Ayuntamiento de Cádiz

Kichi confía a sus fichajes el peso del gobierno de la ciudad

  • Las 30 concejalías quedan divididas en tres áreas

  • El nuevo equipo contará con cinco tenientes de alcalde

  • Demetrio Quirós se convierte en el número 2 del alcalde

El nuevo equipo de gobierno, a falta de Teresa Almagro, en la foto tras el Pleno de Investidura

El nuevo equipo de gobierno, a falta de Teresa Almagro, en la foto tras el Pleno de Investidura / Joaquín Hernandez Kiki

El equipo de José María González al frente del gobierno de la ciudad necesitaba un zarandeo. El alcalde tenía necesidad de mejorar la gestión de estos últimos cuatro años. Y estas premisas que se daban por hechas han quedado constatadas con la designación del nuevo equipo de gobierno del Ayuntamiento. Kichi confía en los fichajes que se han incorporado en estas elecciones municipales buena parte del peso de la política municipal en detrimento de los rostros ya conocidos, que en casi todos los casos pierden algo de fuelle respecto a las responsabilidades que venían ostentando hasta mayo.

Es un ex asesor de González, Demetrio Quirós, quien pasa a convertirse en su número 2 y hombre fuerte del gobierno local, asumiendo además de ese papel de alcalde accidental cuando esté ausente Kichi las delegaciones de Personal, Comunicación y Transparencia.

Otro asesor durante estos últimos cuatro años del Ayuntamiento, José Ramón Páez, entra con fuerza en el gobierno de Adelante Cádiz, asumiendo delegaciones del peso de Hacienda, Contratación o Deportes, entre otras.

Un peso importante asume también otro de los fichajes de Kichi para el nuevo gobierno, Lola Cazalilla, que tras tener un papel de cierto protagonismo durante la campaña –muy visible junto a González en la mayoría de actos celebrados– asume nada menos que las concejalías de Cultura y de Fiestas, nunca antes unidas en la misma persona.

También es destacada la entrada de Carlos Paradas para asumir la gestión del Instituto de Fomento y Empleo –una de las áreas donde más ha flaqueado el gobierno entre 2015 y 2019–, y de Helena Fernández, que ha trabajado con Ganar Cádiz estos últimos cuatro años y que asume la delegación de Asuntos Sociales, al frente de la cual muchas quinielas colocaban a Eva Tubío.

Ese peso que adquieren en su estreno como concejales varios de los fichajes de la lista de José María González lo pierden los cuatro que repiten responsabilidad por otros cuatro años.

Probablemente, el caso más llamativo sea el de David Navarro, que ya fue noticia al ocupar el quinto puesto de la candidatura –cuando en su entorno apuntaban más hacia los puestos de salida– y que pasa de ser uno de los hombres fuertes del gobierno a ostentar la última tenencia de Alcaldía (de las cinco concedidas por González) y perder las delegaciones de Hacienda, Patrimonio, Personal y Contratación.

Eva Tubío se queda sin el área de Cultural, que era más que probable, y tampoco asume Asuntos Sociales. Serán Vivienda y Salud las dos únicas áreas que mantenga la concejala.

Ana Fernández también deja de liderar el difícil área de Asuntos Sociales –una de las más criticadas durante los pasados cuatro años– y se mantiene al frente de Educación, asumiendo ahora Participación Ciudadana y Movimientos Sociales.

Y Martín Vila ‘baja’ de la primera a la tercera tenencia de Alcaldía pero, aparentemente, mantiene las mismas responsabilidades de gestión que tenía hasta ahora, con dos frentes bastante fuertes como el Urbanismo y la Movilidad.

Para propiciar una mejor coordinación entre las delegaciones y los concejales, el alcalde ha dispuesto tres grandes áreas de gestión, que serán Economía, Ecología y Fomento local (coordinada por Monte Mures); Servicios y Derechos de la Ciudadanía (con Teresa Almagro al frente); y Organización Municipal (que estará coordinada por Martín Vila).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios