Cádiz

La Junta exige tres analíticas positivas para que el agua vuelva a Loreto

  • Los resultados deberán estar avalados por dos laboratorios con muestras de tres días seguidos Aguas de Cádiz deberá aportar un informe con el origen y la resolución del problema

Comentarios 34

El suministro de agua potable a los más de 11.000 vecinos que viven en el barrio de Loreto se restituirá una vez transcurran tres días seguidos con analíticas que reflejen resultados positivos. Pero no bastará con las pruebas realizadas por un único laboratorio, sino que tendrán que ser dos los que las aporten. Y asimismo, la Junta de Andalucía exige a la empresa gestora, Aguas de Cádiz, un informe que concrete y detalle el origen del problema y en el que también se garantice su resolución. 

 

Hasta que no se den estas circunstancias, la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales no autorizará el suministro en el barrio de Loreto. Así lo comunicó ayer la delegada territorial, Miriam Alconchel, que el pasado martes rubricó la resolución que declara como no apta para el consumo, con riesgo para la salud, el agua distribuida en esta zona de la ciudad. En dicho documento también se especifica que el agua "no podrá utilizarse para beber, ni como ingrediente para la preparación de alimentos, ni para la limpieza del hogar, vajilla, ni para el aseo personal". Asimismo, se resuelve que la empresa gestora deberá comunicar a la población afectada la calificación del agua, e igualmente deberá proporcionar agua apta para el consumo hasta la restauración del servicio de agua.  

 

En declaraciones a los medios, Alconchel se mostró tajante. Aseguró que mientras no se cumplan con las condiciones exigidas, "no vamos a autorizar que se restituya el suministro del agua". "Lo primero es la seguridad de los ciudadanos y el cuidado de su salud, ésa es la competencia de la Junta y la va a ejercer", añadió. Así, todo parece indicar que el problema no podrá resolverse en esta misma semana, teniendo en cuenta tanto la petición de las analíticas como del informe que la Administración andaluza requiere a la empresa municipal Aguas de Cádiz.

 

La delegada territorial de Salud recalcó que su administración está "en contacto directo" con el Ayuntamiento para "solventar un problema que es del propio Consistorio, pero que afecta a servicios públicos que son competencia de esta administración". "Estamos en conversaciones -agregó- para dar respuestas a la ciudadanía". 

 

Para poder llegar a este punto, Aguas de Cádiz terminó en la tarde de ayer de realizar los trabajos de lavado en las tuberías de la red de abastecimiento del barrio de Loreto. Para ello, se ha independizado en tres sectores, de manera que, tal como explicaron en la mañana de ayer técnicos de la empresa municipal a los vecinos, si volviera a ocurrir algún problema de contaminación en el agua potable, no sería necesario cortar el suministro en todo el barrio.

 

Así, la operación de lavado con cloro y enjuagado de las tuberías se finalizó en dos de los sectores por la mañana, mientras que se hizo lo propio con el tercero ya por la tarde. 

 

Una vez acabada de la limpieza, a primera hora de la tarde ya se tomó la primera muestra de agua del primer sector de Loreto, que deberá ser analizada por dos laboratorios independientes. Esta acción se deberá de repetir dos veces más con 24 horas de diferencia entre ellas para constatar que el agua vuelve a ser apta para el consumo humano y cumplir así con los tres análisis sin la presencia de bacterias. 

 

Mientras que el SAS no dé el visto bueno al restablecimiento del abastecimiento de agua potable en Loreto, la vida sigue en el barrio para adaptarse a esta complicada situación. Las colas delante de las cubas de agua repartidas en los tres puntos dispuestos siguieron siendo notorias. Para garantizar este suministro, los camiones cisterna de la empresa malagueña Aquatrans está transportando a esta zona 65.000 litros de agua diarios, que son recogidos de la sierra de San Cristóbal, lugar autorizado por el SAS para abastecer a los vecinos. En la tarde de ayer, para complementar el servicio, llegó a la ciudad una cuarta cuba para rellenar las otras tres repartidas por el barrio. 

Otro servicio que ya está en marcha para facilitar la vida a los vecinos ante la ausencia de agua fue la apertura al público de las duchas de las instalaciones deportivas cercanas a Loreto, como son el  Ramón de Carranza, el complejo Ciudad de Cádiz y el complejo deportivo Puntales-La Paz. 

 

Los horarios en los que las duchas estarán disponibles serán los propios de la apertura de las instalaciones. Así, desde la tarde de ayer, en el estadio Ramón de Carranza están disponibles los dos vestuarios con entre ocho y diez duchas para hombres y otras tantas para mujeres, en horario de 10 a 14 horas y de 17 a 20 horas, con la salvedad del domingo al jugar el Cádiz su partido de liga contra el Cacereño. 

 

En el Ciudad de Cádiz, el horario es de 8 a 14.30 horas y de 15.30 a 23 horas, de lunes a viernes, quedando pendiente la apertura en el fin de semana al tener que compatibilizarse con las competiciones deportivas. Por su parte, en el complejo Puntales-La Paz, estará disponible, en principio, un vestuario de 9 a 23 horas, de lunes a sábado. En estas dos instalaciones, la decisión de su apertura durante el fin de semana se tomará hoy. 

 

La primera jornada en la que las duchas estuvieron disponibles fue muy tranquila, no habiendo colas para poder entrar a ellas. De hecho, en el tramo de la mañana de ayer solo habían sido utilizadas por tres personas en el complejo Puntales-La Paz. 

 

Otra medida que se tomó en el día de ayer fue el suministro de tickets de lavandería para aliviar este problema, que serán repartidos por la AVV Campo de la Aviación de Loreto, tal como informaron desde la propia entidad.

 

Uno de los servicios públicos que en el día de ayer retomó su actividad normal fue el centro de salud Loreto-Puntales. En la tarde del martes, tuvo que ser cerrado al no reunir las condiciones higiénicas necesarias por la ausencia de agua potable. Así, desde primera hora de la mañana de ayer están instaladas en todas las consultas cisternas individualizadas para garantizar la higiene en la atención a los pacientes. Asimismo, en el exterior del centro sanitario se ha colocado una cuba que se ha conectado a la red de abastecimiento para suministrar agua a los baños. Además, el SAS ha solicitado a la empresa encargada de la limpieza un refuerzo en el personal que presta el servicio, añadiéndose tres trabajadores y dos limpiadoras más para que el centro de salud presente un estado óptimo a sus usuarios.

 

Trabajadores del propio centro de salud reconocieron ayer que, con estas medidas, se había recuperado la normalidad tras una "complicada" mañana del lunes, que acabó con el cierre  de la instalación a las 15 horas. 

 

Por su parte, al igual que en el centro de salud, se ha destinado una cuba de agua para ser conectada a la red de abastecimiento del CEIP Fermín Salvochea, que mantiene su actividad normal. Por la mañana, ésta todavía no había sido instalada, lo que llevó al AMPA a solicitar a la Delegación Territorial de Educación el cierre temporal del centro mientras que no haya agua potable. De hecho, los padres del centro amenazaron con tomar medidas si antes del viernes seguía sin haber agua potable. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios