Urbanismo

Un Paseo con muchas dudas

  • La "frustración" por la falta de información sobre la peatonalización y el carril bici provoca la creación de una nueva asociación vecinal entre el Hotel Playa y Cortadura

El Paseo Marítimo el pasado jueves por la mañana. El Paseo Marítimo el pasado jueves por la mañana.

El Paseo Marítimo el pasado jueves por la mañana. / Fito Carreto

En el tramo del Paseo Marítimo entre el Hotel Playa y Cortadura los vecinos no lo tienen claro. ¿Peatonalización o semipeatonalización? La primera prueba de fuego será hoy lunes porque comenzará a funcionar la zona naranja para los residentes en los alrededores. Básicamente en las calles que acceden al Paseo. Y, claro, los coches que aparquen en esas calles tendrán que coger por el Paseo para salir de nuevo a la avenida. Eso es impepinable. Los vecinos se quejan de que no todos han sido informados por el Ayuntamiento para conseguir la tarjeta de residente. Vienen, además, arrastrando la pérdida de plazas de aparcamiento por las obras del carril bici. No. No las tienen todas consigo.

Para salir de la zona naranja los coches tendrán que circular por el Paseo

Tanto es así que de la “frustración” por la falta de información desde el Ayuntamiento se está gestando una nueva asociación de vecinos con el romántico nombre de Balneario-Cortadura, en un guiño a cómo se llamó en tiempos a los autobuses de línea que llegaban hasta esta zona. Uno de sus promotores es Emilio González de la Muela. Cuenta que el colectivo se crea al no recibir cobertura ni respuesta desde la asociación de Muñoz Arenillas. “Queremos ser escuchados porque estamos dejados de la mano de Dios. Hartos de las ocurrencias y despropósitos desde la obra del carril-bici hasta la implantación del nuevo modelo del Paseo. Si no vienen a escucharnos, al menos nos haremos escuchar”, explica González. “Aunque vivimos en el Paseo y alrededores, no somos millonarios. Ni pudientes. Muchos somos ciudadanos y trabajadores como el que más que pagamos nuestro IBI, y muy caro”, añade. Deja, además, una reflexión: “El ciudadano también es medio ambiente, también tenemos que tener sostenibilidad”.

Sobre la zona naranja asegura que “no nos han avisado ni consultado. A varias de las comunidades de propietarios de la zona no les han dicho nada de la tarjeta de residente. Me dicen que tengo que dar los nombres de todas las personas susceptibles de entrar en el parking. Esto es increíble. ¿Todos mis familiares y amigos que un día quieran venir? ¿Van a poner un policía para cada calle para controlarlo? Un disparate”. Afirma que entre los técnicos y operarios “no lo tienen claro”. Un día “quitaron una señal que habían puesto el día anterior”.

Cuenta su caso particular. “Vivo en Virgen de las Angustias. A la salida por ahí del parking privado del edificio Portillo te encuentras con las ambulancias que deberían estar en primera línea de playa y que por lo visto no han previsto en el ‘nuevo’ Paseo. También hay zona naranja, espacio para vehículos de servicio público, carga y descarga, contenedores de basura de la hostelería de la zona porque en el Paseo no pueden ponerse. Esto es una gymkana. Y ahora mismo hay 15 señales de tráfico en esta calle”, comenta. Los coches tendrán “que salir a la fuerza hacia el Paseo Marítimo. Es semipeatonal entonces. Puede que haya accidentes. Va mucha gente relajada”.

Juan López regenta el garaje Bahía y el contiguo negocio (con taller) de Punto Motor en la calle García Agulló. Hay 46 coches abonados y el resto por horas. Al salir no tienen otra dirección que hacia el Paseo Marítimo a la izquierda para dar la vuelta y volver a salir para la avenida. No son residentes. Por tanto, no tendrán tarjeta acreditativa. “¿Les va a parar la Policía Local?, ¿les valdrá el ticket de estancia en el garaje?”, se pregunta Juan. “Todavía no me han explicado qué podemos hacer. También entran por el garaje las motos que suben a revisión a la primera planta, donde está el taller de Punto Motor. Los motoristas estarán en la misma circunstancia. Creo que el Ayuntamiento no lo tiene claro aún”, argumenta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios