Cádiz

José Blas Fernández cerrará en 2019 una carrera de 36 años como concejal

  • Desilusionado con la forma actual de hacer política, dejará de ser edil a la vez que se marcha Teófila Martínez

  • "Ahora no volvería a elegir la delegación de Hacienda"

José Blas Fernández en su despacho como graduado social. José Blas Fernández en su despacho como graduado social.

José Blas Fernández en su despacho como graduado social. / joaquín pino

Comentarios 15

José Blas Fernández cumplirá en el mes de mayo de 2019 36 años como concejal del Ayuntamiento de Cádiz. Es desde hace una década larga el político con más años de representación municipal en la historia de la ciudad. Ese será su récord porque, como adelanta a este diario, ha decidido poner punto y final a su etapa en la Corporación gaditana.

Y no lo hará por su edad, setenta años ya cumplidos, pues él considera que la veteranía es una virtud y no un defecto. Lo hace porque se encuentra desilusionado con la forma actual de hacer política, que él está sufriendo desde la oposición.

"No sigo por mi edad porque yo estoy perfecto. Lo hago por el ambiente. Estamos viviendo una etapa política muy absurda. En 2015 ya pensaba dejarlo pero Teófila Martínez insistió en que continuase, pero ya nada más", destaca el veterano político, que seguirá con su despacho de graduado social con cincuenta años casi de profesión, aunque no rechazaría seguir colaborando con la función pública si así se lo propusiese su partido.

Lo cierto es que más allá del cambio de tono político, a José Blas Fernández le ha pesado también la dureza de la gestión en sus últimos años como teniente delegado de Hacienda, cargo en el que también ha batido récord de permanencia: veinte años, debido a la crisis económica que golpeó con crudeza a las administraciones locales.

"Los últimos seis años fueron terribles en lo económico. Había que buscar dinero en los bancos, con lo complicado que era. Eso sí, siempre pagamos las nóminas, los impuestos. Eso la gente no lo veía. Me llevé todo el tiempo tapando boquetes, pero al final el tiempo pone a todo el mundo en su sitio", relata el edil que, en todo caso, se ha llevado como positivo de estas dos décadas de mando en el Ayuntamiento su participación en muchos proyectos ciudadanos y, sobre todo, "aprender lo que ha sido el sacrificio y la gestión de un trabajo muy duro".

El gobierno de izquierdas ha utilizado en numerosas ocasiones, como resumen negativo para la ciudad de la gestión del PP, la deuda de 270 millones de euros con la que se encontró cuando llegó al poder. Fernández rechaza, rotundo, este análisis. "No es cierto que haya sido una situación única en Cádiz. Ha pasado en todas las ciudades. Nosotros mismos, cuando llegamos al gobierno en 1995, nos encontramos con una deuda de 8.000 millones de pesetas de la época. Aquí se ha gastado dinero, pero ha sido en beneficio de la ciudad, con inversiones en infraestructuras, viviendas, pabellones, espacios culturales. Sacamos adelante los actos del Bicentenario del Doce. Participamos en el propio soterramiento y las nuevas avenidas y paseos marítimo. Porque la ciudad que se encontraron los de Podemos en 2015 no tenía nada que ver con lo que nosotros nos encontramos en 1995. También nos hemos gastado millones en obras que no se ven, como la mejora del saneamiento".

Recuerda José Blas Fernández que además del control de las cuentas "he participado de forma directa en proyectos que saque con mucho esfuerzo, como la recuperación de la Cárcel Real o la reforma del Mercado Central".

Curiosamente, en 1995 Teófila Martínez le dio a elegir entre las concejalías de Hacienda y de Urbanismo. Se quedó con la primera, aunque no perdió hilo sobre la segunda de la que llegó a ser concejal en funciones en determinados momentos.

¿Y ahora qué haría?, le pregunto. No tarda en responder. "Tras ver lo duro que ha sido Hacienda: nada de repetir, porque es lo que más quema. Ahora creo que esta concejalía debería de estar en manos más de los técnicos que de los políticos. Creo que son pocos los que estiman el papel de un concejal de Hacienda o de un ministro, incluso los compañeros del mismo partido". Fernández empezó en San Juan de Dios en la oposición, gobernando el PSOE. Fue de los que criticó la elección de Martínez como candidata del PP, impuesta por Aznar. Ironía de la vida, acabó siendo su edil más veterano y, también, el más fiel.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios