Cádiz

“Kichi, especialista en generar polémicas”

  • La oposición coincide en que el cambio de nombre de la avenida no es prioritario y que es “una cortina de humo”

Un hombre pasea por la avenida Juan Carlos I a la altura del Rey emérito. Un hombre pasea por la avenida Juan Carlos I a la altura del Rey emérito.

Un hombre pasea por la avenida Juan Carlos I a la altura del Rey emérito. / Jesús Marín

“Especialista en generar polémicas”. La portavoz socialista, Mara Rodríguez, definía así este viernes al alcalde José María González ‘Kichi’, tras su decisión y la de todo el equipo de Gobierno de quitar el nombre de Juan Carlos I a las segunda avenida más importante de Cádiz y sustituirlo por el de la Sanidad Pública.

Esto ha generado una reacción a tropel por parte de los distintos partidos de la oposición, que han puesto el dedo en la llaga en que lo que está haciendo es poner cortinas de humo o desviar la atención para que no se hable de su gestión.

En el bando del alcalde, la parlamentaria andaluza que representa a Adelante Andalucía, Teresa Rodríguez, incrementó un poco el tono al decir que “no era normal” tener esta avenida dedicada a una persona que “como mínimo, sabemos que guarda su dinero obtenido gracias a sus influencias en paraísos fiscales.

Cabe recordar que a principios de esta semana el Rey emérito decidió irse de España y fijar su residencia en otro país en un momento en el que se mantiene una investigación contra su persona por supuestos delitos fiscales, aunque todavía no tiene la categoría de investigado y, por supuesto, tampoco juzgado.

En muchas de las voces contrarias al cambio de nombre también se habla de que no es una prioridad. Se le achaca que tiene problemas con la Policía Local, por ejemplo, que no tenga proyectos de enjundia en cartera y esté más centrado en estos asuntos.

Un ejemplo. El consejero de la Presidencia y portavoz del Gobierno andaluz, Elías Bendodo, calificó la medida de “oportunista” porque considera que en ningún caso “es una prioridad para los gaditanos”. A su juicio esta es “la tasa de paro y cómo salir de la pandemia”. Además ha reclamado “no precipitarse porque contra Juan Carlos de Borbón aún no hay ninguna causa judicial abierta que conllevara retirarle sus nombres, por lo que invitó a no ser oportunista”.

El tema de la falta de gestión fue también la línea del discurso de Juancho Ortiz, el líder de los populares en el Ayuntamiento : “Para ponerle el nombre que quiera a una calle, o a una avenida, a un estadio o a un soterramiento, o a una piscina municipal, o a un puente o a lo que sea... lo suyo sería que construyeran, que rehabilitaran algo: cinco años jugando al cambio de nombres sin dar un palo al agua”.

Dentro del mismo PP, el portavoz parlamentario en Andalucía, José Antonio Nieto, se mostró partidario de parar el cambio de manera democrática. Además, hizo una defensa a ultranza de la figura de Juan Carlos I porque “fue el que trajo a España la democracia, el que en su mano tuvo conseguir que España tuviera una Transición pacífica o que hubiese habido una continuación de la dictadura, que podía haber sido una tragedia, y él optó por hacer una Transición que ha sido estudiada en las mejores universidades del mundo”.Así, añadió que “probablemente se haya equivocado en algunas cosas en su esfera privada, pero que eso lo le resta valor al trabajo que ha hecho en lo público”.

A nivel local, la socialista Mara Rodríguez incidía que “en Cádiz tenemos un alcalde que es especialista en desviar la atención”. En ese sentido afirma que “abre mil debates con el único objetivo de generar cortinas de humo para tratar de justificar su falta de gestión, de competencia y de capacidad”.

Rodríguez cree que la ciudad tiene otros muchos temas de debate que debe abordar el alcalde “como llevar a cabo políticas serias de ciudad, de vivienda, de empleo, de economía y no quedarse en debates vacíos que sólo sirven para llenar las redes sociales y generar titulares de prensa”.

La portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento, Lucrecia Valverde, también en que ha encontrado un asunto de actualidad “que le sirve para ocultar la parálisis en la que tiene sumida a la ciudad por su falta de gestión”. Valverde cree que el alcalde tiene habilidad “para distraer a la ciudadanía con cortinas de humo populistas y así crear ruido que acalle las voces discrepantes y las protestas por la incapacidad de este equipo para solucionar los problemas de la ciudad”.

Recuerda que ha salido a cambiar el nombre de la avenida “cuando tiene en la ciudad asuntos que acumulan un enorme retraso”. Asimismo, avisa que esto “es un ataque contra las instituciones que ni estamos dispuestos a apoyar”.

El concejal no adscrito, Domingo Villero, también cuestionó la ausencia de prioridad y dijo con ironía que “vamos a cambiar el nombre de todo el callejero de la ciudad a tenor de la actualidad”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios