar de nuestra rica historia, el Ayuntamiento ha creado un área especializada en la protección, conservación y salvaguarda del patrimonio municipal.

A falta de más medios humanos y a falta, sobre todo, de medios económicos, en los dos últimos años se ha aprobado un Protocolo de Protección del Patrimonio, un Plan Estratégico para la recuperación del Patrimonio Histórico Municipal, a la vez que se ha iniciado un plan de restauración de piezas de valor, como monumentos, restauración de guardacantones, farolas clásicas, placas conmemorativas, conservación de la muralla de San Carlos y la medieval del Pópulo y restauración de estatuas.

Con todo, la gran incógnita es cómo se puede actuar sobre las fortificaciones de la ciudad, la gran joya de la corona de Cádiz y, sobre todo qué hacer y cómo afrontar los costes de operaciones que son indudablemente caras.

David Navarro tiene claro que a la hora de planificar el futuro de espacios como el frente de la muralla de Puerta de Tierra, "no podemos plantear rellenar espacios sin ton ni son. Hace falta un estudio, un análisis exhaustivo de la situación de este equipamiento y de lo que es más adecuado instalar", lo que ya se prevé en el plan director de Patrimonio.

En este sentido Navarro plantea una propuesta que, aunque lógica, hasta ahora se ha ignorado: la conversión del frente amurallado como el gran centro de interpretación de la historia de Cádiz. "Debemos ver el espacio en su conjunto, evitar difuminar actuaciones", a la vez que resalta la propia ubicación de Puerta de Tierra en la trama urbana, como conexión entre la ciudad histórica y la ciudad moderna, entre el pasado y las nuevas tecnologías que, en un hipotético proyecto, deberían ser esenciales en la planificación museística.

La apuesta histórico-cultural no debe implicar obviar el fenómeno del turismo y del ocio. Comenta David Navarro que "cuando viajo me fijo en cosas que se podían reflejar en Cádiz", mencionando el complejo Candem Town de Londres donde antiguas naves industriales se han transformado en espacios dedicados a la cultura, el comercio tradicional, la hostelería y el ocio. Salvando las distancias, ésta podría ser una alternativa para la zona del baluarte de Santa Elena.

Si la coalición de izquierdas que hoy gobierna Cádiz repite victoria en las elecciones del próximo 26 de mayo, David Navarro afirma que "el Patrimonio va a ser una apuesta más que decidida. Antes (en la etapa del PP) la apuesta era de cero euros y de falta de voluntad, no tenían una apuesta decidida por nuestra historia. Con el PP el Patrimonio era un área olvidada y despreciada. Ahora hemos dado un vuelco, con la redacción de planes de protección y seguiremos fortaleciendo el área". "En estos últimos años hemos avanzado mucho en materia de Patrimonio. Ahora nos toca ver cómo vamos a actuar e incrementar el presupuesto, porque confiamos en que la situación económica de los próximos cuatro años será más boyante", indica el teniente de alcalde.

Lo cierto es que más allá de organización y de claridad en las ideas y en las propuestas, la apuesta por el patrimonio histórico choca con el elevado coste que ello implica y la delicada situación económica del Ayuntamiento.

Sólo reformar las bóvedas del frente de Puerta de Tierra que están en mal estado (salvo las de los museos del Títere y Litográfico) y restaurar los lienzos de la muralla podría significar una inversión superior a los 4 millones de ellos. Y todo sin contar con la inversión en instalaciones y en el proyecto interno que finalmente se decida.

La duda es si para ello se podrá contar con el apoyo de otras administraciones, en una ciudad donde proyectos de calado como la ampliación del Museo de Cádiz o la recuperación del Teatro Romano se dilatan en el tiempo por la indolencia del Estado y la Junta. "Nosotros ya hemos demostrado que somos capaces de dialogar con todas las administraciones, sea cual sea el color de su gobierno. Vamos a ver ahora si por parte de ellos se mantendrá esta sinergia", advierte Navarro.

Sobre la mesa está también la necesidad de reorganizar el organigrama de gestión del Ayuntamiento, pues en la promoción del patrimonio se implican diversas concejalías. Y sobre la mesa queda también la posibilidad de crear un Consorcio Municipal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios