Asociación de Familiares, Allegados y Personas con Enfermedad Mental (FAEM) Más de una década luchando por la salud mental en Cádiz

  • La asociación FAEM cumple 12 años con el objetivo de conseguir la recuperación e integración de sus usuarios, además de acabar con estigmas y prejuicios

Conseguir la recuperación e integración social y laboral de las personas con enfermedad mental, así como acabar con estigmas, discriminaciones y prejuicios son los principales objetivos de la Asociación de Familiares, Allegados y Personas con Enfermedad Mental (FAEM) de Cádiz, que el próximo 2 de octubre cumplirá 12 años.

Para conseguir sus objetivos, la entidad ofrece atención social; atención a la familia; atención psicológica; formación, empleo y apoyo a la integración laboral; atención residencial; promoción de la salud a través de hábitos saludables y espacios de ocio, además de realizar actividades de sensibilización, difusión, visibilización, promoción y defensa de los derechos de las personas con trastorno mental grave.

FAEM se creó en octubre de 2007 ante la preocupación de unos padres que veían que los recursos médicos, asistenciales, económicos y sociales para las personas con enfermedad mental eran muy precarios, lo que conlleva una sobrecarga de las familias. Comenzó en un aula del Centro Tartessos y desde 2009, ocupa un local municipal en la calle Conil de la Frontera que comparte con otras dos asociaciones. Aquí atiende a unos 113 usuarios de entre 18 y 65 años. La asociación cuenta actualmente con unos 350 socios en Cádiz capital y 727 en toda la provincia.

FAEM también tiene sede en Conil, donde atienden a personas de la zona de La Janda, y en Algeciras, para las personas del Campo de Gibraltar. Además, tiene pequeñas delegaciones en Jerez y Chiclana para atenciones y acompañamientos concretos.

El presidente de la entidad, Manuel Mariño, explica que los usuarios llegan a FAEM a través de dos canales: "Porque sus familiares se ponen en contacto directamente con la asociación o porque son derivados del centro de Salud Mental Comunitaria de Cádiz y del Hospital de Puerto Real". Al llegar, son recibidos por la psicóloga, Lourdes Rodríguez, que realiza una entrevista de acogida para conocer su situación psicosocial y establecer un plan individualizado de intervención. "En esa primera entrevista, trabajo la calidez en la acogida, porque eso influye en que se integren en la asociación", argumenta la psicóloga, quien resalta que "la mayoría llega con mucho miedo, con vergüenza y con prejuicios", por eso incide en la importancia de esa primera entrevista "para que se abran y vean la necesidad de ayuda y de apoyo que tienen, y que pueden encontrarlos en la asociación".

Actividades que contribuyen a la recuperación

Manuel Mariño señala que en FAEM realizan actividades dirigidas a conseguir la recuperación de los usuarios. Destaca que la mayoría de los monitores de esas actividades son también usuarios, "porque para su recuperación, es importante que ellos vayan adquiriendo responsabilidades; además, esto supone para ellos una motivación porque es un trabajo remunerado".

Entre las actividades que llevan a cabo se encuentran el taller de vidrieras artísticas, manualidades, expresión plástica, teatro (han creado el grupo Telón Rojo), psicopercusión (batucada), radio (tienen el podcast Levántese de día, poniente de noche, del programa de radio que realizan sobre salud mental), escritura creativa, inglés, yoga, reiki, estimulación cognitiva y huerto ecológico. También hacen actividades deportivas como piscina y futbito. Asimismo, la asociación edita trimestralmente la revista Semos, que lleva publicándose más de diez años y dirige un miembro de la asociación; y los sábados, muchos usuarios quedan para desayunar y realizar actividades de ocio. Además, organizan excursiones y salidas culturales. "Hay actividades muy diversas para poder llegar al mayor número de usuarios", apunta el presidente de FAEM.

Roberto Ferrer es monitor de varias actividades y destaca que "utilizamos cualquier disciplina como herramienta terapéutica". Por su parte, Pedro López Raya, director del grupo de teatro Telón Rojo, incide en la efectividad que tiene esta actividad, poniendo el ejemplo de un miembro de la compañía que apenas habla "y con el teatro se ha ilusionado. Ha perdido la vergüenza y se le ve feliz".

Pedro López lamenta los prejuicios que existen en la sociedad hacia las personas con enfermedad mental, "que son personas como cualquier otra; además, tienen una sensibilidad especial y ninguna doblez, y es una pena que la sociedad se pierda lo que pueden aportar por culpa de los prejuicios. Hay que mirar a estas personas con otros ojos".

Desde la junta directiva de FAEM llaman la atención sobre la necesidad de voluntarios para llevar a cabo sus actividades, y también que las instituciones se involucren más con esta asociación.

Cabe señalar que las cuotas de los usuarios sólo cubren entre el 10 y el 15% del presupuesto anual. La asociación recibe subvenciones a través del IRPF, Diputación y FAISEM (Fundación Andaluza para la Integración Social de Personas con Enfermedad Mental). Asimismo, cuenta con convenios y ayudas de alguna entidad privada, como La Caixa y Unicaja, y también organiza eventos para recaudar fondos. "Pero todo esto es insuficiente, necesitamos más respaldo de las instituciones para poder realizar nuestra labor", indica el presidente, poniendo como ejemplo que les hace falta más psicólogos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios