Charla-coloquio de Manos Unidas "Se está perdiendo el tiempo en la aplicación de los derechos humanos"

  • El coordinador del Deptartamento de Estudios y Documentación de Manos Unidas, Fidèle Marie Joseph Podga, ofrece una conferencia sobre 'La mujer africana del siglo XXI' dentro de los actos del 60 aniversario de esta asociación de la Iglesia Católica y ONG

Fidèle Marie Joseph Podga durante la charla que ha ofrecido en la sede de la Fundación Unicaja. Fidèle Marie Joseph Podga durante la charla que ha ofrecido en la sede de la Fundación Unicaja.

Fidèle Marie Joseph Podga durante la charla que ha ofrecido en la sede de la Fundación Unicaja. / Fito Carreto

¿Quiénes son los más pobres entre los pobres y los más vulnerables entre los vulnerables? En Manos Unidas lo tienen claro: "Las mujeres, y especialmente las que viven en África", según Fidèle Marie Joseph Podga, coordinador del Departamento de Estudios y Documentación de esta asociación de la Iglesia Católica y ONG, que ofreció este martes una charla–coloquio en la sede de la Fundación Unicaja de Cádiz titulada La mujer africana del siglo XXI, dentro de los actos del 60 aniversario de Manos Unidas.

En una conversación previa al acto, hizo referencia a un dato alarmante de las Naciones Unidas: "De 560 millones de personas que están en una situación de pobreza multidimensional en África, más de la mitad son mujeres". Añadió que en ese continente, el 30% de las mujeres sufre violencia en el entorno familiar y aunque ellas son el motor de la economía, aportando el 61% de la fuerza de trabajo, solo cobran el 70% del salario que recibe un hombre. Y esto, sin contar a las que trabajan en el mundo agrícola, que no reciben remuneración.

Fidèle Marie Joseph Podga señaló también que las mujeres en África no tienen el mismo acceso a la educación que el hombre, poniendo como ejemplo el caso de Níger, donde nueve de cada diez féminas son analfabetas. También hay desigualdad en el acceso a la sanidad: “Aunque ha mejorado la situación, todavía cien de cada mil mujeres mueren por problemas en el embarazo y el parto", apuntó.

Con todo esto, quería manifestar que estas desigualdades "son los principales focos de exclusión".

Durante la conversación, defendió una idea que recoge la Agenda 2030 de las Naciones Unidas para el Desarrollo Sostenible: "No podemos hacer un mundo próspero, sostenible e igual excluyendo a la mitad de la población, que son las mujeres y niñas. Todos tenemos derecho a tener el mismo acceso a las mismas oportunidades que nos dignifican, si no, hacemos un mundo desigual", expresó.

Fidèle Marie Joseph Podga reconoció que la situación de las mujeres va mejorando en algunos aspectos, "pero el cambio es muy lento y tiene que ser más rápido. Si podemos volar, por qué contentarnos con gatear", afirmó parafraseando a Helen Keller. E insistió en la necesidad de agilizar el cambio "porque el pobre no tiene tiempo para esperar, la vida se le va. Se está perdiendo el tiempo en la aplicación de los derechos humanos para que sean reales en todo el mundo; sobre todo hacia las mujeres, que son víctimas de una desigualdad absoluta".

En este sentido, lamentó que hay mujeres en el mundo que ni siquiera saben que son sujetos de derecho. Por eso, dijo que "tenemos que hacer una cooperación con enfoque de derechos. Las ONGs tienen que fortalecer a la sociedad civil para que ésta pueda reclamar sus derechos a quienes tengan que reclamarlos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios