La hostelería en Cádiz

La Marea cierra el lunes para reabrir pronto con nuevos aires

  • El mítico resturante del Paseo Marítimo afronta una importante reforma de la mano de Mikel Elorza

  • Las obras estará terminadas en el plazo de un mes y medio

El hostelero Mikel Elorza, en el exterior de La Marea El hostelero Mikel Elorza, en el exterior de La Marea

El hostelero Mikel Elorza, en el exterior de La Marea / Jesús Marín

La Marea, uno de los restaurantes de referencia en el Paseo Marítimo de Cádiz, cerrará sus puertas el próximo lunes. Un cierre que tiene fecha de caducidad: lo que tarde en ejecutar obras de reforma en profundidad en el local. La idea del hostelero Mikel Elorza es que éstas concluyan en el plazo de un mes y medio. Entonces, La Marea volverá a abrir con la misma calidad de siempre pero totalmente remozada.

Lo cierto es que desde que el local abrió en los bajos del edificio Reina Victoria, hace ya 31 años, apenas ha sufrido los retoques propios del mantenimiento anual del establecimiento. Ahora se quiere ir mucho más allá y cambiar su fisonomía.

Un cambio estético pero manteniendo la filosofía con la que nació, tanto de atención a los clientes como la continuidad de su carácter de cervecería especializada también en mariscos y pescado de primera calidad.

Aunque la reforma integral, será especialmente visible en la terraza exterior, donde habrá un toque de modernidad "que no de modernismo", según Elorza, aún más necesaria cuando el resto de los locales de la zona han ido renovando su oferta estética.

La Marea mejorará en sus aspectos estéticos pero también en los técnicos y en el mobiliario, con una apuesta visual propia de las cervecerías más clásicas, además de facilitar el acceso a todas las personas con problemas de movilidad tanto al local como al área de aseos.

A la vez, Mikel Elorza va a aprovechar este mes y medio de obras para mejorar la formación de su plantilla, con cursillo de cocina y hostelería en Barcelona y en el País Vasco.

Destaca Elorza que la fidelidad de su clientela ha provocado que los hijos y nietos de sus primeros clientes sean hoy usuarios del restaurantes. Para ellos, para los de siempre y para quienes cada vez más visitan la ciudad "queremos darles con este cambio una zona agradable y calidad para estar".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios